Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Salud
Etiquetas:   Dieta   Enfermedades  

La dieta mediterránea es la mejor opción para las enfermedades de curso inflamatorio

Los malos hábitos dietéticos conducen a la falta de nutrientes, que juegan un papel muy importante en músculos y articulaciones
Francisco Acedo
@Acedotor
martes, 8 de agosto de 2017, 11:31 h (CET)
Las enfermedades relacionadas con la inflamación pueden acabar afectando a cualquier órgano del cuerpo: sistema cardiovascular, inmune, digestivo, osteo-articular o incluso neurológico y mental. Por eso es importante no solo prevenir, si no también ayudar a personas ya diagnosticadas para que la enfermedad no vaya a más.

Se sabe que algunos alimentos o sustancias que ingerimos habitualmente en nuestra dieta son perjudiciales para la salud en general, pero además está avalado científicamente que pueden influir muy negativamente en pacientes con artritis reumatoide o con otro tipo de enfermedad de curso inflamatorio.

“Unos incorrectos hábitos dietéticos conducirán al paciente de forma inevitable a desajustes en su peso corporal, tanto por exceso como por defecto, lo que repercutirá de forma directa en sus articulaciones (sobrecarga, falta de estructuras de soporte...) y en ocasiones podremos encontrar déficits de nutrientes que juegan un papel muy importante tanto desde el punto de vista inmunológico como en la formación del hueso, como puede ser la vitamina D”, afirma Eduardo Fernández Ulloa, enfermero en consulta de reumatología en el Hospital universitario Ramón y Cajal, que también quiere visibilizar la importancia del papel que juegan los enfermeros en el control de las patologías crónicas.

En el marco del XLIII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Reumatología (SER) que reunió en Bilbao a más de 1.500 expertos en esta especialidad se ha debatido sobre la influencia de la dieta.

En este sentido el Dr. Lluis Serra, catedrático de medicina preventiva y Salud pública en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, apunta que “las dietas pro-inflamatorias, que incrementaran el riesgo de ciertas enfermedades o empeorarán su pronóstico, son aquellas ricas en carbohidratos refinados, azúcares, grasas saturadas y trans. Y pobres en frutas, hortalizas, aceite de oliva virgen extra, pescado y frutos secos, entre otros alimentos”.

El especialista mantiene que “la dieta mediterránea emerge como la mejor opción en nuestro entorno geográfico sin ninguna duda, incorporando siempre frutas y hortalizas, cereales integrales, legumbres, pescado azul, frutos secos, vino con moderación y aceite de oliva virgen extra, entre otros”.

Y remarca que “la prevención (secundaria o terciaria) continua después del diagnóstico y los beneficios de esta dieta también ayudan. Nunca es tarde para disfrutar de los beneficios que nos puede aportar, aunque sus efectos serán más precoces y mayores cuanto antes la adoptemos”.

Por lo que es necesario saber que una mala alimentación incrementa en general el riesgo de este tipo de enfermedades o puede empeorar su pronóstico en el caso de personas ya diagnosticadas. s (musculoesqueléticas y autoinmunes sistémicas).
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Diez consejos para empezar a comer sano y olvidarnos de dietas

Es posible ayunar y practicar deporte a la vez

​España, entre los países del mundo donde más ha empeorado la salud mental en 2021

Los españoles se sitúan entre los más pesimistas en determinar cuando se controlará la pandemia

​Vocalizar y no elevar la voz al usar mascarilla, claves para evitar disfonías

Beber unos dos litros de agua diarios para que la mucosa que recubre a las cuerdas vocales esté bien hidratada

El miedo a las vacunas Covid no está justificado

El riesgo de trombo es mucho mayor al tomar la píldora anticonceptiva, fumar o contagiarse por coronavirus que en la vacuna de AstraZeneca

​Un 20% de pacientes con COVID-19 sufren dolores articulares y musculares al menos hasta los tres meses

Los especialistas indican que la pandemia ha provocado un empeoramiento de los síntomas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris