Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Rosa Villacastín
Rosa Villacastín
El abanico
Rosa Villacastín nació en Ávila en 1947. Comenzó en la Universidad Complutense como encargada del Archivo Histórico y en 1971 entra a colaborar en diario Pueblo en diversas secciones y como cronista parlamentaria. Producto de ese trabajo es uno de sus libros: 'La noche de los transistores, el Rey que paró el golpe'. Ha colaborado en RNE, Antena 3 Radio, Cadena SER y en la actualidad en Punto Radio, así como en las revistas Época, Panorama, Interviú, El Semanal, Mujer de Hoy, en el diario Ya y la agencia Colpisa. Actualmente colabora en Yo Dona y en la revista Diez Minutos. Ha trabajado con María Teresa Campos en TVE y Antena 3, donde presentó el programa 'Extra Rosa'. Es Académica de la Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión. Otros libros que ha publicado son 'España, lo único importante', 'Catálogo bibliográfico del Archivo Rubén Darío', 'El club de las santas', 'Mi cuaderno secreto', 'Partir de Cero', 'Hay vida después de los cincuenta', '¡Socorro, me estoy pareciendo a mi madre' y 'Querido Imbécil'. Ha recibido numerosos premios y reconocimientos a su carrera profesional.
Rosa Villacastín
Últimos textos publicados
12.330 desaparecidos que no dejaron huella
MADRID, 14 (OTR/PRESS) Los ojos de Teresa, Josua, Charo, Carmen, Ana María, Amalia, Andrés y de tantos otros con familiares desaparecidos, están vacíos, sin vida. Miran sin ver, angustiados por la larga espera, por el silencio de quienes un día se marcharon sin dejar rastro, algunos por decisión propia -los menos-, otros porque echaron andar y no supieron encontrar el camino de vuelta a casa, la mayoría por haberse cruzado en su camino un desalmado, un asesino a quien las autoridades no logran poner nombre y apellido. Todo ello dificulta que sus padres o hermanos puedan encontrarles en Colombia, Estados Unidos, Estocolmo o en España, a veces porque, como en todos los colectivos, hay funcionarios perezosos que no les ayudan siquiera a presentar una denuncia ante la policía de tal o cual país, a rellenar cuestionarios incomprensibles para quien no domina el inglés o la jerga local. Inconvenientes todos que, sumados a la falta de medios, agrava la situación de estas cientos, miles de familias, a quien les han robado las ganas de vivir y de seguir luchando.

Es la razón por la que la Fundación Europea por las Personas Desaparecidas (www.qsdglobal.com) nos convocó a un grupo de periodistas, comandados por Paco Lobatón, en Caixa Forum, para que les escucháramos, para que a través de cada uno de nuestros medios de comunicación, concienciemos a la sociedad de que ningún país se puede permitir el lujo de perder a 12.330 ciudadanos, así, sin más.

Una tragedia de imprevisibles consecuencias, ya que detrás de cada uno de esos desaparecidos, se esconde una emotiva historia como la del fotoperiodista Borja Lázaro Herrero, que después de muchos años de intenso trabajo, logró realizar el viaje de sus sueños a La Guajira colombiana, donde quería hacer un reportaje a la tribu de los wayuus, que le acogieron con alegría y respeto, hasta el punto de permitirle hacer fotos de "La fiesta de los huesos". Un ritual antiquísimo del que Borja fue testigo de excepción. En agradecimiento por su hospitalidad Borja regresó para entregarles algunas de las fotos que les había tomado. A partir de ahí, todo es misterio. Nunca más se supo de él, ni de Joaquín Fernández García, desaparecido en el 2008 en Carboneras, Almería, que se fue sin dejar rastro, por más que las autoridades judiciales crean, pero no pueden probarlo, que algunos callan por miedo.

Para los familiares de todas estas personas, lo más importante es encontrarlas y, si han muerto, enterrarlas para cerrar el duelo. Es por lo que piden al gobierno celeridad en la búsqueda, medios económicos, técnicos y humanos, ya que para la mayoría no es fácil desplazarse a países donde no conocen a nadie, en donde los representantes diplomáticos apenas si les prestan atención o ayuda. Razón por la cual se sienten desasistidos, indefensos, solos para iniciar trámites engorrosos.

Una de las barreras que ya han logrado derribar es la poder activar el protocolo de los desaparecidos inmediatamente, sin necesidad de que tener que esperar 24 ó 48 horas.

Se quejan y con razón del escaso interés cuando los desaparecidos son personas mayores, jubilados en su mayoría, hombres y mujeres con enfermedades como la diabetes o con principio de Alzheimer que desparecen durante su paseo diario y a los que nunca más se les vuelve a ver.

Dar visibilidad a los desparecidos es tarea de todos, no solo de los familiares, también de los políticos dotando de medios a la Guardia Civil, a las policías nacionales y locales. Todo para acabar esa agonía que consume a sus familiares y amigos.

viernes, 15 de marzo de 2019.
 
La sombra de Carmen Alborch es alargada
MADRID, 7 (OTR/PRESS) En estos días de reivindicaciones, de lucha por la igualdad real de las mujeres, no podía faltar un homenaje a Carmen Alborch, la mujer que dio sobradas muestras de su compromiso con el feminismo, la cultura, la ética, la enseñanza y la política. Porque Carmen no fue una política al uso, ni en las formas ni en el fondo, en un trabajo que desempeñó en distintos ámbitos -en el Congreso y en el Senado-, donde llevó a cabo una intensa labor dedicada a mejorar la vida de sus conciudadanos, además de la literaria. Autora de numerosos libros sobre las mujeres, supo como pocas poner el dedo en algunos de nuestros problemas más acuciantes: la rivalidad y complicidad entre las mujeres, las libertades y los placeres de la edad. Un título que definía muy bien su estado de ánimo, cuando ya la enfermedad había hecho huella en su cuerpo.

Y qué decir de su paso por el Ministerio de Cultura, donde dejó su impronta, con un estilo que acaparó la atención de toda la prensa, no solo porque se volcó en promocionar a los diseñadores españoles: Jesús del Pozo, Francis Montesinos o Ángel Schlesser, sin olvidar la industria zapatera de su tierra, lo que no le impidió lucir en las grandes ocasiones modelos exclusivos del japonés Issey Miyaque, de quien guardaba, según me comentó la última vez que nos vimos, un traje largo, único, que lució en la cena de gala que los Reyes de España ofrecieron a los emperadores de Japón y que volvió a ponerse cuando cumplió los 50. Una fecha emblemática para cualquier mujer, para Carmen también.

Como emblemático y emotivo fue el homenaje que recibió el pasado martes por la noche en el Teatro Real de Madrid. Una institución por la que veló durante su época de ministra, implicándose en su rehabilitación, y posterior inauguración en el 2017, en la que apareció con un vestido largo, negro y una capa color fucsia y azul, además de su inseparable bastón, que utilizaba desde que le comunicaron que padecía cáncer. Una enfermedad que intentó sortear con ese espíritu positivo que le permitía derribar barreras que para otras personas resultaban infranqueables, pero que ella sorteaba sin que el resentimiento ni el odio anidaran en su corazón.

Al acto en el Real, presentado por la periodista Monserrat Domínguez, asistió su hermana Vicenta, Cipriá Ciscar -el hombre que la introdujo en la política-, el actual ministro de Cultura José Guirao, quien destacó la labor de Carmen al frente del Instituto Valenciano de Arte Moderno, así como su interés en alejar de las disputas políticas, del Museo del Prado.

Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno de Pedro Sánchez, señaló el profundo sentido de la libertad que tenía Carmen y su compromiso con el feminismo, mientras que el ex presidente Felipe González, explicó lo mucho que le hubiera gustado decirle en vísperas del 8M que su feminismo era incluyente.

En la sala donde tuvo lugar el acto, se encontraban amigos entrañables de Alborch: el periodista Fernando Delgado, la actriz Magüi Mira, la vicepresidenta del Patronato del Prado Amparo Valcárcel (a esa hora todavía no se conocía el fallecimiento de José Pedro Pérez Llorca, presidente del Patronato), la ministra de Defensa Margarita Robles, el ministro del Interior Grande Marlaska, de Fomento José Luis Ábalos, Magdalena Valerio y el presidente de la Generalitat Ximo Puig.

Las palabras más emotivas las pronunció, como no podía ser de otra manera, su hermana Vicenta: "Te acompañé a mítines, a actos, presentaciones, siempre reivindicando los derechos de las mujeres, dispuesta a colaborar por las causas justas. A partir de ahora iré sin ti y se me hará muy duro".

Un adiós al que puso música su admirado Joan Manuel Serrat, con "Paraules d'amor", que interpretó la cantante Isabel Monar.

viernes, 8 de marzo de 2019.
 
La pobreza infantil urge un pacto de Estado
MADRID, 28 (OTR/PRESS) A las puertas de que dé comienzo la precampaña electoral, al menos oficialmente, sorprende que ningún partido hable sobre los graves problemas que tiene planteados la sociedad española, entre otros y para mí uno de los más urgentes, el de la pobreza infantil. En España, alcanza cifras preocupantes: más de dos millones y medio de niños están en riesgo de exclusión social en un país que presume de desarrollado, y lo es, pero que ha entrado en una deriva suicida debido al problema catalán, que acapara la agenda de los lideres nacionales por la rentabilidad que supone para algunos de ellos tratar de enfrentar a los ciudadanos, inocular el odio ideológico, bien por la defensa a ultranza de la bandera, del idioma, del lugar de nacimiento, de la inmigración, la caza o los toros.

Es indudable que la pobreza tiene efectos devastadores para todos, pero muy especialmente para los más pequeños, ya que afecta a su salud, al abandono escolar, a la falta de viviendas dignas, a su futuro inmediato pero también al de más largo plazo, por la dificultad que entraña superar determinadas barreras sociales y profesionales, que les condenan a una vida no exenta de peligros de todo tipo, entre otros la exclusión, que pueden arrastrar indefinidamente.

Una de las causas en la que más inciden organismos internacionales como Unicef o Save the Children, es en la necesidad de hacer un buen diagnóstico, para saber el número exacto de quienes están en esa grave situación, así como de las medidas que se han aplicado hasta ahora y que no han dado resultado para reducir la pobreza. Ese diagnóstico incide en la obligatoriedad de la enseñanza, ya que muchos de esos pequeños llegan a las escuelas publicas sin saber leer y escribir, en desventaja respecto a aquellos que tienen un nivel de vida aceptable, lo cual les condena al fracaso en la mayoría de los casos.

Que las familias pobres no están en condiciones de hacer inversiones a largo plazo ni en educación ni de ningún otro tipo, es de cajón, de ahí que esa limitación marque el futuro de sus hijos y sus opciones profesionales en el mundo laboral. Un problema que quedó patente durante la crisis de los últimos años, cuando jóvenes sin formación que se habían refugiado en la construcción, se vieron abocados al paro indefinido por falta de preparación cuando la demanda de vivienda cayó. Una situación que Pedro Sánchez llegó a calificar de "emergencia nacional", antes incluso de llegar al Gobierno, y que el director de Investigaciones de la Fundación PorCausa, Gonzalo Fanjul, ya advirtió de que en caso de no invertir en ese segmento de la población, supondría un "verdadero disparo en el pié" para el futuro de la sociedad y de la economía española.

Pero si sorprendente es la escasa, por no decir nula, preocupación de algunos políticos por dar soluciones a los graves problemas que tiene planteados la sociedad, más lo es, que un tema que afecta a tantas familias, ni siquiera forme parte de sus prioridades de cara a las elecciones del 28A, siendo como son los más jóvenes los que algún día tendrán que tomar el relevo en la política, en la educación, en la economía, en la salud y en tantos otros campos de la vida.

Es la razón por la que se insiste tanto en la obligatoriedad de que PSOE, PP, Ciudadanos y Podemos, lleguen a un acuerdo, a un pacto de Estado que intente dar soluciones a un tema que nos afecta a todos, sin excepción.

viernes, 1 de marzo de 2019.
 
 
23F: Aprender del pasado para escribir el presente
viernes, 22 de febrero de 2019.
 
La Sanidad Pública entra en urgencias
viernes, 15 de febrero de 2019.
 
Las mujeres, el muro de contención contra Donald Trump
viernes, 8 de febrero de 2019.
 
Alejandra Grepi: su lucha contra el Síndrome de Tourette
viernes, 1 de febrero de 2019.
 
Elio Berhanyer: se ha ido el gentleman de la costura española
viernes, 25 de enero de 2019.
 
Festival del piorno contra la despoblación
viernes, 18 de enero de 2019.
 
Las féminas: una piedra en el zapato de PP y Ciudadanos
viernes, 11 de enero de 2019.
 
2019: el año de los buenos propósitos
viernes, 4 de enero de 2019.
 
Es la convivencia, estúpido, la convivencia.
viernes, 28 de diciembre de 2018.
 
Silencio, estamos en Navidad
viernes, 21 de diciembre de 2018.
 
Vox, una piedra en el zapato de PP y Ciudadanos
viernes, 14 de diciembre de 2018.
 
40 aniversario de la Constitución, homenaje a los periodistas de la época
viernes, 7 de diciembre de 2018.
 
Salvar la vida y salvar el mar
viernes, 30 de noviembre de 2018.
 
Ana Pastor lee la cartilla a Sus Señorías
viernes, 23 de noviembre de 2018.
 
Cuatro mujeres y un destino
viernes, 16 de noviembre de 2018.
 
Las mujeres plantan cara a Donald Trump
viernes, 9 de noviembre de 2018.
 
Iñaki Gabilondo: el afán por entender
viernes, 2 de noviembre de 2018.
 
A vueltas con la edad
viernes, 26 de octubre de 2018.
 
Cuarenta años de la Constitución: sí se puede
sábado, 20 de octubre de 2018.
 
Que suene la música
jueves, 18 de octubre de 2018.
 
La edad de oro cotiza al alza
jueves, 18 de octubre de 2018.
 
Que suene la música
viernes, 12 de octubre de 2018.
 
La mendicidad cotiza en Madrid
viernes, 5 de octubre de 2018.
 
Silencio vergonzoso de Latinoamérica sobre Nicaragua
viernes, 28 de septiembre de 2018.
 
Archivo
21/09/2018 El derecho a envejecer de las mujeres
31/08/2018 La Costa del Sol apuesta por la alta cocina
24/08/2018 Momento Preysler en bikini
17/08/2018 Melanie Griffith, lucha contra el tiempo
10/08/2018 Marbella: Los años que amamos locamente
03/08/2018 El Príncipe Enrique reivindica a Camila Parker Bowles
27/07/2018 Puerto Banús: el más seguro de Europa
13/07/2018 Maridaje solidario de Luis Fonsi y María Bravo
06/07/2018 El PP debe renovarse o resignarse a morir
29/06/2018 España: orgullo de país
22/06/2018 La patria de Rubén Darío, al borde de una guerra civil
15/06/2018 Los daños colaterales del caso Nóos
08/06/2018 La España real resiste la tempestad política
01/06/2018 María Dolores Pradera se fue como vivió, con elegancia
25/05/2018 Los bomberos de Madrid dicen ¡Basta ya!
18/05/2018 No sin las mujeres
11/05/2018 Aumenta el número de dependientes en España.
04/05/2018 Literatura y vino: unidos para siempre
30/04/2018 La numantina resistencia de Cifuentes, salta por los aires.
20/04/2018 Mercedes Milá viaja ligera de equipaje
13/04/2018 Los niños sirios mueren ante la indiferencia de la UE
06/04/2018 Sofía y Letizia: guerra de tronos
30/03/2018 Bustamante destapa el tarro de las esencias
23/03/2018 La Infanta Elena, un verso suelto.
16/03/2018 La falta de empatía del PP con los pensionistas
09/03/2018 Starlite calienta motores de cara al verano marbellí
02/03/2018 El poder de las mujeres es imparable.
23/02/2018 España, 37 años después del golpe del 23F
16/02/2018 Urge el rearme moral de las ONG
09/02/2018 ¿Quién defiende al peatón?
02/02/2018 A Julián Muñoz, la noche le confunde
26/01/2018 El cerebro en la entrepierna
19/01/2018 La cara B del turismo de masas
12/01/2018 El muerto goza de buena salud
05/01/2018 Ningún mayor sin su regalo de Reyes
29/12/2017 Es la educación estúpido, la educación.
22/12/2017 Los libros vuelven a casa por Navidad
15/12/2017 El acoso sexual: la revolución pendiente de los hombres
08/12/2017 Las pensiones de nunca acabar
01/12/2017 Los millonarios americanos plantan cara a Trump
08/11/2017 Manoloescobar manía
07/11/2017 Casi todo lo que hemos hecho bien (y mal)
31/10/2017 El papel, ahora sí clave, de Podemos
25/10/2017 La verdad se muere; no la enterremos
18/10/2017 Algún día, Rajoy tendrá que actuar.
04/10/2017 Dejar Barcelona no fue fácil
03/10/2017 Hay que estar con Rajoy. ¿Está Rajoy con nosotros?
26/09/2017 Trump apoya la España unida; Putin, no
20/09/2017 Esto, pase lo que pase, va a traer consecuencias
19/09/2017 Rajoy se la juega, sí. Pero ¿queda otro remedio?
06/09/2017 Dialogar con los catalanes, no con la Generalitat
30/08/2017 ¿En qué vagón viaja Pedro Sánchez?
29/08/2017 Rajoy ante el Parlamento: ahora no toca
08/08/2017 Rajoy, al fin y al cabo, es humano, vaya por Dios
04/08/2017 El descanso hay que trabajarlo
02/08/2017 La Scaramuzzimanía
26/07/2017 España anda como ausente
19/07/2017 Las narices de Rajoy
18/07/2017 ¿Gobierno de progreso? ¿Por qué no, si...?
13/07/2017 El país de los abucheos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris