Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Fútbol
Etiquetas:   FUTBOL / PRIMERA  

A ritmo de media inglesa (2-1)

El Sevilla consigue una importante victoria en casa ante un Spórting que vendió cara su piel
Salvador Nieto
domingo, 16 de octubre de 2011, 22:37 h (CET)
En este deporte llamado fútbol hay una frase muy recurrente y manida mil veces, que reza que las estadísticas están para romperlas. Una frase sencilla de utilizar por tópica; pero que acaba inexorablemente por cumplirse, empujada por la dinámica propia del fútbol, tendente a la repetición de partidos una y otra vez temporada tras temporada.

Ficha técnica
Sevilla FC: Varas (3), Cáceres (2), Spahic (1), Escudé (1), Navarro (2), Jesús Navas (1), Trochowski (1), Medel (2), Perotti (1), Del Moral (2) y Kanouté (1)

Sporting de Gijón: Juan Pablo (1), Lora (2), Botía (1), Iván Hernández (1), Canella (2), Rivera (2), Nacho Cases (1), Trejo (2), André Castro (1), De las Cuevas (1) y Barral (1)

Cambios: En el Sevilla Rakitic (1) por Perotti (min.28), Armenteros (0)por Del Moral (min.73) y Fazio (-) por Medel (min.81); y en el Sporting Bilic (1) por Cases(min.61), Eguren (-) por Rivera (min.84) y Morán (-) por Trejo (min 80)(min.83).

Goles: 1-0 del Moral (min.14); 2-0 Cáceres (min 56); 2-1 Barral (min 63)

Árbitro: Pérez Lasa (1). En los locales amonestó con cartulina amarilla a Navas, Navarro y Spahic, y en los visitantes a Botía

Incidencias: 35.000 espectadores en el estadio Vicente Calderón. Terreno de juego en buenas condiciones.

Datos destacables
Lo mejor: El resultado para el Sevilla
Victoria importante del Sevilla, que continúa invicto.

Lo peor: la situación para el Sporting
El Sporting no ve recompensado su esfuerzo y generosidad con puntos.

El dato: Fín de la racha de imbatibilidad
Javi Varas ve desvanecerse la posibilidad de superar a Palop como portero con más minutos de imbatibildad..
Esta noche en el Pizjuán se quebraron tres rachas de golpe, y dos tuvieron de protagonista al jiennense Manu del Moral: Nunca le había marcado al Sporting y aún no se había estrenado como goleador con la elástica sevillista. La tercera, menos alegre para el Sevilla, marcaba el fín de la imbatibilidad de Javi Varas después de más de 400 minutos. Aún así, fue sin duda protagonista estelar de los 3 puntos conseguidos por su equipo.

Se presentaba el Sporting en el tapete nervionense en una situación liguera muy preocupante, a pesar de haber dado buena imagen la última jornada de liga contra el Barcelona. Con tan sólo un punto en la tabla y como colista en solitario, el equipo asturiano siente como el miedo empieza a extenderse como una metástasis de no sumar puntos pronto; situación de necesidad poco propicia para presentarse en un feudo bastante complicado. Por su parte el Sevilla venía reforzado moralmente por la rocosidad defensiva que ha adquirido en los últimos partidos, que lo han hecho abrazar la media inglesa como ritmo de marcha liguero, a la espera de intentar la semana que viene el asalto nada menos que al Nou Camp.

El Sevilla comenzó el partido enchufado. Con Cáceres de lateral en vez de Coke y con Trochowski de nuevo en el equipo titular tras su partido de sanción en el Calderón, fue capaz de nuevo de ahogar la salida de balón sportinguista e intentar recuperar el balón muy arriba, sabedor de que, cuantos menos metros queden para llegar a la portería rival al robar la pelota, más posibilidades tendrán sus afilados puñales de horadar la carne rival. Un cabezazo de Manu, muy activo, y un tiro con mucha intención de Trochowski sirvieron de preludio del golazo con el que el propio Manu se sacudía por fín ese maleficio que parece que persigue a todos los delanteros que ficha el Sevilla cuando llegan. Un trallazo seco y afilado al palo largo, que desprendía olor a gol apenas salir de sus botas, servía para poner por delante a su equipo cuando aún no se había cumplido el cuarto de hora.

El Sevilla siguió con el mismo ideario después del gol, pero una inoportuna lesión de Perotti, que cada vez busca con mejor intención los espacios interiores para hacerse más imprevisible, cambió el rumbo de la primera parte. Trochowski pasó a jugar en la izquierda entonces, y entró en el campo un Iván Rakitic al que, además de su baja forma física, se le sumó en este caso el entrar sin calentar. El resultado fue que el Sporting tomó el mando del resto de la primera parte e incluso gozó de dos buenas ocasiones, bien resueltas por Varas, por medio de Trejo y de Barral.

El comienzo de la segunda parte se pareció al de la primera. Un Sevilla mandón, con un Rakitic que se iba entonando a velocidad diésel, intentaba buscar el segundo para no dar lugar a inoportunas zozobras en los estertores del partido. Una falta impecablemente sacada por el suizo-croata, fuente de la que debe manar el fútbol nervionense cuando se ponga realmente en forma de nuevo, fue rematada al larguero por Escudé. El rechace fue hábilmente cazado por Cáceres, que de esta manera ponía el dos a cero en el marcador y daba una teórica tranquilidad a los sevillistas hasta el final del partido.

Pero el Sporting se rebeló contra el final supuestamente esperado, y empezó a buscar las cosquillas a una defensa sevillista más feble hoy que en los últimos partidos. En un ataque mal defendido por los blancos tras un robo de Trejo a Trochowski, Barral ponía el dos a uno con tiempo aún de meter el miedo en el cuerpo a cualquier equipo anfitrión. Acababa así la posibilidad de Varas de batir a su compañero Palop en el récord de minutos imbatido como portero sevillista, pero aún escribiría su nombre con letras de oro en la historia de esta sufrida victoria.

Un Sevilla empeorado por los cambios iba a pasar bastantes aprietos con un equipo asturiano que vio que no era imposible pescar algo de tierras andaluzas. Preciado se desgañitaba en la banda pidiendo a su equipo que atacara con fe, y después de varios amagos, el Sporting pudo empatar con un remate a bocajarro de Botía en el minuto 43 que Varas mandó milagrosamente a córner.

De ahí al final, un tiro de Navas con mucha intención, y un equipo sevillista que supo jugar con oficio lo que quedaba de descuento y abrazar con gusto la cuarta plaza. Una cuarta plaza que sabe muy bien viendo que todos sus teóricos competidores están por detrás, pero que deberá apuntalar a base de fútbol si quiere que no sea algo meramente coyuntural sino un lugar de privilegio adquirido de pleno derecho. Si se sigue marchando a ritmo inglés, el objetivo se irá viendo cada vez más cercano.

Noticias relacionadas

El Betis reina en la Cartuja (1-1, 5-4 en penaltis)

Dibu Martínez: el arquero del momento

La victoria con su país le ha convertido en el mejor portero de la competición, con una carrera deportiva, por delante, muy prometedora

​4 claves de la nueva temporada de La Liga

Después de un verano de infarto para los amantes y aficionados del fútbol nos encontramos, por fin, con uno de los eventos deportivos más esperados en toda España

Covid-19 y fútbol: En América Latina renace la liga femenina

Un análisis de las consecuencias que ha producido la pandemia en el sector deportivo más importante del mundo

El Comité Ejecutivo de la UEFA tratará este miércoles el futuro de las competiciones europeas

​En principio, la idea del organismo es ampliar la Liga de Campeones de 32 a 36 clubes participantes y cambiar el actual sistema de ocho grupos por una liga única
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Código Bonus México  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris