Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Depresión

Conchi Basilio
Lectores
@DiarioSigloXXI
viernes, 1 de abril de 2022, 09:16 h (CET)

Los distintos tipos de depresión, hace que sea una enfermedad que debe de ser estudiada y tratada por expertos en esta materia. Influyen muchos aspectos a tener en cuenta, sobre todo si alguien cercano a esta persona observa bien su conducta cuando advierte que tiene cambios que con anterioridad no se habían mostrado, como la tristeza, los cambios de humor, el desanimo en arreglarse, la falta de interés por todo, no concentrarse en las tareas, insomnio etc. Son muchas las variaciones de conducta que puede experimentar una persona ante esta enfermedad, como también son muy importantes los motivos por los que ha llegado a esta situación, que también son muy diversos.


Si la depresión no es tratada, los síntomas generalmente empeoran y pueden prolongarse durante años. Se calcula que la mitad de las personas que presentan depresión no han sido diagnosticadas. La depresión no tratada puede incluso llevar al suicidio, lo que ocurre en algo menos de 1 de cada 10 personas diagnosticadas de la enfermedad, aunque en estos dos años de pandemia las personas con depresión han superado con creces los cálculos anteriores a este periodo.


Una persona con depresión es síntoma en la mayoría de los casos de haber aguantado durante demasiado tiempo situaciones de acoso e innumerables injusticias; pero bajo ningún concepto esto quiere decir que pueda estar loca, al contrario, solo necesitan una mano amiga que le ayude a salir de esa situación, de muchas formas diferentes. Nadie sabe el sufrimiento que esta enfermedad proporciona si no ha pasado por ello y menos juzgar algo que no saben.


Al trastorno depresivo persistente lo denominan “distimia”, se le prescriben antidepresivos junto con un control cada cierto tiempo para valorar la evolución del paciente, que no a todas las personas les sirven los mismos tratamientos, muchas veces tienen que cambiarles la medicación hasta poder dar con la mas adecuada a cada una de ellas.


Ante un problema de depresión, lo mas importante es que la propia persona que la padece, lo admita y a partir de este punto ella misma debería de buscar la raíz del problema, la causa por la que le ha llevado hasta esa situación, lo primordial seria ponerle fin al problema que lentamente la está destruyendo interiormente, “ ya sé que no es fácil”, pero es la mejor solución ya que los problemas hay que hacerles frente e intentar solucionarlos y si por desgracia no tienen solución, lo mejor es aparcarlos, olvidarlos o simplemente salirse de la situación que esta provocando la destrucción interna de dicha persona.


Parece que la teoría como siempre es muy sencilla, pero la practica es demasiado complicada, sobre todo en algunos casos como serian: el maltrato físico, psíquico por parte de la pareja, el engaño y aprovechamiento sistemático por parte de algún familiar muy cercano, la muerte de un ser muy querido, el acoso continuado en el trabajo por parte de algún jefe hacia su persona, etc.


Todos estos problemas llevan mucho tiempo en solucionarse, de fácil no tienen absolutamente nada, requieren de una fuerza de voluntad, como una pared de hormigón armado, y por otra parte algo muy importante es que no tenemos en España suficientes psicólogos ni psiquiatras en comparación con otros países para atender esta problemática, a la cual ya la llaman “la enfermedad del siglo XXI”.


En el apartado de maltrato en la pareja bien recuerdo que hacia los años ochenta, si padecías de ello y te armabas de valor para ir a la policía a denunciarlo, te contestaban: “señora, mientras no haya sangre no podemos hacer nada”, ahora matan y no hay forma de atajarlo, solución posible, pensar en positivo y armarse de mucho valor, siempre con la verdad por delante, ser muy selectivo de las personas que deben estar a tu lado y apartarte de todas aquellas que simplemente son toxicas, por no llamarlas de otra forma.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Los tres peligros de los mayores

Decía mi abuela, con mucho desparpajo, que los mayores corríamos el peligro de pasarlas canutas por una de las tres Ces: Casarse, Ciscarse, o Caerse

​Que paguen los que más tienen, ¡es posible!

Si bancos y oligopolios concentran más de la mitad de todas las ganancias empresariales, al menos que paguen el 50% de sus beneficios en impuestos

Prioridades a base de ostias

Los humanos somos así de estúpidos, nos dejamos envolver en ese bucle agitado de vida y solo aprendemos cuando caemos

Asegurar espacios instruidos

Son esas redes de apoyo cultural las que nos hacen avanzar, consiguiendo que los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, acogedores

Mensajeros de la paz y de la unidad

Jesús Martínez Madrid
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris