Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   La buena noticia   Semana Santa   Religión   Cristianismo   Iglesia  

La única buena noticia

Llevo muchos años publicando cada semana una buena noticia. Ando por cerca de las ochocientas
Manuel Montes Cleries
domingo, 4 de abril de 2021, 12:47 h (CET)

Pero cuando llega el Domingo de Resurrección no tengo más remedio que ceñirme a la principal y gritar jubilosamente que Cristo ha resucitado. Sí, ya lo sé, esta es una noticia antigua. Uno noticia que se convierte en nueva cada vez que recordamos que resucita en cada uno de nosotros.

¿Por qué rememoro esta buena noticia? Porque tengo la suerte de conocerla y que la misma me la ha transmitido la Iglesia, esta institución tan denostado y minusvalorada. Durante años me ha tocado transmitir mi satisfacción por pertenecer a la misma. Siempre he comenzado mi exposición por denominarla como “el grupo de personas que intentan seguir, en la medida de sus posibilidades el estilo de vida de Jesús” y que se identifican por el bautismo y la confirmación.

Por lo tanto la Iglesia no se debe identificar tan solo con los templos,  la parafernalia o los hombres y mujeres que la integran. ”Casta y meretriz” la definía San Ambrosio acertadamente. Tiene los defectos que son propios de los seres humanos, pero goza de la maravilla que se desprende del seguimiento de Jesús. Pese a los hombres, la barca de Pedro sigue navegando y la gran mayoría de los cristianos, consagrados y seglares, dedican gran parte de sus esfuerzos al servicio a los demás. Allá donde haya sufrimiento, pobreza o dolor, nos encontramos con cristianos que se convierten en las manos de ese Cristo resucitado.

Pero sobre todo, tengo que agradecer a la Iglesia que haya guardado y transmitido el Evangelio a lo largo de los años y que me haya permitido conocer a aquel “Hombre que paso por el mundo haciendo el bien”. Ese Dios Hijo que se hace presente entre nosotros en forma del Espíritu Santo. También me ha acercado a muchos santos de nuestros días, que me han demostrado con su ejemplo donde se encuentra la verdadera felicidad.

Sigo creyendo en la Iglesia que me ha acompañado a lo largo de toda mi vida y que he intentado transmitir a aquellos que no tienen, o no quieren tener, la oportunidad de creer y disfrutar de la misma. Para mí, ha sido lo mejor que he podido hacer.

Repito mi buena noticia de hoy. Cristo ha resucitado en ti y en mí y en su Iglesia. Si no… vana sería nuestra fe.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Ayer estuvimos en Colón

Medianías intelectuales y políticos de precio barato han decidido que las academias nacionales de Lengua e Historia son bazofia del pasado

Recorrido vital

Sin contar con los ciudadanos no hay ciudadanía que valga, ni gobernantes leales

​Las distinciones de Andalucía

La diferencia entre la Medalla de Andalucía y la Bandera de Andalucía radica en que la primera es de carácter autonómico y la segunda provincial

Vio Dios que el mundo era bueno y nos creó libres

El gran atributo de la libertad que se nos regaló cada vez lo usamos peor

​Brutal patada de Íñigo Errejón

La ciudadanía ya está harta y debe plantearse en serio acabar con este tipo de vándalos que se cubren con la piel de ‘padres de la patria’
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris