Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

La sociedad actual y la Iglesia Católica

Jaime Fomperosa Aparicio, Santander
Lectores
@DiarioSigloXXI
viernes, 6 de agosto de 2021, 10:11 h (CET)

Para comprender lo que está ocurriendo actualmente, tanto en la sociedad como en la Iglesia Católica, hay que retroceder 60 años. En primer lugar hay que recordar por que es el punto de partida, las Apariciones de la Santísima Virgen en Garabandal,  1961-65, por que allí la Virgen dio un mensaje apocalíptico, sobre lo que se avecinaba sino se seguían sus peticiones. Es doloroso decirlo pero cierto, y esto me lo decía un amigo mío ya fallecido que tuvo mucho trato directo con una de las Videntes, Conchita, que el Obispado de Santander, desde el primer momento, quería rechazar estas apariciones. 


Es una historia sumamente interesante por que allí se anunció el comienzo de lo que estamos viviendo, pero hay un dato sumamente interesante, mi amigo tenía muchas grabaciones según los datos de que se disponía en aquella época, de las conversaciones de Conchita con la Santísima Virgen. 


Un día entero estuvo escuchando las cintas grabadas el obispo, parece que estaba entusiasmado; a los pocos días, da un mensaje diciendo de que las apariciones eran un juego de niñas, ¿Qué había pasado? No se sabe con certeza, pero lo que si se sabe que en el Obispado había elementos poco recomendables. Aquel Obispo Monseñor Puchol Montis, volviendo de un viaje a Madrid, él conducía el coche, le acompañaba su secretario, de repente dijo: “Dios mío, que es lo que me pasa?” Se estrello con el coche y se mató. El psiquiatra santanderino, doctor Morales, que conocía al Obispo, quiso desenterrarlo por que decía que había que hacerle una autopsia  por que creía que tenía algo en el cerebro, pero el Obispado se opuso. Muchos interrogantes y todos sospechosos. 


El capuchino Padre Pesquera, que edito un libro sobre estas apariciones, dice que la Virgen Santísima se ausentó por que no la querían, por supuesto el Obispado, que los fieles siguen acudiendo de todas las partes del mundo. Un dato significativo que escuché de labios de un sacerdote, se enteró de que a un miembro del Obispado le iban a nombrar obispo y decía todo airado que aquel no podía ser obispo, pues lo fue. 


Y partiendo de esta base, vemos como se estableció una nueva Iglesia,  lo espiritual no daba de comer al hombre; barrieron con todo signo sagrado, los sagrarios los arrinconaron, eliminaros comulgatorios, altares, púlpitos, imágenes de santos, anularon las procesiones, dieron la comunión en la mano, se despojaron de sus vestiduras sacerdotales, en fin, la debacle total y además infeccionaron los seminarios, falsos teólogos que propagaban libremente herejías, etc.  Y como consecuencia de ese desmoronamiento espiritual y sagrado de la Iglesia Católica, la sociedad, que en lo que se refiere por lo menos a España, en su mayoría era católica, al faltar la base en que se apoyaba, se fue desmoronando, adulterando, envileciendo hasta llegar a la situación actual en que aquella España Católica, ahora tiene un gobierno socio-comunista-separatista. 


El rechazo de las Apariciones de la Santísima Virgen en Garabandal, ha tenido unas consecuencias funestas, y ya no tenemos ni tan siquiera sacerdotes y muchas parroquias, conventos, seminarios, etc. se están cerrando. Pero estamos llegando al fin de la Gran Tribulación que Cristo anunció, y desaparecerán de la faz de la tierra esos seres que han profanado el Templo Santo de Dios. Esta situación ha sido una purificación para los católicos que han permanecido fieles, que han sido purificados como el oro en el crisol. Renacerá la Santa Iglesia Católica con un resplandor que iluminará al mundo entero y los que han permanecido fieles brillarán como estrellas en el firmamento. Ven, Señor Jesús. No tardes más. 

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

¡Adiós, amigos, no pudimos despediros!

¡Qué pronto se pasan las hojas del libro que no se quiere leer!

Pena de post-muerte

Si Guzmán hubiese muerto durante el Fujimorato, lo más probable es que le hubiesen permitido un entierro

Evaluando la cumbre de la CELAC

El debutante presidente peruano se destacaba por ser el único con sombrero y por sus discursos en favor de diferentes nacionalidades indígenas de su país

Lo que Castillo podrá decir en la ONU

Constantemente habla del sufrimiento de los que tienen raíces amerindias y africanas

Años de “diálogo”, solo beneficioso para las izquierdas y el separatismo

“La abundancia de palabras inútiles es un síntoma cierto de inferioridad mental”, Gustave Le Bon
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris