Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Autonomías
    

El presidente de los obispos, al Gobierno: “El Papa quiere que trabajemos todos codo a codo y pensando en los más pobres”

Agencias
@DiarioSigloXXI
viernes, 8 de mayo de 2020, 11:21 h (CET)

MADRID, 08 (SERVIMEDIA)


El presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), el cardenal Juan José Omella, dijo este viernes en ‘NEF Online’ a los gobernantes y a los distintos actores de sociedad española que “el Papa quiere que trabajemos todos codo a codo y pensando en los más pobres” para superar los efectos de la pandemia del Covid-19.


Así lo señaló en un encuentro telemático organizado por Nueva Economía Fórum en el que también intervinieron el vicepresidente de la CEE, el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, y el presidente de Cáritas, Manuel Bretón.


El cardenal Omella, también arzobispo de Barcelona, reconoció que el papa Francisco mantiene contacto “permanentemente” con la Iglesia española y que está “muy preocupado por todo lo que sucede en el mundo”, especialmente con la pandemia del coronavirus. “Quiere que trabajemos en el plan para resucitar” la sociedad tras el Covid-19, indicó, en referencia al texto publicado recientemente por el Papa en la revista ‘Vida Nueva’, por lo que insta “a trabajar todos en comunión”.


DEVOLVER HUMANIDAD


Durante su intervención, Omella también se refirió a la llamada de la vicepresidenta Carmen Calvo a devolver la humanidad a la sociedad tras la pandemia, para lo que subrayó su optimismo en la sociedad, a pesar de encontrarnos en un “momento muy singular en la historia de la humanidad” y que el coronavirus “ha sacudido los cimientos de la sociedad”.


“No estamos en una época de cambio sino en un cambio de época”, recalcó, pero para que se visualice, pronosticó que será necesario que pasen “cien años”.


“Uno de los aspectos más importantes será el de la humanización”, aseguró, retomando la reflexión de Carmen Calvo. “Estábamos en una carrera muy acelerada de lo técnico en vez de lo humano, del individualismo y no lo comunitario”, dijo el cardenal, que cree que esta nueva situación “nos replantea una nueva cultura, una nueva civilización, que será la del amor”. Para ello, advirtió: “Todos tenemos que ser más comunidad y no ir cada uno por su lado”.


“Para salir de una crisis tan fuerte -que no sólo es sanitaria, si no que va a ser también económica, cultural y social- hace falta mucha unión y si los políticos no tienen una comunión perfecta con toda la sociedad, estamentos sociales e instituciones todas las decisiones que tomen serán erróneas”, apuntó, apelando a los dirigentes a consultar “con la gente entendida” para “acertar” en las medidas de desescalada.


PACTO DE RECONSTRUCCION


“Apelo a una comunión, un pacto entre todos los partidos, estamentos sociales toda la sociedad e instituciones” para salir “juntos” de esta situación “como se hizo tras la Segunda Guerra Mundial” para reconstruir Europa.


A estas palabras, el vicepresidente de la Conferencia Episcopal, Carlos Osoro, añadió que “los políticos tienen que estar al servicio del pueblo y la libertad". "Sólo la podemos desarrollar si vivimos unos con otros y unos para otros. Todos tenemos que mirar a los demás, y no a ver si yo gano y mis ideas prosperan, sino a ver si llego al corazón y a las necesidades de quien tengo alrededor”. Todo ello posibilitará que no pierdan los más pobres, recalcó el arzobispo de Madrid.


A ello, Omella añadió: “La gran mirada del gobernante, sea de Iglesia, económica o política, tiene que ser desde la mirada de los más pobres”. También, parafraseando a Gandhi, reclamó una política con principios.


LIBERTAD DE CULTO


El presidente de los obispos también se refirió a algunas interrupciones de cultos durante la cuarentena: “No creo que haya sido una decisión del Gobierno de cercenar la libertad de culto”, defendió. No obstante, aseguró que, aunque sin misas, durante la cuarentena ha habido “cantidad” de templos abiertos y que le parece “bien” la queja presentada por el arzobispo de Granada para saber por qué se interrumpió una celebración en Semana Santa.


El cardenal Osoro coincidió con ese planteamiento y excusó: “No es una generalización. A veces también ha sucedido porque no se han tenido en cuenta quien lo hacia lo que es necesario para hacer unas celebraciones públicas”.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris