Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Nacional
    

La Fiscalía pide tres años de cárcel para los mossos que escoltaban a Puigdemont cuando fue detenido en Alemania

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 25 de junio de 2020, 15:23 h (CET)

MADRID, 25 (SERVIMEDIA)


La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha presentado el escrito de acusación contra los mossos d'Esquadra Carlos de Pedro y Xavier Goicoechea que acompañaban al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont cuando fue detenido en Alemania tras dar una conferencia en Helsinki. Pide para ellos tres años de cárcel e inhabilitación por un delito de encubrimiento.


Ambos agentes viajaban con el político independentista huido de la justicia española cuanto trataba de llegar por carretera desde Estocolmo a su casa de Waterloo en Bélgica en marzo de 2018. Al cruzar la frontera con Alemania fue detenido en cumplimiento de la orden de entrega emitida por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, instructor de la causa del 'procés'.


Según el escrito, el 25 de marzo de 2018, De Pedro viajaba con Puigdemont aprovechando unos días de descanso que tomó tras haber realizado un turno nocturno la noche anterior. Este mosso estaba destina a la unidad de Seguridad Ciudadana de la comisaría del Prat de Llobregat (Barcelona). Su compañero Goicoechea, destinado en el área de escoltas de Sabadell, también tomó una semana de libranza para realizar el viaje.


Ambos se desplazaron a Waterloo el día 19 y el 23 recibieron una llamada para ir a recoger a Puigdemont a Estocolmo con el objetivo de traerlo de vuelta por carretera, después de que el juez Llarena dictara orden de detención en su contra, que sin duda, hubiera sido ejecutada al volver en avión.


Los dos agentes condujeron hasta la capital sueca y de vuelta fueron identificados por la policía alemana en el aparcamiento de Jagel, en la autopista alemana BAB7. A bordo de la furgoneta iban, además de Puigdemont y los mossos, el empresario y amigo personal del expresidente José María Matamala y el historiador José Luis Alay.


El Ministerio Público sostiene que los agentes trataban de ayudar a Puidemont plenamente “conscientes de que era investigado en España” por un presunto delito de rebelión y a sabiendas de que existía una orden de búsqueda contra él.


El caso fue archivado para Matamala y Alay porque ellos ya estaban acompañando al expresident cuando se emitió la orden de busca y captura, el 23 de marzo y, por lo tanto, no acudieron expresamente a prestarle ayuda para que pudiera eludir a la justicia.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris