Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Firmas y Blogs
Lectores
Lectores
Jesús Martínez, de Salt

Estar en manos de dementes tiene su coste. Y no sólo en el PIB, en las cifras del paro o en empresas arruinadas. También en víctimas multilaterales de la pésima gestión sanitaria y de la normativa draconiana y chapucera que hemos aguantado y seguimos aguantando. Los efectos del mal gobierno provocan el estupor, inmediatamente antes de la depresión, cuando comprobamos en el día a día cuáles son las prioridades de esta cuadrilla de bandoleros al asalto del Estado. Los mismos que se fueron impúdicamente de vacaciones sin haber adecuado las leyes que permitieran hacer frente a la situación sin recurrir al estado de alarma, son los que a toda la velocidad, sin consulta ni diálogo con los sectores afectados, se empeñan en regurgitar leyes innecesarias que tienen el efecto de suscitar la discordia y generar nuevos problemas sin resolver ninguno de los que nos acucian.

La palma del dislate hay que otorgársela a la de eutanasia que ultima su tramitación en el Congreso. Ni siquiera la hecatombe de la pasada primavera les ha frenado ni parece que les va a frenar a del otoño: "Es improcedente y muestra una gran falta de sensibilidad que, cuando el país expresa un duelo inmenso por el gran número de personas que han perdido, y siguen perdiendo la vida por la pandemia, el Congreso de los Diputados tramite una ley de eutanasia".

Artículos del autor

Solo en pocos momentos de la historia –los proyectos de la Ilustración, el breve destello de la Institución Libre de Enseñanza, los intentos radicalmente reformistas de la Segunda República- ha aparecido en nuestro país un nuevo horizonte que se opusiese al dominio de la ideología clerical.

Por el contrario, decir en público que se es gay, hoy día se tolera mejor, incluso se admira ¿por qué?

O sea, son incapaces de un compromiso vital.

El Cardenal Parolin, Secretario de Estado de la Santa Sede, ha querido insistir en esta dimensión, en la necesidad de la ONU, precisamente en un momento histórico en el que resulta evidente que solo relaciones solidarias entre los pueblos y los Estados permitirán dar respuesta a las necesidades tecnológicas, bio-sanitarias y socioeconómicas que la pandemia está generando a escala internacional.La ONU nació para promover la paz en un mundo tras el fracaso de la II Guerra Mundial.

Viendo la situación actual de la Iglesia Católica desacralizada en muchos lugares y del estado de caos total que impera en la sociedad, gobernada por los herederos de la Revolución de Mayo del 68, un católico que crea en Cristo como su Dios y Señor, sufre mucho, pues la dolorosísima Pasión y Muerte de Cristo ha pasado a ser un fruto del pasado, ahora lo importante es el hombre.

La defensa de la propiedad privada es esencial para una sociedad libre.

El otro emplea el arma falaz de las encuestas para declarar que la Monarquía y, más concretamente la forma de Estado, es algo que trae sin cuidado a los españoles.Afirma Iglesias que hay que avanzar hacia una nueva república que traerá nuevas oportunidades empresariales y económicas.

La reciente muerte de la juez decana del Tribunal Supremo de los Estados Unidos, Ruth Bader Ginsburg, ha acentuado uno de los debates políticos que más dividen a la sociedad norteamericana: la influencia de los magistrados de dicho tribunal en la configuración de la propia sociedad.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris