Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Baloncesto
Etiquetas:   Eurobasket 2011.  

España revalida título ante Francia (98-85)

Juan Carlos Navarro logra el MVP del Eurobasket
Miguel Terroso
domingo, 18 de septiembre de 2011, 21:35 h (CET)
Los chicos de Scariolo han cumplido con su papel de principal favorito del Eurobasket de Lituania y se han hecho con el campeonato culminando una trayectoria ascendente rubricada con un sobresaliente partido ante Francia. Los de Tony Parker demostraron un mayor tesón y un punto más de madurez que en campeonatos internaciones pasados pero no han podido con el talento de la selección española.

Ficha técnica
98- España: Calderón (13), Navarro (27), Rudy Fernández (18), Pau Gasol (19), Marc Gasol (9), Ibaka (4), Llull (2), Rubio, San Emeterio, Reyes (2), Claver y Sada (4).

<85- Francia: Noah (11), Batum (10), Seraphin (4), Albicy (1), Kahudi (3), Parker (26), Traoré (4), Pietrus (4), De Colo (2), Diaw (12), Tchicamboud y Gelabale (8).

Parciales: 25-20, 25-21, 25-21 y 23-23

Árbitro: (2).

Incidencias: Lleno en el Zalgiris Sport Arena de Kaunas.

Datos destacables
Lo mejor: Juan Carlos Navarro, MVP
Siempre que iba a la selección asumía su rol de estar a la sombra de Pau Gasol con un compromiso fuera de toda duda. Por fin ha recibido una merecida recompensa tras una trayectoria con España plagada de éxitos.

Lo peor: Nada es eterno.
Ha sido este un lustro inolvidable para la afición española al baloncesto y va a ser complicado que volvamos a tener una generación que se pueda acercar a esta en cuanto a resultados y talento colectivo e individual.

El dato: España se sitúa cuarta en el medallero.
Con este oro, España suma su décima medalla en torneos continentales, acumulando 2 oros, 6 platas y 2 bronces por detrás de las extintas URSS y Yugoslavia y de Italia.
Desde el punto de vista mediático, todo empezó en 2006 con la victoria en el Mundial de Japón. Sin embargo, hay que remontarse varios años antes para encontrar el verdadero origen de esta selección que ya es leyenda viva del baloncesto. En 1999, casi de forma simultánea, dos logros revitalizaron al deporte de la canasta en España. Los “juniors de oro” lograban alzarse con el Mundial de dicha categoría tras doblegar a Estados Unidos en una final inolvidable. En aquel equipo estaban entre otros Juan Carlos Navarro, Pau Gasol y Calderón (si bien este no pudo disputar la final de aquel torneo), demostrando que baloncesto español podría, con un poco de suerte, disfrutar de un futuro brillante. Además de eso, el equipo absoluto lograba la medalla de plata en el Eurobasket de Francia tras una década de los 90 en la que el baloncesto nacional había sufrido una profunda crisis. Estos logros devolvieron al primer plano mediático al baloncesto, maltratado y marginado tras muchos años de sinsabores.

Aquello supuso el inicio de una tendencia que fue a más, cosechando medallas en cada Eurobasket que se disputaba menos, paradójicamente, el del año previo al Mundial del 2006, disputado en Grecia y en el que España perdió claramente contra Francia en la lucha por el bronce. Por lo tanto, el Mundial ganado en Japón no fue una eclosión instantánea ni una casualidad, era algo que se venía cociendo desde hacía ya bastante tiempo. Solo hacía falta una pizca de suerte, una referencia clara y una ambición real por la victoria. Todos estos requisitos se materializaron con claridad en 2006 de la mano de Pau Gasol. Desde entonces, España se ha mantenido como la principal referencia en el baloncesto FIBA y casi en el baloncesto mundial, como se pudo comprobar en la inolvidable final de los JJOO de Pekin.

En la final de hoy, España se sabía clara favorita por ser la vigente campeona, por su trayectoria en los últimos 5 años y porque simple y meridianamente, es mucho mejor equipo que Francia. Podría todo esto haber jugado en contra de la selección española, creando una presión añadida a los jugadores de Scariolo que pudiese mermar su rendimiento, pero nada más lejos de la realidad.

Desde el inicio del partido se ha visto a una España inconmensurable en la faceta ofensiva, con Calderón realizando el mejor partido de todo el campeonato y con el resto de jugadores exteriores anotando con cadencia y facilidad desde la larga y media distancia. Los hermanos Gasol lo han intentado pero hoy era más complicado imponer su hasta ahora irrefutable ley ante la potencia y el músculo de la selección francesa.

Los galos habían comenzado bien el partido, siendo Joakim Noah su principal referencia ofensiva aprovechando los despistes defensivos españoles y la facilidad de Tony Parker de hacer mucho daño a partir del bloqueo directo (principal talón de Aquiles defensivo de España a lo largo del torneo). Para desgracia francesa y alivio de Sergio Scariolo apareció como coloso defensivo un gigantesco Serge Ibaka, que hoy parecía tener los brazos más largos que nunca y cuya potencia de salto parecía más salvaje que en cualquier otro partido. Su trabajo taponando e intimidando a los jugadores franceses fue fundamental para que España pudiese marcharse al descanso con una renta de 9 puntos (50-41).

La segunda parte fue una guerra psicológica en toda regla. España contaba con que Francia se dejase llevar en cuando viniesen mal dadas en el marcador, y cuando momentáneamente llegó a disfrutar de ventajas de hasta 13 puntos, los de Scariolo pensaron que los galos caerían anímicamente en cualquier momento. Sorpresivamente Francia se agarró al partido como nunca antes se había visto y con una madurez competitiva asombrosa. Llegaron varias veces a acercase mucho en el marcador, asumiendo que lo más complicado de la remontada ya se había logrado y que podrían competir hasta el final del partido con sus opciones intactas. No contaban los franceses con la cita con la Historia que tenía Juan Carlos Navarro, salvaje ariete de las opciones francesas cuando estos sobrepasaban situaciones límite.

Hay que destacar también la labor que hoy han desempeñado Ricky Rubio y Victor Sada. Ambos han tenido un rol difuso a lo largo del torneo y por momentos parecían no comprender lo que Scariolo pedía de ellos. Hoy han estado más que notables en su defensa a Tony Parker, si bien el francés es un jugador con unos recursos inabarcables y siempre acaba haciendo unos números espectaculares.

España afrontaba el último cuarto con una ventaja de 13 puntos. Sin sobresaltos pero sin acabar de romper el partido, la selección nacional se encaminaba de manera firme hacia su segundo título continental. Felipe Reyes y Victor Claver también contaron con sus minutos en una final que pasará a la Historia del baloncesto español. La final en la que España refrendaba su papel hegemónico en el baloncesto europeo.

Cada triunfo hace de este equipo todavía más inolvidable y agranda la leyenda no solo del colectivo, si no también de dos nombres propios: Pau Gasol y Juan Carlos Navarro. Ellos dos han sido las referencias de una generación que ha cambiado el curso del devenir del baloncesto nacional. No es posible expresar o transmitir gratitud análoga a todo lo que estos dos genios han hecho por el deporte español. Quizás un futuro similar en éxitos a lo que están consiguiendo ellos sea el mejor y único agradecimiento posible. Mientras esperamos el devenir de las futuras generaciones, siempre podremos recordar orgullosos todo lo que esta España ha logrado.

Noticias relacionadas

Regresan los fantasmas al Coosur Betis (55-84)

Laprovittola tira del Madrid liguero y el Barça arrolla en La Fonteta

Nico Laprovittola se reivindicó como motor de los de Pablo Laso

Al anillo le surgen nuevos candidatos

​Esto se puede apreciar en las ​apuestas deportivas, ya que cada vez hay más aficionados que se deciden por este tipo de ocio para complementar una oferta mediática sin precedentes

La NBA y esa costumbre de despertar pasiones en los aficionados

​Brooklyn Nets, con Kevin Durant en buen estado, se asoma como un fuerte rival para llevarse la corona. Junto con el experimentado Kyrie Irving, los Nets son de cuidado

El Coosur Betis respira ante el Urbas Fuenlabrada (86-79)

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris