Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Entrevistas
Etiquetas:   Entrevista  

"Presentar es lo más cómodo: llegas tarde y está todo preparado"

Jorge Javier Vázquez, presentador de televisión
Redacción
jueves, 11 de noviembre de 2010, 12:28 h (CET)
Poca presentación le hace falta. Nacido en Badalona en 1970 y licenciado en Filología Hispánica, encontró su vocación leyendo las crónicas del papel cuché. Tras ser redactor en la revista Pronto su primera incursión en televisión fue en Extra Rosa, con Rosa Villacastín y Ana Rosa Quintana. Pero la fama le llegó en forma de una baya roja y madura: Aquí hay tomate marcó una época. Después de la desaparición del programa volvió en 2009 con Sálvame. Y de nuevo ha conquistado la pequeña pantalla.




Jorge Javier Vázquez.
Copyright: David Vegal (Telecinco)


Luis Alcázar/ SIGLO XXI

¿Cómo has vivido pasar de un programa de hora y media en el cual dabas paso a vídeos a otro de 4 horas que te exige una presencia constante?

Con muchísima felicidad, porque yo siempre dije que presentar El tomate era una cosa aburridísima. Realmente era dar paso y estar 10 minutos con los vídeos. Vamos, me podía haber dado tiempo a estudiar dos carreras.

No es el único cambio. También has pasado al prime time de las noches. ¿Hay más presión en esa franja?

Me enfrento a mi trabajo de una manera responsable, pero he perdido la presión porque al final uno es consciente de lo que sabe hacer y de lo que puede llegar a hacer. Dejas de exigirte a ti cosas que no te atañen. Hombre, yo quiero que vayan bien, que funcionen y que sean un éxito, pero tampoco puedes estar agobiado.

Hablando de éxito, Sálvame Deluxe ha batido a DEC. ¿Te sientes satisfecho por esta victoria?

Yo me siento satisfecho de que la gente se lo pase bien con nosotros. Te lo digo en serio, porque eso es lo más gratificante. El que conectes con el público y conecten con tu manera de entender el programa.


“En Sálvame, nada está pactado”


¿Has olvidado ya el enfrentamiento con Cuarzo, la productora de DEC?

Yo he trabajado con Cuarzo durante muchísimo tiempo, y además dije el otro día en televisión que Ana Rosa Quintana siempre me ha ofrecido trabajo cuando yo no tenía, que eso fue hasta anteayer, porque antes de empezar Sálvame mi futuro profesional era muy incierto.

Mercedes Milá también os ha censurado. ¿Cómo se lleva eso de tener el enemigo en casa?

Yo me la encontré el otro día por los pasillos y me dijo que se había reído muchísimo con un avance que habíamos hecho Belén y yo. Las riñas de Mercedes las acepto siempre, porque además las hace con cariño. ¿Sabes lo que pasa? Que me parece muy sano que esa riña venga de la propia cadena.

Todo parece muy cordial. También el trato con los colaboradores.

Los mejores colaboradores que hay en este momento en el entretenimiento están en Sálvame.

¿Es real todo lo que pasa en el plato, incluido el buen rollo?

Eso no se puede enmascarar ni se puede fingir porque son 4 horas de directo todos los días. Además, la gente lo advierte. Por ejemplo cuando dicen que todo es pactado y que todo es inventado, no es cierto. Tú únicamente te enganchas a algo cuando es verdad.

Como Belén Esteban, de la que siempre se ha dicho que es la más auténtica de la televisión.

Bueno, yo creo que lo ha demostrado desde que sale en televisión. Ella misma contiene mucha verdad.

También es muy auténtica la libertad con la que hablas de sexualidad. ¿Cómo crees que se toma el público de 50 ó 60 años tus declaraciones cuando dices que te has acostado con varias personas en una misma noche?

Ah, pues mi madre no me dice nada y tiene 70 años.

Pero eres consciente de que estás haciendo más por la normalización de la homosexualidad que muchas organizaciones LGTB.

Ay, yo eso no lo sé. Yo no me paro a pensar en según qué cosas. A mí lo que no me gustaría es que desde ningún sitio censurasen mi vida. Y eso es lo que no me gusta cuando se habla del comportamiento sexual dentro de la casa de Gran Hermano. Para mí es el reality show por excelencia. Lo que no me gusta es que se censuren los comportamientos sexuales. Me parecen más censurables otras cosas, como ciertas ideas políticas, y los colaboradores pasan por alto eso.


“No sé ni dirigir ni producir”


Hace poco se ha conocido la noticia de que Josep Tomás abandonaba la dirección de Sálvame para fichar por Antena 3. ¿Qué le deseas a Josep?

Pues hombre, Josep es amigo y me lo he pasado muy bien trabajando con él. Cuando me lo dijo hace un par de viernes me dio mucha pena. Además me lo dijo delante de David Valldeperas, que es el director, y sobre todo le deseé lo que me a mí gustaría que me deseasen cuando me voy a algún sitio, suerte. Yo también me he ido de trabajos y esto sucede, la gente quiere mejorar profesionalmente.

Otras veces has declarado que no querías meterte en la dirección. ¿Sigues opinando lo mismo?

Nunca, nunca. Yo no sé dirigir. Fíjate que el otro día estaba hablando con uno de mis mejores amigos, que es el productor ejecutivo de La Fábrica de la tele, y lo decíamos. No sé ni dirigir ni producir. Y además, ¿sabes qué pasa? Que presentar me parece el trabajo más cómodo. Llegas tarde, está todo preparado ya, tienes libertad para pelearte con los directores…

Entre el trabajo, el estar pendiente de las crónicas sociales… ¿Te queda mucho tiempo para ver la televisión?

No, la verdad es que no veo mucha. Soy más de ver series cuando llego a casa. Ahora estoy con la tercera temporada de Madmen. Pero me gusta ver las series una vez que ya las han emitido porque no tengo la disciplina esa de estar en casa un día concreto para ver una serie.

¿Si no hicieras corazón qué te gustaría hacer?

Yo creo, fíjate, que el programa tiene corazón pero también muchas otras cosas. Creo que es un programa en el que ya cabe de todo. Es lo que me gusta de él.

¿Ves ahora tu carrera con más perspectiva?

Sí, sí. Yo ya sé lo que es estar en casa sin nada qué hacer. Fíjate que lo he estado pensando. Es necesario estar un periodo sin aparecer. Porque también es fundamental para tu vida cotidiana y recuperar tu punto de normalidad. Estamos en el 18 ó 19% de audiencia. Si no tuviéramos esta fragmentación sería un programa que alcanzaría un 30% diario. Lo que ha pasado con Sálvame es un auténtico fenómeno. Y conviene que cuando acabe, que tampoco sé cuándo acabará, pueda pasar una temporada totalmente desaparecido. Lo que sí que me gustaría es irme antes de que la cosa empiece a flojear.

Siempre habías dicho que el ser presentador pasaba factura.

Al final es que tu vida no es una vida… Vamos a ver, tiene muchísimos beneficios, pero luego pierdes mucho pulso cotidiano. Y también tengo 40 años y quiero, aunque sea de vez en cuando, tener un punto de normalidad.

Noticias relacionadas

"Soy una persona que necesita poco para ser feliz"

Entrevista a Miguel Ángel Revilla

Conociendo a … Sergio Fernández

Autor de "Libertad Financiera"

Conociendo a … Mónica Galán

"Me seduce el placer de una vida sencilla."

RankTop, la clave del éxito

Las técnicas SEO más sofisticadas para que las pymes puedan jugar en la liga de las grandes marcas

Ramón Enrich, pintor, escultor y amante de la arquitectura

“En una década el REC habrá recibido un importante impulso”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris