Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Una ley para imponer la inmadurez

JD Mez Madrid
Lectores
@DiarioSigloXXI
jueves, 29 de septiembre de 2022, 08:41 h (CET)

Entre los puntos clave de la ley del aborto a la carta está la educación sexual obligatoria en todas las etapas escolares. La justificación ofrecida por el Ministerio de Igualdad es “asegurar un derecho de los niños y niñas y de los adolescentes, que es el acceso a una educación sexual integral”, pero no resulta creíble. El adoctrinamiento no educa a los niños, sino que los atrapa en una telaraña de impresiones confusas y contradictorias. Tampoco el enfoque puede ser integral, pues los ideólogos no tienen la capacidad de enjuiciar la realidad desde una perspectiva que la explique de modo coherente. Plantear la educación sólo desde las emociones o los afectos -cuando por emociones o afectos desordenados se puede maltratar, incluso matar- es contrario a la pedagogía; por otro lado, afrontar la sexualidad como un intercambio de cuerpos o una sucesión de prácticas que la voluntad no registra es falsearla.


Llama la atención ver reunidas en un mismo texto ambas premisas, una coincidencia (o no) macabra en la medida en que trasluce una aniquilación de la infancia, bien físicamente con el aborto, bien robando a los niños su inocencia con una educación sexual que no es tal. Este segundo aspecto no despierta las mismas contestaciones que el primero porque la sociedad ha claudicado ante la llamada “adolescencia adelantada”, tan extendida como inquietante. Se acepta sin tapujos que se desangre la infancia desde distintos frentes, también en la escuela, donde los padres consienten la ambigüedad manipulativa de sesiones “formativas” con la que se corrompe el corazón de los niños y que provocan, además, el efecto contrario al deseado, pues se les condena a la inmadurez. El mayor escollo que encuentra una persona en el camino hacia la madurez es la superación del egocentrismo y una educación sexual encerrada en uno mismo es una dificultad para el crecimiento, cuando no deriva en una patología (la prensa diaria está llena de ejemplos). 


Estos programas quieren convertir al niño en adulto con propuestas grotescas y no naturales para su edad (para ninguna edad) y, sin embargo, llegan a la adultez cada vez más infantilizados. Resulta paradójico: niños de ocho años consumen pornografía, los adolescentes aprenden a chapotear en sus hormonas y saben más sobre prácticas sexuales variadas que nuestros abuelos cuando se casaron, y a los treinta años aún son incapaces de comprometerse, conformándose con intercambios sexuales con desconocidos concertados por Apps.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

​Los nabos en Adviento

Los refranes son tradición oral, testigos de las creencias e ideas de nuestra cultura popular

Waldemar vs Vladímir

Si Castillo disuelve al Congreso, estaría aplicando una norma que contempla la constitución del Perú como la de muchos países del mundo

​Que nuestros médicos vuelvan a España

Es prioritario -si queremos invertir en salud- obligar a las comunidades autónomas a financiar con más recursos materiales y humanos los centros de salud

O vacancia presidencial o cierre congresal

Si este Congreso no es cerrado, el país no va a conocer estabilidad o gobernabilidad

Leyes y grandes leyes

Una ley llega para trastocar algo que en teoría no está bien. Y eso es justo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Código Bonus México  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris