Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

La Inmaculada, Patrona de España

Josefa Romo Garlito
Lectores
@DiarioSigloXXI
lunes, 12 de diciembre de 2022, 08:49 h (CET)

Con gran alegría, celebramos, el 8 de diciembre, la Solemnidad de la Inmaculada Concepción de María Santísima, que fue preservada del pecado original desde el momento de su concepción. En Ella, el demonio no tuvo parte jamás, gracias a la “retroactividad” - digámoslo así- de los méritos del que sería su hijo según la carne, el Hijo de Dios. 


María es  “Virgen y Esposa” ( himno oriental del AKÁTHISTOS). Está viva en la Gloria y no espera su resurrección como los santos y nosotros mismos: no podía permanecer en el sepulcro quien fue Inmaculada y es Madre de Dios encarnado. Jesucristo, que, desde la Cruz, nos la entregó como madre, representados en San Juan Evangelista. En momentos muy difíciles en la tierra, se ha aparecido a personas muy humildes, con un mensaje de advertencia y salvación ( muy conocidas las apariciones de Lourdes y de Fátima).


“La Inmaculada” es un Dogma proclamado por el Beato Pío IX en 1854 (Bula “Ineffabilis Deus”). Sobre todo, Castilla-León y Andalucía tuvieron parte muy activa en la petición de este dogma al Romano Pontífice. Desde mucho antes, en España ya  existía gran fe en la Inmaculada.


Debido al milagro del Empel a nuestro Tercios ( Países Bajo, 1585), fue proclamada Patrona de la infantería Española y, en el siglo XVIII, Patrona de las Españas ( de todos sus reinos). 


¿Qué decir de la Virgen? No hay palabras, sino emoción y lágrimas. “Ella enamoró al Altísimo. Es la Rosa de los Vientos que marca esperanzada el rumbo al Cielo, la Aurora del nuevo milenio, la Madre siempre Virgen, la más asombrosa paradoja de Dios. No se puede pensar en María sin inundarse el corazón de consuelo y de alegría. No se la puede  contemplar – su imagen - sin verter lágrimas de amor” ( J.R.G. 8-12-2004).

Noticias relacionadas

Centro de la cuestión social

José Morales Martín

​Optimismo moderado

Juan García, Cáceres

​La huelga de letrados judiciales

Francisco Javier Sánchez Sinovas, Cantabria

Una cuestión institucional pero también antropológica

Pedro García

La libertad requiere información

Domingo Martínez Madrid, Burgos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Código Bonus México  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris