Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Deportes
Etiquetas:   Ciclismo / Vuelta a España 2011  

Las notas de una Vuelta a España de ‘cum laude’

Cobo rompe todos los pronósticos en una carrera que descubrió una nueva generación de ciclistas y ofreció un gran espectáculo merced a un formidable recorrido
Rafael Merino
@RM_rafamerino
lunes, 12 de septiembre de 2011, 11:20 h (CET)
Después de 3.300 kilómetros y 46 puertos de montaña, la 66ª edición de la Vuelta a España coronó a Juanjo Cobo en la madrileña Plaza de la Cibeles.



El cántabro estuvo escoltado en el podio por dos británicos, Cristhoper Froome, segundo a 13 segundos -tercera diferencia más escueta de la historia-, y Bradley Wiggins, tercero a 1:39, ambos pertenecientes al equipo Sky.

Con esta instantánea aún fresca en la retina y después de 21 etapas, es el momento de las calificaciones globales.

Matrícula de honor: A los organizadores (con mención para Paco Giner y Abraham Olano) y ciclistas. A los primeros, porque confeccionaron un trazado de esos que consiguen atraer aficionados y engrandecer a la Vuelta a España. Y a los ciclistas, porque contribuyeron a dar espectáculo y emoción en cada etapa y no desaprovecharon la ocasión de recuperar a los más escépticos sobre este deporte. Los finales de Valdepeñas de Jaén y San Lorenzo de El Escorial, junto con los descubrimientos de los Ancares y La Farrapona, amén de la inclusión de El Angliru, fueron tan sobresalientes como el regreso, 33 años después, a tierras del País Vasco. Y, en consecuencia, la afición se dejó ver en las cunetas. Todo un éxito.

Sobresaliente: A Juanjo Cobo, vencedor absoluto, y sorprendente, de esta edición de la Vuelta a España. El cántabro (31 años) ganó su primera grande (contaba con una victoria en el Tour de Francia) después de superar una depresión y un intento de abandonar la práctica de la bicicleta. Su exhibición en El Angliru, atacando a 7 kilómetros de meta, fue una auténtica proeza, como igualmente sucedió en Peña Cabarga, cuando tuvo que defender su jersey rojo. Este mismo reconocimiento merece el británico de origen keniano, Cristhoper Froome. El ciclista del Sky concluye la Vuelta a España como la revelación de la temporada. A sus 26 años, pasará a gestionarse un buen contrato económico y deportivo (posiblemente en el Saxo Bank de Contador), justamente cuando hace unas semanas no tenía ninguna oferta encima de su escritorio. La única duda es saber qué hubiera sucedido si Froome no hubiera tenido que desgastar fuerzas en ayuda de Wiggins o padecer con las bonificaciones. Quizá sería el vencedor…

Notable: A la calificada como clase media del pelotón y a los que buscan un hueco en el futuro del ciclismo, quienes, con sus esfuerzos, consiguieron dar lustre a la Vuelta a España, que comenzó añorando a las grandes estrellas del ciclismo (Contador, Evans, Andy y Franck Schleck…) y se cerró sin acordarse de sus nombres. En este cajón están los nombres de ‘Purito’ Rodríguez (victorias en Valdepeñas de Jaén y San Lorenzo de El Escorial), Dani Moreno (triunfo en Sierra Nevada), Peter Sagan (con tres conquistas: Córdoba, Pontevedra y Madrid), Bauke Mollema (ganador del maillot de la regularidad), Daniel Martin (La Covatilla), Taaramae (La Farrapona), Fuglsang, Maxime Monfort, Van der Broeck, Fredrik Kessiakoff, Nicolas Roche y el sprinter alemán Marcel Kittel (Talavera de la Reina). La excepción es el veterano David Moncutie (36 años), ganador en Cabeza de Manzaneda (cuarta etapa en otras tantas ediciones) y del maillot de la montaña por cuarta vez consecutiva.

Bien: A Movistar y Euskaltel Euskadi, las dos únicas escuadras con licencia UCI Pro Tour. A falta de las últimas carreras del calendario y de los campeonatos del mundo, ambos equipos concluyen el curso habiendo ganado en las tres grandes por etapas. El círculo se cerró con las victorias de Lastras (maillot rojo de forma temporal) e Igor Antón, con un histórico y bello triunfo en el País Vasco. Y mención destacada para Beñat Intxausti, que tras una temporada para olvidar por cuestiones extradeportivas (fue testigo del accidente mortal de Xavi Tondo), mostró síntomas de recuperación.

Aprobado: La alianza deportiva de RadioShack y Trek Leopard de cara a la próxima temporada. El grupo naciente será un auténtico transatlántico del ciclismo. Sin duda, es una mala noticia para Contador. Por cierto, que en noviembre, y si no hay más aplazamientos, se resolverá su caso con la justicia. Si no hay sanciones, Contador estará en la Vuelta a España de 2012, cuya salida será en Pamplona.

Suspenso: Con la excepción del británico Bradley Wiggins, la representación de favoritos extranjeros decepcionó en las carreteras españolas. Nibali (defensor de la corona de campeón), Scarponi, Brajkovic (apuntó alto en la Dauphiné de 2010), Tyler Farrar o Cavendish (abandonó con más pena que gloria sin conseguir entrar en la historia con victorias en las tres grandes en la misma temporada) no justificaron su nombre de favoritos. Menchov (con Giro 2009 y Vuelta en 2005 y 2007), ya veterano, al menos ayudó a Cobo. Y Petacchi confirmó que ya no tiene tan buenas piernas como antes en las llegadas. Y aunque no corresponda a esta edición, no hay que olvidarse de Ezequiel Mosquera (Vacansoleil), segundo en 2010 y protagonista de un gran final en la Bola del Mundo (Navacerrada, Madrid), que continúa sin conocer los motivos de su prohibición para correr. Su 'no negativo' con hydroxyethyl sigue sin resolverse. Mosquera está inmerso en un limbo jurídico.

www.rafaelmerino.com / @RM_rafamerino
Noticias relacionadas

Goleada en Amate del campeón de Europa (0-7)

El subcampeón impone su nivel (1-6)

El Betis FS se estrena en Primera (4-3)

El entrenamiento funcional desarrolla la inteligencia del movimiento humano

Además de mejorar capacidades físicas como la fuerza, la velocidad o la resistencia, con el entrenamiento funcional también se trabajan otras capacidades importantes para nuestro día a día como la agilidad, la movilidad, la estabilidad, la coordinación o el equilibrio

Tres montañeros ciegos coronan el Grande Sassière a 3.751 metros

Tras 12 horas, 5 kilómetros y 1.500 metros de desnivel, marcan un hito histórico del montañismo para ciegos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris