Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Platero y Rocinante   Poema   Animalismo  

​Jesucristo es un Cerdo

"Padre vuestro, aléjate, ya resonó demasiado tu nombre"
Ángel Padilla
viernes, 6 de noviembre de 2020, 02:57 h (CET)

Foto para artu00edculo siglo XXI


LA SEÑAL DE LA CRUZ


Por la señal de las Santas Ramas verdes,

De la política y el Capital líbranos Señora,

Madre nuestra.

En tu nombre Madre Flores Madre Hierba, y de tus hijos los animales:

Amen.

JESUCRISTO ES UN CERDO


Jesús es un cerdo, buen amigo cristiano.

Sal de la iglesia y dirígete al matadero.

Salva de la cruz al cerdo que matarán

por una gula tuya,

tú eres Roma, aún estás a tiempo, cristiano, Judas.

Jesucristo es un cerdo.

AVE MARÍA


La suerte te salve, María ave,

la bala del cazador vuelva a su pecho.

Bendita es la venganza de la vida contra sus opresores.

Santa águila María, caga bien las plazas humanas y huye.

Ahora y en la hora de nuestro levantamiento Unido.

Pateamos puertas.

GLORIA


Gloria a las elevadas banderas Negras y a los Incendios.

Muerte para que la Vida: como era al principio. Sangre y dolor

para luego los galopes

celestes.

EL PADRE NUESTRO


Padre vuestro, aléjate, ya resonó demasiado tu nombre,

no eres bienvenido en esta casa reconquistada.

Cuando la libertad sea en la tierra como en el cielo

tú serás por fin el que no tenga pan en las manos

porque fue luengo el tiempo en que lo repartiste mal -o no lo diste-, ahora

ante mi antorcha

Arde.

AL ÁNGEL CUSTODIO

Toro de Dios, tú eres mi custodio,

pues la ciega bondad libertaria que me condujo a ti, para sacarte del matadero

también me dio una visión y tú, con tus ojos hoy cambiados

ilumíname, hazme ver tus blancas dehesas, tú eres el custodio

Dios con astas.

AL ÁNGEL DE LA GUARDA

Caballo sin jinetes, hoy ya sobre la montaña añil abres alas.

Soltamos tus riendas en la noche y en el día, unicornio.

Tu alegría azul en la noche me dé fuerza y valentía

para al alba, yo, seguir abriendo establos.

EL CREDO

Creo en un sólo Mundo, el Libre. La libertad otorga inteligencia, la inteligencia, bondad.

Creo en una sola palabra: Respeto. No en Jesucristo ni en ningún personaje de libro. Creo en ti Natura, creo en ti Gaia, tu verdad es más sagrada que cualquier ficción creada por los hombres

para no asumir sus males, viven dormidos, Nosotras jardineras de la hierba

que ellos quemaron, Nosotros

sembradores de los dorados manzanos que ellos nos robaron.

Ayudo a la revuelta para la salida de los animales de todos sus claustros y la vida del mundo futuro, la superstición os hace odiar, vecinos. Y sólo lo cierto, lo que se puede tocar -y respetar- les permitirá, vecinos, que

Amen.

YO CONFIESO

Yo confieso ante la Vaca estabulada, y ante vosotros, hermanos enfermos de gula

que empujaré palabra y hecho para que salgan las vacas de su infierno.

Yo también fui esclavista cuando viví engañado (hoy, no).

Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa.

Por eso ruego a mis clanes ácratas que reduzcan a carbón toda estatua estúpida

y otorguemos días a ojos sintientes en sombra. Por los encerrados lejos del Cielo:

Luchemos.

Por la señal de las Santas Ramas nuevas,

De la política y el Capital líbranos Señora,

Madre nuestra.

En tu nombre Madre Oleajes Madre SinParedes, y de tus hijos los animales:

Martilleen.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Las cloacas

Cuando en un “Ejecutivo” alguno de sus miembros se permite el insulto y desprecio público, la cabeza de dicho “Ejecutivo” debe tomar decisiones

Margarita Robles acabará harta del Gobierno

Hablar a la tropa de Podemos sobre el sentido de Estado de la ministra de Defensa, es algo así como hablar en clave universitaria a niños de infantil

​La desvergüenza y el descaro de Pedro Sánchez

No llames a nadie mangante, salvo a tus correligionarios

¿Aguantará Europa el envite de una contienda prolongada?

“No debes quejarte de la nieve en el tejado de tu vecino cuando también cubre el umbral de tu casa”, Confucio

Euclides Acevedo, narcoestado y nueva república

Pocos hombres públicos han ocupado puestos tan sensibles
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris