Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

¿Cómo terminar la guerra? De rodillas y rezando

Jaime Fomperosa Aparicio, Santander
Lectores
@DiarioSigloXXI
miércoles, 16 de marzo de 2022, 08:32 h (CET)

Esto no es una fábula contada por la Gobernanza Global, el Nuevo Orden Mundial. He visto una foto de una ciudad de la denostada Polonia, en la cual, cientos de hombres, si, hombres, por supuesto sin ofender a las mujeres, lo destaco, porque esos cientos de hombres estaban rezando todos de rodillas para el fin de la guerra. ¡¡¡menudo testimonio para esta Iglesia Católica que todo el día están pidiendo  para los pobres, pero en los Templos que son el lugar sagrado en el cual habita el Señor en la Divina Eucaristía y ni tan siquiera se arrodillan ante su Divinidad. 


Hemos hecho una Iglesia desacralizada, mundanizada, se habla mucho de la fraternidad, la hermandad, que seamos buenos chicos y que acojamos a los necesitados, pero ¿Dónde está el Padre? 


Pero Dios que creó al hombre por Amor a su imagen y semejanza, nos envió a su Divino Hijo que unió a su divinidad nuestra humanidad , se hizo Hombre para mostrarnos su infinito Amor. No solo se quedo en palabras como los innumerables parlanchines actuales; es imposible describir los sufrimientos que padeció hasta morir clavado en la Cruz, para librarnos del pecado y de la muerte eterna. Pues en la actualidad ni tan siquiera se le nombra. Increíble pero cierto, muchos de los que El nombro  para predicar al mundo entero su doctrina, el Amor y la Misericordia de Dios,  lo han traicionado, solo era un líder servidor de los pobres, y como El, según estos Judas modernos, ya no es Dios, pues quieren hacer una iglesia universal, sin padre, es decir, que el plan 30 es el final. ¿Queremos el final de la guerra? 


Ya lo sabemos: DE RODILLAS Y REZANDO, COMO LOS POLACOS. Aún estamos a tiempo pues si no rectificamos Cristo dirá al Padre Celestial que no nos conoce.

Noticias relacionadas

Centro de la cuestión social

José Morales Martín

​Optimismo moderado

Juan García, Cáceres

​La huelga de letrados judiciales

Francisco Javier Sánchez Sinovas, Cantabria

Una cuestión institucional pero también antropológica

Pedro García

La libertad requiere información

Domingo Martínez Madrid, Burgos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Código Bonus México  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris