Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Disyuntiva   Reflexiones  

Ilusionantes perspectivas

Están ahí, abundan...; pero, si no les hacemos caso...
Rafael Pérez Ortolá
jueves, 4 de marzo de 2021, 12:43 h (CET)

La escasez de soluciones duraderas, de respuestas firmes, son favorecedoras de la inquietud generalizada; el carácter provisional de las medidas tomadas se convierte en regla habitual. Por eso sorprende la contundencia de los mensajes empleados, acostumbrados a un irreal punto final; engañoso porque deforma la realidad. Lo apreciamos en la gestión política, en otros sectores de la sociedad e incluso practicado por los ciudadanos corrientes. Al hilo de la fuerza de su impacto, comparece su efecto MANIPULADOR, debido al silenciamiento de la enorme cantidad de matices a valorar. Estamos constituidos por esa riqueza de la diversidad subyacente, cuyas expresiones son irrenunciables.

Al gran número de posibilidades añadimos las actitudes con las cuales vamos a afrontarlas. Se derivan de ello multitud de trayectorias conducentes a metas distintas. Serán fundamentales las condiciones previas a la toma de una decisión y aún así surgen dudas, porque hubieran sido factibles otras rutas. Lo expresa bien la anécdota con la chavalería de mi pueblo con el seko, el shekospeare se hizo un lío con la duda clásica. Ser o no ser. Todo porque no añadió el QUÉ; la trascendencia radica en el qué; influirá en toda la trayectoria. Ya no es suficiente con el examen de los datos, son determinantes las personas, intenciones, grupo cultural, etc. Carecemos de la estabilidad necesaria.

Nos cuesta entenderlo, o si lo entendemos, las conductas parecen seguir por otros cauces. Las calamidades de ahora visten de virus desconocidos, vacunas presurosas, inexplicable saturación de expertos, distorsión gestora y abundancia de presunciones injustificadas. La cerrazón es frustrante, acepta las incongruencias puestas en práctica hasta la fecha. Las explicaciones suelen ubicarse en regiones alejadas de estos solares. De donde deducimos la importancia del enfoque RADICAL basado en dos crestas formidables; la humilde percepción de lo propio y el horizonte abierto para nuevas actitudes. Esta es la única manera, fascinante por otra parte, de mantener un enlace esperanzado entre diferentes regiones comunicadas de manera enigmática.


No iremos a conformarnos con esos afamados acompañamientos multitudinarios, debido a su carga de banalidades; nos abocan a unas soledades ruidosas sin compañía real, tampoco alcanzamos la tranquilidad de los buenos momentos. Es un proceder turbio de agitadas frustraciones; lo practicamos con desapego, pero también sin miramientos responsables. Aquí viene a cuento la perspectiva del PÁJARO solitario, lanzado con energía a su trayectoria personal, libre de prejuicios, disfrutando de sus acompañamientos naturales; ejercitando sus potencias. Recupera la apoteosis de los contenidos propios bien enraizados en su naturaleza, con el sano afán de participación.

Habrá comentarios para todos los gustos. Desde Góngora conocemos aquello de las soledades portadoras de anchuras infinitas; nos privamos de esos horizontes amplísimos, detrás de las más sinsorgas proposiciones foráneas. Dependemos de circunstancias naturales como seres humanos, la cuestión estará en discernir aquellas otras añadidas a la complejidad vital provenientes de las actitudes caprichosas derivadas de intereses extraños. De donde brota esa gratificante disposición DELIMITADORA orientada a cuantas influencias nos acechen. Ante los informativos, comunicados de los gobernantes, relaciones diarias; ejerce de filtro purificador y permite los posicionamientos naturales.

Un cierto grado de timidez puede ser útil en estos tiempos de tanto orgullo defenestrado. En la vertiente opuesta, constituye un freno cuando se trata de aportaciones de incalculables efectos beneficiosos. Solemos ceñirnos a los comportamientos cercanos, a la percepción de sus consecuencias; mientras analizamos pocas veces sus conexiones a distancia, tanto en el tiempo como en el espacio. Demostradas esas influencias, nadie confirma su única dirección en contra nuestra. Agarrémonos con fuerza a la fascinante potencia CUÁNTICA disponible, de alcances inusitados. El que no conozcamos a fondo el conjunto de sus mecanismos no mengua su valor, los del sentido contrario adolecen de misterios semejantes.

El mero seguidismo de las situaciones previas o de las consignas abrumadoras nos conduce a un adormecimiento que no presagia nada halagüeño, suele provocar la anulación progresiva de las iniciativas particulares, favoreciendo los sectarismos, que como tales no pretenden el bien común. El brote vitalizador para la recuperación de la ilusión nos hace volver la mirada hacia la importancia de las PREGUNTAS recias. ¿Qué? ¿Para qué? ¿Derivaciones? ¿Secuelas? Es la manera de no dejar arraigar los entuertos, de desvelar los disfraces utilizados en muchas de las maniobras envolventes.

Representan la raíz de cualquier progreso, cortando los intentos abusivos.

Los disimulos favorecen encubrimientos capaces de transformar las conductas corrosivas del entorno social en aparentes obras benefactoras. Enfrentarnos a su poderío se convierte en un imperativo, aunque topamos con gente de recursos y la dificultad es patente. Sin duda, abunda la gente participante en actividades altruistas con excelentes aportaciones. Los interrogantes apuntan a otras acciones colaterales no tan bien orientadas. ¿Cómo responderían a las preguntas ciertos BUENISMOS ocupantes de los medios informativos? Cómo, si apreciamos detrás ganancias empresariales, ayudas que no llegan, famoseos usurpadores; en definitiva, beneficiados colaterales, con frecuencia absorbentes de la mayor parte de las ayudas.

La inquietud de las preguntas posibilita muchas aclaraciones, de las cuales estamos muy necesitados. El bien común llena un sinfín de bocas, pero ocupa menos actuaciones. Hablamos de la virtud, del talento, de una manera simplista, con resultados poco convincentes. Suelen convertirse en una acumulación de MÉRITOS, como si ahí radicara la esencia de todo. En no pocas ocasiones se transforma en un totalitarismo avasallador de los menos favorecidos. Los fraudes enturbian también el concepto guía de estas directrices. ¿A qué denominamos mérito? La soberbia enfrentada a las humillaciones, con sus discordancias, solicitan otra valoración inteligente del sentido del mérito.

Las experiencias espléndidas con la percepción de determinadas maravillas son exigentes, precisan de la suficiente atención y pertinentes cuidados por parte de quienes se acerquen a ellas; de lo contrario pueden pasar desapercibidas. El genio de Eduardo Chillida nos mostró una de ellas, muy aplicable a los aires existenciales. Con materiales recios, sólidos, sobre todo hierro forjado logra el trazado de unos perfiles musicales por su delicadeza figurativa. Logra la MÚSICA CALLADA, como caudal de los interiores, siempre con reflejos hacia el exterior.

Nunca será suficiente el ímpetu por las perspectivas adaptadas a la sensibilidad individual, para captar su entorno y captarse a sí mismos. Esta labor callada de la música interior fundamenta la ARMONIZACIÓN de las diferentes facetas de la vida.

Zona de los archivos adjuntos

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

La banda sonora de mi vida

Cada vez que veáis a alguien cantar o tocar, pensad que ellos marcan nuestra vida y firman cada momento con su marca particular

​El golpe se avecina en Perú

Dos formas de derrotar al golpismo. Castillo: o moviliza a las masas o cogobierna con derechistas

​¿Desordenada o genio?

¿Soy un desastre, o una persona que piensa que Dios no te ayuda si madrugas, que el musculo engorda, y que la noche es larga y hay que aprovecharla?

Cultura y Deporte, ministerio desprestigiado

Nada que ver el actual figurante de Cultura y Deporte con los brillantes currículos que presentaban otros ministros del ramo y el prestigio que han dado a España

¿Nos enteraremos de una vez?

Manifiesto que los masones están dirigiendo el mundo, instaurando el Novus ordo seclorum, para dominar a la Humanidad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris