Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
    

La salida a la crisis del coronavirus debe ser social, digital y ecológica

Agencias
@DiarioSigloXXI
martes, 2 de junio de 2020, 21:39 h (CET)

MADRID, 02 (SERVIMEDIA)


Varios expertos abogaron este martes por una salida social, digital y ecológica a la crisis del coronavirus que ponga a las personas y al medio ambiente en el centro de las propuestas de un modelo de sociedad del futuro durante al menos la próxima década.


Esta fue una de las conclusiones del seminario online 'Retos de sostenibilidad en la nueva normalidad. Escenarios para servicios sociales y el Tercer Sector', organizado por la agencia de noticias Servimedia junto a Plena Inclusión España, entidad que representa a las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo.


El seminario, moderado por el director general de Servimedia, José Manuel González Huesa, contó con una breve introducción del director de Plena Inclusión España, Enrique Galván, quien apuntó que esta organización trabaja en un futuro posterior a la crisis del coronavirus con "cuatro D": derechos, digital, desarrollo sostenible y diversidad.


‘LOW COST’


El director de Dincat (Plena Inclusión Cataluña), Carles Campuzano, abogó por abandonar el modelo 'low cost' de cuidados de mayores y personas con discapacidad porque, como ha revelado la crisis del coronavirus, este sector necesita de una financiación diferente para cubrir las necesidades de estos sectores de la población.


Campuzano, que dirige la organización que representa a las personas con discapacidad intelectual en Cataluña, indicó que la crisis del coronavirus ha destapado un "modelo basado en el 'low cost' respecto a la colaboración público-privada en el ámbito social, lo que repercute en bajos salarios para los trabajadores".


Ese modelo, según Campuzano, ya se arrastraba desde la crisis económica de 2008. Por ejemplo, las tarifas de los servicios sociales concertados con la administración en Cataluña aumentaron por primera vez en 2019 tras no hacerlo durante una década. Ello, según añadió, "en un contexto en el que los ingresos fiscales del Estado español están siete u ocho puntos por debajo de los de países con Estados del bienestar más avanzados".


"Con un modelo 'low cost', la tarifa que el servicio público paga a una entidad social o mercantil no permite buenos salarios para los profesionales de estos sectores. Uno de los grandes debates es cómo vamos a financiar los cuidados para personas mayores y personas con discapacidad, en un momento en que la presión fiscal existente en España es diferente al de las medias europeas. En un contexto de crisis económica relevante y la tendencia de que el aumento en el gasto social se nos va hacia sanidad y con poca inversión en infancia y juventud, tenemos un escenario muy endemoniado que exige mucha política y acuerdos de fondo", sentenció.


COMPRA PÚBLICA


Por su parte, el director de Relaciones Institucionales y Responsabilidad del Grupo Social ONCE y presidente de Servimedia, Fernando Riaño, animó a las administraciones a fomentar el empleo de las personas con discapacidad mediante la compra pública, que puede suponer entre un 17 y un 20% del PIB.


Señaló que, teniendo en cuenta el peso de la compra pública en el PIB, la incorporación de cláusulas referidas a la contratación de personas con discapacidad conseguiría "un impulso indirecto muy importante" en la empleabilidad de este sector de la población, lo cual, según comentó, "se ha revelado muy efectivo" y "bastante plausible".


Además, Riaño apostó por un cumplimento "más riguroso" de los instrumentos ya existentes en cuanto al empleo protegido, sobre todo en lo relativo a la reserva legal para personas con discapacidad, e indicó que hay personas con discapacidad que forman parte de la "cadena de valor" de servicios esenciales durante la crisis del coronavirus como, por ejemplo, proveer de ropa limpia a los hospitales.


Destacó que la crisis del Covid-19 obliga a las organizaciones sociales y de la discapacidad a trabajar en 'cuatro R': revitalizarse, renovarse, restructurarse y reinventarse. "No queremos estar fuera del ámbito de las decisiones, las propuestas y las medidas. Debemos ser protagonistas interna y externamente a la hora de construir para reconstruir y también para reinventarnos como organizaciones", dijo.


ECOSISTEMAS SALUDABLES


Por otro lado, Cristina Monge, politóloga y asesora de Ecodes, comentó que la crisis del coronavirus ha puesto en valor que los seres humanos forman parte de la biosfera, que la salud de los ecosistemas repercute en la salud humana, que las personas son interdependientes porque la pandemia ha dado la vuelta al mundo, que la sociedad es "bastante más ignorante" de lo que se pensaba y la enfermedad vírica ha supuesto "una cura de humildad" porque ha puesto "en jaque todo un sistema económico".


Monge vinculó estas cuestiones con la sostenibilidad, en un momento en que ya calaba el discurso de que "la contaminación no entiende de fronteras" y "la energía va mucho más allá de donde se produce", por ejemplo.


En este sentido, defendió que las decisiones importantes se tomen en función del conocimiento y que no haya una "pugna" entre una salida 'verde' a la crisis del coronavirus y relajar los criterios ambientales de algunas normativas "con el supuesto pretexto de reactivar la economía", algo que ha ocurrido en algunas comunidades autónomas.


Monge comentó que los paquetes de estímulo de la UE parecen encaminados a modernizar la economía mediante la digitalización y la transición ecológica. "No podemos bajar la guardia porque estamos en un momento de muchas crisis que se van superponiendo", apuntó.


“CRISIS CONSTITUYENTE”


Por último, José Manuel López, sociólogo, consultor especializado en proyectos de desarrollo sostenible en el ámbito municipal y exportavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, indicó que la diferencia de la crisis del coronavirus respecto de la económica surgida en 2008 es que la de hace más de una década era "destituyente de un modelo que económicamente no daba más" y la de ahora es "constituyente para decidir qué va a pasar en los próximos 20 años".


López señaló que una de las claves para salir de la crisis actual es lo que resumió en "digitalización, cuarta revolución industrial y revolución ecológica", que también podría ofrecer otra diferencia respecto a la crisis de la década pasada. "En 2008 unos ganaban y otros perdían, y ahora todos ganamos o todos perdemos", zanjó.


Subrayó que la emergencia climática, declarada por el Gobierno de España, entre otras administraciones e instituciones privadas, ha destapado que "la economía empieza a estar en paralelo con los valores sociales", cuando antes primaban los aspectos económicos sobre los sociales.


López indicó que cuestiones económicas y sociales "empiezan a equipararse", y ello debe traducirse "en políticas" donde la "sostenibilidad social, ambiental y económica" se sitúe en el centro de la sociedad.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris