Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sanidad

El presidente del Comité de Bioética de España: "Debe regularse el derecho al acompañamiento al final de la vida"

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 2 de diciembre de 2021, 22:23 h (CET)
El presidente del Comité de Bioética de España:
Ampliar la imagen


Federico de Montalvo dice que los sanitarios han hecho en la pandemia más de lo exigible, pero no pueden suplir a los familiares

ZARAGOZA, 2 (EUROPA PRESS)
El profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Comillas y presidente del Comité de Bioética de España, Federico de Montalvo, ha abogado por que, en 2022, con motivo del 30 aniversario de la aprobación de la de Ley de Autonomía del Paciente, se recoja en ella el derecho al acompañamiento al final de la vida.

Se ha pronunciado así con motivo de su participación, este jueves, 2 de diciembre, en el ciclo 'La bioética del cuidado al final de la vida', organizado por la Universidad San Jorge (USJ), donde ha ofrecido la conferencia 'El derecho a estar acompañados al final de nuestras vidas', en un acto que ha tenido lugar en la sede del Grupo San Valero, ubicada en la plaza Santa Cruz de la capital aragonesa.

Ha estado acompañado por la rectora de la USJ, Berta Sáez, y por el coordinador del ciclo, Rogelio Altisent. Sáez ha dicho que la intención de esta actividad es crear un espacio abierto a la sociedad, donde se pueda debatir de cualquier asunto, y sobre el acompañamiento al final de la vida, ha opinado que debería ser más investigado y analizado para dar apoyo, soporte y evidencias destinadas a mejorar las atenciones en centros sanitarios y sociosanitarios.

A su entender, este asunto "suscita cuestionamientos éticos a los pacientes, a sus familiares y también a los sanitarios" y ha apostado por una alfabetización ética sobre la humanización del final de la vida y de la sana cultura de morir.

Sáez ha agregado que hay medios en este ámbito que, en ocasiones son desconocidos, aunque están disponibles, o no son bien entendidos o bien utilizados, y ha reconocido que es una cuestión de la existencia "que no es simple de abordar".

CAMBIO DE CULTURA
Federico de Montalvo ha subrayado que la Ley Básica Reguladora de la Autonomía del Paciente y de Derechos y Obligaciones en Materia de Información y Documentación Clínica "ha supuesto un cambio de cultura en España" y una buena manera de celebrar su aniversario sería crear ese nuevo derecho a estar acompañados al final de la vida.

El especialista ha comentado que después de la experiencia vivida en la pandemia del coronavirus, donde muchas personas han fallecido solas, reconocer este derecho permitiría evitar que esto volviera a suceder o, al menos, que fuera necesario justificar por qué se limita.

A su juicio, al inicio de la pandemia pudo ser "correcto" negar a los familiares la posibilidad de acompañar a sus seres queridos ingresados de gravedad por la COVID-19 ante la falta de Equipos de Protección Individual (EPIS), de medidas de autoprotección para los allegados y puesto que no se conocía bien la vía de transmisión del virus.

Sin embargo, más adelante, "cuando la situación estaba un poco más controlada y si había EPIS, se siguió negando o se obligaba al familiar a quedarse ingresado 15 días en el hospital", algo que ha estimado que podría haberse evitado, al menos en algunos casos, analizando cada situación concreta.

UNA CUESTIÓN DE SALUD
Federico de Montalvo ha remarcado que el derecho a estar acompañados "no solo es una cuestión de afectos, que es importante, sino también de salud" porque "ayuda a la salud mental de la persona enferma y también del acompañante" y "no es lo mismo que la persona muera estando sola o que muera acompaña en el hospital".

Ha enfatizado en que, desde el punto de vista de la salud, "el sistema sanitario tiene que promover, como hace habitualmente, ese acompañamiento" al final de la vida.

Asimismo, ha apuntado que el Comité de Bioética de España, a propuesta de su vicepresidente, Rogelio Altisent, ya ha realizado una declaración pidiendo que se garantice y también se ha dirigido al Ministerio de Sanidad para que lo incorpore en la mencionada Ley de Autonomía del Paciente, una solicitud que se va a "retomar" en breve de cara a ese 30 aniversario.

Este experto ha esgrimido que, de introducirse, "no cambiará completamente la realidad", pero sí ayudará a reivindicar ese acompañamiento.

DILEMAS FRENTE A PROBLEMAS
De Montalvo también ha reconocido que la pandemia ha supuesto "una crisis sanitaria gravísima" y los seres humanos, cuando han de tomar decisiones rápidas, tienden a plantearse dilemas y no problemas, lo que implica elegir entre dos opciones, "a cara o cruz", en vez de contemplar "diferentes soluciones intermedias".

En su opinión, ante el coronavirus, se ha actuado de una manera "muy utilitarista". En todo caso, ha manifestado que los profesionales sanitarios "han hecho más de lo que se les puede exigir éticamente" y han procurado paliar el déficit de acompañamiento usando medios electrónicos "y haciendo un poco el papel de los familiares".

Sin embargo, "ellos mismos saben que no pueden suplirlo, por mucho que hagan", porque "no se trata de estar acompañado por alguien o algo, sino por aquellos a los que más quieres, que anímicamente más te pueden apoyar".

CUIDADOS PALIATIVOS
De Montalvo ha referido que los cuidados paliativos incluyen ese acompañamiento y ha estimado que deberían haber estado recogidos en una ley amplia que atendiera el final de la vida, incluyendo apoyos socioeconómicos o regulando la sedación paliativa, que es una práctica legal en España, pero no está normativizada.

Según ha expuesto, el informe que elaboró el Comité de Bioética de España sobre la ley de la eutanasia proponía protocolizar la sedación paliativa para atender el sufrimiento "ya no físico, sino existencial", el "dolor moral", a través de esta sedación, que, no obstante, "no sería final, sino discontinua, con la que habría que ir viendo el estado del paciente", ha relatado.

Por el contrario, la ley aprobada en las Cortes Generales --y que entró en vigor el pasado 25 de junio--- legisla solo lo excepcional, la eutanasia, cuando podría haber contemplado "otras alternativas" para "abordar el final de la vida, que es una parte esencial del individuo".

"Al legislar solo eso, parece que la situación general es la eutanasia y, no, es lo excepcional" ya que "se pide o se provoca en poquísimos casos", olvidando el resto de realidades, dando a entender "que es la decisión más correcta o más acertada o la única que cabe", y pudiendo darse un "uso indebido" de la misma.

También ha lamentado que no exista una evaluación de la ley para comprobar su buen uso y ha indicado que la Unión Europea obliga a que se haga esa evaluación, a posteriori, en el caso de normas que se prevé puedan tener dificultades en su desarrollo.

COMISIONES DE GARANTÍAS
El experto ha añadido que para saber a quién se está aplicando la eutanasia habrá que esperar a conocer los datos que aporten las comisiones de garantías, que ha de evaluar cada petición y revisar el cumplimiento de todo el proceso legal.

Ha detallado, asimismo, que en su informe sobre la eutanasia pedían "tener en cuenta el contexto en el que se implantaba", que en España "es complicado" por el problema que existe de la soledad de las personas mayores, que ha considerado que es uno de los grandes retos de la sociedad actual.

De Montalvo ha observado que si bien existe una esperanza de vida alta, "no siempre se da con calidad de vida y sin enfermedad" y, por eso, ha pedido dejar a un lado debates de siglos pasados y atender "los problemas que tenemos delante", favoreciendo redes de contactos para estar junto a las personas mayores, "que han hecho mucho por nosotros", un ámbito en el que existen experiencias en España de Organizaciones no Gubernamentales "que están funcionando".

Sobre la objeción de conciencia, ha opinado que se debería haber creado un registro de los profesionales que quieren practicar la eutanasia, y no al contrario, y haber permitido la objeción de instituciones sanitarias, como las de la Iglesia católica, para las que esta práctica "va en contra de sus principales valores".

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Los fallecidos con coronavirus en Galicia aumentan a 2.918 al sumar ocho nuevas víctimas

Cantabria cierra la semana con 729 alumnos y 70 aulas en cuarentena

Cataluña actualiza protocolos en residencias tras la caída del pasaporte Covid

La Comunitat valenciana cierra la semana con 15 fallecidos y 23.716 contagios

Bajan los nuevos casos hasta los 4.105 en C-LM, que registra 17 fallecimientos

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris