Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Nacional
    

El Congreso instará al Gobierno a retirar sus medallas a represores franquistas como ‘Billy el Niño’

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 10 de junio de 2020, 19:20 h (CET)

MADRID, 10 (SERVIMEDIA)


El Congreso de los Diputados aprobará este jueves instar al Gobierno a que retire, incluso a título póstumo, las condecoraciones concedidas a autoridades o funcionarios del franquismo que mostraran "conductas incompatibles con los valores democráticos y los principios de protección de los Derechos Humanos", y en particular al exinspector de la Brigada Político-Social Antonio González Pacheco, 'Billy el Niño'.


Lo hará al respaldar, previsiblemente con los únicos votos en contra de PP, Vox y Foro Asturias, una proposición no de ley presentada por Unidas Podemos y el Grupo Socialista, que aceptaron parcialmente una enmienda de Ciudadanos, a la que tuvo acceso Servimedia.


El texto acordado a iniciativa de Cs puntualiza que, para que las condecoraciones se consideren contrarias a la memoria democrática, sus beneficiarios tenían que haber "realizado actos u observado conductas manifiestamente incompatibles con los valores democráticos y los principios rectores de protección de los derechos humanos, con motivo de haber formado parte del aparato de represión de la dictadura franquista"


La proposición no de ley original pedía, de forma más genérica y abierta, que se considerasen “contrarios a la memoria democrática del Estado los reconocimientos o condecoraciones por el desempeño de su cargo o funcionarios y autoridades de la dictadura franquista que, antes o después de la concesión, hayan formado parte del aparato de represión de la dictadura franquista”. Desde Ciudadanos indicaron a esta agencia que con su precisión se pretende "evitar una causa general" contra todos los policías franquistas.


La iniciativa, por último, propone adoptar las iniciativas normativas precisas “para revisar e invalidar todas las distinciones, nombramientos, títulos honoríficos y demás formas de realzar a personas y entidades que supongan exaltación o enaltecimiento del golpe militar de 1936, la Guerra Civil y del franquismo, así como la elaboración de un catálogo de títulos nobiliarios concedidos entre 1948 y 1978, que representen la exaltación de la Guerra Civil y dictadura, para su supresión”.


En nombre de Unidas Podemos, defendió la iniciativa Martina Velarde, quien comenzó agradeciendo que trajeran la democracia algunos luchadores por la democracia torturados por ‘Billy el Niño’, apuntó que “mejor tarde que nunca” y terminó con un “gracias y perdón”. Antes había dicho que en Europa nunca se permitirían nombres de calles dedicados a franquistas.


Esta comparación con Europa también la hizo el diputado socialista que defendió la proposición, Felipe Sicilia. Además, la presentó como una actualización de la Ley de Memoria Histórica de José Luis Rodríguez Zapatero, y prometió avances en el tema aunque fueran difíciles, porque, “más difícil fue sacar a Franco del valle de los Caídos”.


GRUPOS CON ENMIENDAS


Desde los grupos parlamentarios que presentaron enmiendas, aun anunciando su voto a favor, Jon Iñarritu, de EH Bildu, dijo que la iniciativa “llega tarde o se esperaba más”, por ejemplo una iniciativa legislativa en lugar de una proposición no de ley, y también hizo una extrapolación a presuntas torturas sufridas por los presos etarras.


Guillermo Díaz, de Ciudadanos, también avanzó el 'sí' de su grupo, pese a que percibió “más tacticismo que buena intención” en el nuevo empeño en traer a Franco después de que ‘Billy el Niño’ muriera en la cama con sus medallas después de que Pedro Sánchez llevara dos años en el Gobierno.


Acto seguido, preguntó si alguno de los presentes había desenterrado o visto fusilar a un familiar y recordó que quienes sí lo hicieron pactaron en la Transición “mirar hacia adelante y no mirar atrás”. Además, recordó ejemplos de etnicismo y racismo de exdirigentes de ERC y afeó que llamar fascista o genocidio a lo que no lo es vacía estas palabras de contenido.


Desde Vox, que sí votaría en contra, José María Sánchez se declaró “contrario a toda pretensión absurda de revisionismo histórico, del signo que sea”, porque “no sirve para nada”, y recordó la “irretroactividad de las leyes”, porque esta proposición supone la revocación del acto de concesión de medallas. Además, mencionó los crímenes de dirigentes de la izquierda en la Guerra Civil.


FIJACIÓN DE POSICIÓN


En el turno de fijación de posición, el diputado de Foro Asturias, Isidro Martínez Oblanca, también anunció su voto en contra remontándose a episodios anteriores a 1936, como el golpe sindicalista de 1934, y afeó que “algunos no desean pasar página nunca”.


El de Navarra Suma Carlos García Adanero cuestionó que no se retiren las condecoraciones desde el Gobierno y que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, no estuviera presente en el Pleno para contestar las esperables críticas a los Cuerpos de Seguridad del Estado.


De hecho, así lo hizo inmediatamente después el diputado de la CUP Albert Botran, quien denunció presuntas torturas después de Franco porque “no hubo depuración de los cuerpos policiales” y subrayó que el propio Marlaska ha sido apercibido por la UE por no haberlas investigado cuando era juez.


El diputado del PNV Mikel Legarda, por su parte, dijo que la memoria democrática es un imperativo ético, pero que no puede instrumentalizarse para crear identidad por motivos políticos. También calificó de “pintoresco” que los dos partidos en el Gobierno insten al Ejecutivo que conforman a tomar una medida y dejó entrever que no se llevará a cabo.


El del BNG, Néstor Rego, a pesar de votar a favor, desdeñó este “pronunciamiento tardío e insuficiente”, después de que la democracia lleve 40 años pagando el pacto con los franquistas que significó la Transición. “Nos sabe a poco”, confesó, diciendo que espera una acción decidida y legislativa de los dos partidos que gobiernan.


El de Más País, Íñigo Errejón, contestó a Díaz que a su padre sí le torturó ‘Billy el Niño’, por lo que rechazó las críticas de Vox y Ciudadanos a remontarse al pasado. “Una democracia sólo honra a los demócratas”, proclamó. También exigió al Gobierno que, si se sacó a Franco por decreto, prefiere ver la retirada de condecoraciones en el BOE que votar a favor de una proposición no de ley, como iba a hacer en cualquier caso.


JUNTS, ERC Y PP


La de Junts Miriam Nogueras, aun estando también a favor, llamó a “sacar la boñiga” de los cuerpos policiales, pidió la libertad de las “víctimas de la policía patriótica, que todavia sigue activa” y llamó directamente “fascista” al coronel Diego Pérez de los Cobos; una alusión que la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, pidió retirar del diario de sesiones contra la voluntad de la oradora. También criticó los indultos a supuestos torturadores, y, en mensaje a ERC, dijo que no se lucha por la independencia pareciendo menos independentistas. Así, sentenció: “Visca Cataluña lliure”.


Desde ERC, Montserrat Bassa dijo también que “sigue vigente el modelo de impunidad español”, y que la iniciativa “llega muy tarde”, pues ‘Billy el Niño’ “murió con la conciencia tranquila de haber servido a su patria”. Según ella, “la verdadera Ley de Memoria Histórica sigue sin llegar”.


“España está más cerca de Trump que de los países europeos”, sintetizó, dado que no se reconoce a los luchadores antifranquistas y en cambio se sigue condecorando a miembros de la 'policía patriótica' y a quienes “golpearon impune y salvajemente a mi gente” en el referéndum del 1-O. Por eso, invitó a retirar las condecoraciones a torturadores posteriores a 1978.


Desde el PP, Luis Santamaría dijo a Errejón que “supere el maniqueísmo” y lo hizo relatando que a sus abuelos republicanos también se les torturó, pero, pese a todo, no entiende el empeño a mirar al pasado. Lo atribuyó a que “hablar del presente es hablar de cosas que no son superguay, tía”, dijo parafraseando a la ministra de Igualdad, Irene Montero; en este sentido, sacó a colación el “sectarismo” de Marlaska por sus supuestas purgas en la Guardia Civil y la gestión del coronavirus.


Criticó en general el revisionismo histórico, "impropio del socialismo"; recordó al PSOE que otros expresidentes socialistas no incurrieron en él, preguntó si se condenarán también las cloacas de las checas comunistas y resaltó la "generosidad" de la Transición y la Ley de Amnistía que liberó a numerosos condenados de izquierda, incluidos etarras que volvieron a atentar.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris