Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Cesta de Dulcinea   Gastronomía   Almagro  

El ventero, primer oficio del mundo

Debemos defender que estén ahí, expresamente para nosotros esos espacios. Pero luego, lo de ir a degustar su gastronomía es otra cosa
Nieves Fernández
miércoles, 17 de febrero de 2021, 12:15 h (CET)

Dice un autor contemporáneo, Emilio Pérez, que el oficio de prostituta no fue el oficio primero, sino el del ventero: “En el jardín del edén / en pelotas caminaban, / solo al comer la manzana / vistieron su desnudez / con pieles de la sabana. / Este fue el 1º oficio, /después el del alfarero. / Hay quien dice que 1º/ fue el de puta, pero es vicio / poner precio al agujero”.//.

Nuestro poeta apuesta fuertemente por la hostelería y los venteros como primeros oficios por necesidad del género humano y baraja otras opciones como el pielero, el alfarero y la mujer prostituta, de nuevo: “¿Cuál oficio fue el primero? / para alejar a los fríos, el pielero? / ¿O acaso el del alfarero / que fabricaba utensilios / para guardar alimentos? / Otros dicen que el de puta, / mas yo pienso / que el estómago fue el horno / y crisol de la cultura / en los inicios del tiempo”.//

Importancia le da sin duda a los servicios gastronómicos de la antigüedad, aunque esa gastronomía se refiera a una simple manzana amiga del pecado y la metáfora.

Muchos de nosotros hemos pasado al menos dos crisis criminales acentuadas por el paro y la enfermedad, las dos en el siglo XXI, la primera en 2007 y lo que colea, la segunda en 2020 y lo que nos rondará con sus sombras de miedo. La primera, puso su importancia en el ladrillo y todas las industrias cercanas al mismo se hundieron y así siguen. La segunda se buscó el turismo como balsa de salvación, balsa que aparece días sí, días no, sobre todo en vacaciones y fiestas para anunciar que de esa barca, principalmente de costa, dependemos todos.

Unida a esa iniciativa de lugares turísticos está la hostelería que reclama en plena pandemia que les dejen abiertas sus puertas; y viendo cómo está la educación con sus colegios e institutos abiertos, quién les niega ese derecho de ganarse la vida en terrazas que no son sino terracillas minúsculas, sin embargo hay dinero de por medio, otra cosa es el turismo de copa y juerga, no sería llamado hostelería.

Nuestro autor defiende al ventero como el primer oficio del género humano, yo como buena almagreña, debo defender al primer mesón, restaurante u hospedería, primero que hubo en España, situado en el Santuario de la Virgen de las Nieves, en el paraje de la antigua dehesa Torrovilla, según reza un documento del Archivo Histórico de Almagro.

Y por la misma razón debemos defender que estén ahí, expresamente para nosotros esos espacios. Pero luego, lo de ir a degustar su gastronomía es otra cosa, no debemos olvidar que la pandemia hace de las suyas en cualquier espacio, colegios, tiendas y bares incluidos. 

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

¿Y si gana la derecha en las próximas Elecciones Generales?

Podríamos asistir al triunfo de la nueva CEDA representada por PP y Vox (previa absorción de los restos del naufragio de Ciudadanos)

En la recta final

​A lo largo de la vida vemos lejana la vejez. Los avatares de la misma y la propia senectud nos descubren, inesperadamente, la realidad de los hechos

Ha llevado a la cárcel

Juan García, Cáceres

'Talibania fiscal'

Ángel Morillo Triviño

Satanás se infiltró en la Iglesia

Jaime Fomperosa Aparicio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris