Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   La buena noticia   Pandemia   Nueva normalidad   Relatos   Escritores  

Un libro delicioso

La pandemia ha despertado en alguno de nosotros la capacidad de transmitir pensamientos y sentimientos de una forma muy especial
Manuel Montes Cleries
martes, 13 de abril de 2021, 02:56 h (CET)

A lo largo del año vivido en una especie de reclusión-confinamiento general, muchos de los sufridos habitantes de este mundo -que se nos ha vuelto bastante incómodo-, hemos aprovechado para reflejar sobre el papel las ideas y pensamientos que llevábamos almacenando en nuestras mentes.


Parece ser que las musas se han desmelenado y tomado posesión de cuantos tenemos el deseo, la capacidad o la intención de transmitir nuestras opiniones, sentimientos o deseos de vivir en una humanidad más justa y solidaria. Personalmente he redactado tres narraciones en forma de capítulo diario en los que he recogido mis actividades, mi vida o mi entorno. No se si han interesado mucho, pero por lo menos han servido para que mis familiares me conozcan mejor.


Mi buena noticia de hoy se basa en la lectura de un librito delicioso que ha hecho llegar a mis manos su autor. Se trata de un volumen bajo el título de “Relatos familiares en tiempos de pandemia”; propuestas para la “nueva normalidad”. Su autor es mi buen amigo Alfonso Crespo Hidalgo un párroco malacitano. Todo un Doctor en Teología, autor de numerosos textos, conferenciante, participante asiduo de foros a escala del Vaticano y, por otra parte, un hombre cercano de cuya amistad me honro en presumir.


El libro en cuestión recoge seis relatos sobre la familia y dos propuestas para la “nueva normalidad”. Se ha publicado en gráficas Anarol y los beneficios de su venta se dedican a la Ciudad de los Niños de la que Alfonso es  capellán. El texto se lee del tirón. No se puede desenganchar uno del mismo desde que inicia su lectura. En la primera parte del libro diversos personajes nos van describiendo su situación ante la catástrofe a la que estamos sometidos y como cada uno de ello va sacando la parte positiva de la misma. Que la tiene. En la segunda el tema se pone más serio. Sus “propuestas para una nueva normalidad” nos ayudan a afrontar esta situación con una especie de gimnasia del espíritu que nos permite un acercamiento a un Dios vivo que nos acompaña. Su referencia a la celda del monje es impresionante.


No quiero hacerles ningún “spoiler” más. Lo siento, traduzco no debo anticiparles nada (odio los anglicismos, pero todo se pega). Recomiendo a mis amigos malagueños que se acerquen cualquier tarde a la Parroquia de San Pedro, adquieran el libro y aprovechen para echar una parrafada con Alfonso. Me lo agradecerán. Alfonso siempre transmite la “Buena Noticia”.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Puigdemont, no te dejes detener todavía, por favor

Domingo Sanz

La conquista de la apatía

Venancio Rodríguez Sanz

​Laicidad positiva

Jesús Domingo Martínez, Gerona

​Signo de inmadurez e irresponsabilidad

Pedro García, Gerona

Hay una tarea abierta

Jesús D Mez Madrid, Gerona
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris