Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Economía
    

La balanza por cuenta corriente registró un déficit de 900 millones en el primer trimestre, un 55% menos

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 24 de junio de 2020, 11:35 h (CET)

MADRID, 24 (SERVIMEDIA)


El déficit por cuenta corriente se situó en 900 millones de euros en el primer trimestre de 2020, lo que supone un 55% menos frente al déficit de 2.000 millones registrado en el mismo periodo de 2019, según los datos de la balanza de pagos publicados este miércoles por el Banco de España.


Esta reducción se debe, por un lado, a que el déficit de la balanza de bienes disminuyó hasta los 6.300 millones en el primer trimestre de 2020, desde el de 8.500 millones registrado un año antes. La disminución del déficit refleja, según el Banco de España, una caída de los pagos (-6%) superior a la de los ingresos (-3%), en un contexto de descenso de los precios del petróleo y fuertemente condicionado al final del trimestre por la crisis sanitaria.


En el caso de los servicios, su saldo fue positivo y alcanzó los 8.500 millones en el primer trimestre, inferior a los 10.200 millones registrados un año antes. Dentro de los servicios, la partida de turismo y viajes mostró un superávit de 4.800 millones, inferior al del mismo trimestre del año anterior (7.200 millones), con una caída de los ingresos superior a la de los pagos (-24% frente a -9%), siendo la cifra más baja en ingresos en un primer trimestre desde 2013, como consecuencia, en gran medida, del cierre de fronteras que afectó a una parte del mes de marzo.


Los servicios no turísticos (transporte, servicios financieros, seguros, informáticos y otros servicios empresariales) experimentaron un aumento de su superávit hasta los 3.700 millones, desde los 3.100 millones de un año antes.


La renta primaria registró un saldo de 1.200 millones, frente a los 700 millones de un año antes. El déficit de la renta secundaria , por su parte, se situó en 4.300 millones, muy similar al observado en el mismo trimestre del año anterior (4.400 millones). Finalmente, la cuenta de capital arrojó un superávit de 700 millones.


INVERSIÓN INTERNACIONAL


Por otra parte, el Banco de España señaló que la posición de inversión internacional (PII) neta de España tuvo un saldo negativo de 885.700 millones de euros en el primer trimestre de 2020 (71,6 % del PIB), inferior a los 925.900 millones registrados el trimestre anterior (74,4 % en términos del PIB) y a los 964.500 millones (80,2 % del PIB) de 2018.


La necesidad de financiación, medida por el saldo conjunto de las cuentas corriente y de capital, alcanzó los 300 millones en el primer trimestre de 2020, cifra inferior a la de 1.200 millones registrada un año antes. En términos acumulados de 12 meses, la capacidad de financiación fue de 29.600 millones (2,4 % del PIB), importe superior a los 26.000 millones acumulados en el primer trimestre de 2019 (2,1 % del PIB).


La PII neta excluyendo el Banco de España alcanzó los -685.900 millones en el primer trimestre de 2020, saldo menos negativo que el observado tres meses antes (-736.000 millones). Esta evolución vino explicada por la aportación positiva de los 'otros flujos' (39.300 millones), que fue resultado, principalmente, de una caída general del valor de los instrumentos financieros, que arroja una aportación positiva por el mayor volumen de los pasivos exteriores en manos de no residentes.


La rúbrica que contribuyó en mayor medida a esta evolución fue la inversión de cartera (correspondiente a las inversiones en valores negociables que no son inversión directa), que pasó de una posición neta de -568.000 millones en el cuarto trimestre de 2019 a una de -526.000 millones en el primero de 2020.


Según el Banco de España, esta disminución fue consecuencia, principalmente, de los 'otros flujos' (solo compensados en parte por el saldo negativo de las transacciones). El signo positivo de los 'otros flujos' refleja una caída en el valor de los instrumentos financieros, en torno a un 10% tanto en activos como en pasivos, que de nuevo, tiene mayor impacto en los pasivos emitidos por residentes en manos de no residentes por su mayor volumen.


La inversión directa (que incluye las posiciones entre empresas de un mismo grupo) se situó en el primer trimestre en -157.000 millones, frente a los -130.000 millones del trimestre previo, resultado de una contribución negativa de los 'otros flujos', concentrada en el lado de los activos exteriores y ocasionada tanto por una disminución de los precios como por la evolución de los tipos de cambio.


La 'otra inversión' (que incluye, en su mayoría, préstamos y depósitos) experimentó una disminución en su posición deudora al alcanzar los -7.400 millones frente a los -32.900 millones observados a finales del trimestre anterior. Este resultado se produjo por el saldo positivo de las transacciones, con un aumento neto de los activos superior al de los pasivos.


Finalmente, el saldo neto del Banco de España frente al exterior se situó en marzo en 2020 en -199.800 millones, frente a los -189.900 millones de finales de 2019. Por sectores, excluyendo al Banco de España, la mayor aportación a la posición de inversión internacional neta fue la de las Instituciones Financieras Monetarias con una posición neta de 37.600 millones en el primer trimestre de 2020, frente a la de -22.000 millones a finales de 2019.


En sentido contrario, la posición neta de las Administraciones alcanzó -606.600 millones, frente a los -592.200 millones observados a finales del trimestre anterior.


La deuda externa bruta de España se situó en 2.147 miles de millones (173,5 % del PIB) en el primer trimestre de 2020, por encima de los 2.110 miles de millones (169,4 % del PIB) que alcanzó tres meses antes y por encima de los 2.023 miles de millones (168,3 % PIB) de 2018.


Por sectores, excluyendo el Banco de España, se observó un aumento en la deuda de las Administraciones Públicas, que alcanzó en el primer trimestre 670.000 millones, frente a los 658.000 millones del trimestre anterior (591.000 millones en 2018). Por otro lado, la deuda de las instituciones financieras monetarias también aumentó, mientras que la de los otros sectores residentes descendió ligeramente en el mismo periodo.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris