Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Fútbol
Etiquetas:   España   Francia  

España tira de estrella en París (0-1)

Francia sucumbe ante el tanto de Pedro, la maestría de Xabi y Xavi con el balón y las paradas de Víctor Valdés
Rafael Merino
@RM_rafamerino
martes, 26 de marzo de 2013, 22:15 h (CET)

Ficha técnica
0 - Francia: Lloris; Jallet (Giroud, m. 91), Varane, Koscielny, Evra; Pogba, Cabaye (Menez, m. 69), Pogba, Matuidi; Valbuena, Benzema (Sissoko, m. 81) y Ribéry. No utilizados: Mandanda, Landreau; Sakho, Yanga-Mbiwa, Clichy, Fanni, Gonalons, Rémy, Payet y Giroud.

1 – España: Valdés; Arbeloa, Piqué, Sergio Ramos; Xavi, Busquets, Xabi Alonso; Pedro (Fábregas, m. 76), Villa (Navas, m. 60) e Iniesta (Mata, m. 92). No utilizados: Reina, De Gea; Azpilicueta, Albiol, Javi García, Cazorla, Isco, Mata, Silva y Negredo.

Goles: 0-1. M. 59. Pedro.

Árbitro: Viktor Kassai (Hungría). Expulsó a Pogba por doble amarilla (m. 77) y amonestó a Xavi, Cabaye, Matuidi y Arbeloa.

Incidencias: 80.000 espectadores en Saint Denis.
Los objetivos se alcanzan haciendo todos los pasos de forma sencilla. Sin complicaciones. Sin alardes innecesarios. Sin improvisar. Es suficiente con plasmar todas esas enseñanzas aprendidas durante cursos. Sin renunciar nunca a los principios fundamentales. Como hace España. Nunca rompe con su discurso de dibujar fútbol a base de tocar y tocar el esférico. Ha conseguido dos conquistas europeas y otra planetaria, corona ésta que defenderá con casi toda seguridad en Brasil. Porque el triunfo en París, ante Francia, bien vale un billete hacia el Mundial 2014.

Quedan tres encuentros más y todo puede ocurrir. Esto es deporte y no es una ciencia exacta. Pero si en este mundo hay un argumento certero es ese que asegura que España siempre recurre al fútbol y a su estrella de campeón cuando encuentra circunstancias adversas. Como sucedió en Saint Denis, adonde desembarcó después de un resbalón ante Finlandia. Sólo era rentable sumar los tres puntos en disputa para enmendar su clasificación. No era cuestión baladí porque enfrente estaba una renovada Francia, con todos los vientos a favor.

España siempre se movió como un conjunto coral. Nadie se saltó el guión que tan excelsamente tienen grabados en sus genes. Y en esta parcela es dónde destacan tres vértices: Xavi, Xabi Alonso y Busquets. Recuperan, tocan y distribuyen. Lo hacen, además, sencillo. Sobre ellos se arma toda una columna futbolística, inquebrantable para cualquier adversario. Y eso que Francia no reculó en exceso. Ni tampoco rehuyó el cuerpo a cuerpo. Pero amablemente dejó hacer a España y trató de sorprender al ataque.

Valdés ejerce de Casillas
No lo consiguió porque se descubrió que España no atesora un solo santo en su portería. Tiene dos guardianes celestiales. A las conocidas paradas de Casillas se sumó Víctor Valdés, con dos paradas auténticamente divinas: en un mano a mano ante Ribéry y en un remate postrero de cabeza de Evra. Dos grandes ocasiones de Francia, un bloque sólido, aunque carente de colmillo ofensivo. Benzema ya suma 12 convocatorias sin pólvora, y se marchó entre abucheos. Todo un lastre ofensivo incluso cuando se tiene a un futbolista desequilibrante como Ribéry.

Porque si se desea ganar a España se necesita escribir un encuentro más que sobresaliente. España sabe que tiene estrella y saca sus poderes en situaciones como ésta, cuando lo necesita. Entonces, es prácticamente invencible. Los hombres de Del Bosque gobernaron el tiempo del esférico de comienzo a fin, sin nerviosismo ante la escasez de ocasiones. Sólo viene a la memoria un disparo de Xavi y otro de Iniesta antes de una diagonal de Pedro, un desmarque de Monreal (otra cara alegre que se suma al proyecto) y un centro de éste acabó siendo transformado, no sin cierto suspense, por el mismo Pedro.

Era el premio al ser vertical, al querer ganar el partido, al no renunciar a los principios, al hacer bien las cosas. Al no desesperarse con el árbitro, permisivo con los franceses y casero en una caída de Pedro, dentro del área, ante Lloris. E incluso a pesar de no estar muy fina en esos últimos metros, donde se requiere esa asistencia precisa que cualquier delantero ejecute en gol. No lo hubo porque Francia estiró su físico y porque Villa no está en flor de primavera. No importó. España se sintió con hambre antes de marcar y feliz después de superar a Francia, por primera vez en partido oficial a domicilio, tirando de su estrella de campeón.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Dibu Martínez: el arquero del momento

La victoria con su país le ha convertido en el mejor portero de la competición, con una carrera deportiva, por delante, muy prometedora

​4 claves de la nueva temporada de La Liga

Después de un verano de infarto para los amantes y aficionados del fútbol nos encontramos, por fin, con uno de los eventos deportivos más esperados en toda España

Covid-19 y fútbol: En América Latina renace la liga femenina

Un análisis de las consecuencias que ha producido la pandemia en el sector deportivo más importante del mundo

El Comité Ejecutivo de la UEFA tratará este miércoles el futuro de las competiciones europeas

​En principio, la idea del organismo es ampliar la Liga de Campeones de 32 a 36 clubes participantes y cambiar el actual sistema de ocho grupos por una liga única

Imanol Alguacil: "Para mí el Barça es el candidato a ganar la Liga"

El preparador de los vascos explicó que las bajas de su equipo y un Barça muy entonado y efectivo fueron los obstáculos del último choque antes de jugar la final de Copa
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris