Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Negocios
Etiquetas:  

El impacto del tratamiento quirúrgico de la hiperplasia benigna de próstata en la función sexual

Emprendedores de Hoy
miércoles, 7 de septiembre de 2022, 15:18 h (CET)

El impacto del tratamiento quirúrgico de la hiperplasia benigna de próstata en la función sexual


Existe una gran relación entre la hiperplasia benigna de próstata y sexualidad.


Por un lado, la hiperplasia benigna de próstata afecta a la sexualidad, pero, no menos importante, el tratamiento médico y quirúrgico de los problemas de próstata puede producir, asimismo, un impacto significativo.


Hiperplasia benigna de próstata y sexualidad

Los problemas de próstata son muy comunes, afectando a uno de cada dos hombres de más de 50 años. En muchas ocasiones, esos síntomas urinarios se producen como consecuencia de la hiperplasia benigna de próstata (HBP), “la patología benigna más frecuente que padece el varón y que afecta a más del 50 % de los hombres mayores de 50 años”, afirma el Dr. Javier Romero-Otero, director médico de ROC Clinic y director del Departamento de Urología de HM Hospitales en Madrid.


Sin embargo, la HBP no solo afecta a la micción. Además de a la esfera urinaria, la hiperplasia benigna de próstata produce una gran afectación sobre la esfera sexual masculina, principalmente en tres frentes:


En primer lugar, tal y como señala el Dr. Eduardo García Cruz, urólogo y experto en Andrología de ROC Clinic, “sabemos que los hombres con problemas miccionales tienen 3 veces más probabilidades de tener problemas de erección. Dado que la presencia de impotencia es muy común en hombres a partir de la mediana edad, los problemas de próstata constituyen un factor de riesgo masivo para desarrollar disfunción eréctil”. El motivo por el que los problemas de próstata producen este problema son multifactoriales y, a día de hoy, en gran parte desconocidos.


En segundo lugar, se conoce también que los problemas urinarios multiplican el riesgo de padecer eyaculación precoz. “La eyaculación precoz es una condición definida por un tiempo de coito bajo (menos de 1 minuto), pérdida de control sobre el momento del orgasmo y repercusiones personales negativas como consecuencia de esa situación. De hecho, la aparición de eyaculación precoz a partir de los 40 años hace aconsejable investigar la presencia de síntomas urinarios”, explica el Dr. García Cruz. Afortunadamente, existen tratamientos para mejorar el control sexual y disminuir los síntomas urinarios que son muy eficaces.


Finalmente, “sabemos que los problemas de próstata producen con mucha frecuencia disminución -o incluso ausencia- de eyaculación. A este fenómeno se le conoce como aneyaculación y orgasmo seco”, apunta el Dr. García Cruz.


A pesar de que ha sido tradicionalmente un hecho al que se ha restado relevancia, los cambios sociales (varias parejas a lo largo de la vida, deseo de retrasar la paternidad) han contribuido a que este hecho gane relevancia. Existen algunos tratamientos experimentales que permiten contrarrestar este hecho y contribuir a la normalización de la cantidad de eyaculado.


Cirugía de próstata y problemas sexuales

Desde su desarrollo en el siglo pasado, la cirugía de próstata ha ido habitualmente ligada a los problemas sexuales. Problemas de erección y pérdida de la eyaculación son dos de los efectos secundarios más temidos por la mayoría de hombres cuando enfrentan la opción de someterse a cirugía de próstata.


Y es que la cirugía de próstata convencional produce aproximadamente problemas de erección en un 5-10 % de hombres. Respecto a la aneyaculación, el efecto es aún más intenso, con un 70-90 % de hombres que pierden la eyaculación tras la cirugía. “En este sentido, se han desarrollado nuevas tecnologías para el abordaje quirúrgico de la próstata en los últimos años con bajas tasas de afección de la esfera sexual”, señala en Dr. Romero-Otero.


Terapias que no utiliza ningún tipo de energía térmica, basadas en un chorro de suero fisiológico a una velocidad muy alta y presión elevada o la inyección de vapor de agua sobre el tejido prostático son algunas de las técnicas quirúrgicas de mínima invasión que disminuye significativamente los efectos secundarios, además de los días de ingresos, llegando a ser un procedimiento ambulatorio en alguno de los casos.


“Es necesario apuntar que algunas técnicas quirúrgicas actuales siguen produciendo alteraciones en la esfera sexual, especialmente cuando el personal no es especializado”, concluye en Dr. García Cruz.


ROC Clínic es una clínica urológica en Madrid que dispone de todos los avances tecnológicos y de urólogos especializados en los distintos procedimientos quirúrgicos, para poder ofrecer los mejores profesionales y la mejor tecnología para construir un tratamiento personalizado para cada hombre.



Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

La compra de nuda propiedad en Valencia de la mano de Cuenca & Mirasol

Los aspectos claves de la psicología del desarrollo

La plataforma de salud Conectando Pacientes registra un crecimiento constante

La valoración real del inmueble que ofrece HOUSE XXI

El material escolar en Papelería Artigas

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Código Bonus México  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris