Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

La familia de Payá sitúa el accidente en un contexto de persecución colectiva para que la Audiencia Nacional lo investigue

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 16 de octubre de 2013, 14:05 h (CET)
MADRID, 16 (SERVIMEDIA)



La familia del disidente cubano Oswaldo Payá, fallecido en un supuesto accidente de circulación en Cuba junto a su compañero Harold Cepero, recurrirá ante la Audiencia Nacional el auto en que el juez Eloy Velasco decretó que ésta no es competente en un caso ya juzgado; su argumento será que ese accidente, para ellos asesinato, fue sólo el colofón de una persecución sistemática a un colectivo, un delito de lesa humanidad que sí compete a la Audiencia.

La viuda de Payá, Ofelia Acevedo, y el abogado Francisco Andújar ofrecieron hoy una rueda de prensa en Madrid en la que anunciaron su intención de presentar un recurso de apelación ante la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional contra el previsible nuevo auto del juez Eloy Velasco confimando este parecer.

Si el magistrado mantiene su opinión, ese segundo auto desestimaría el recurso de reforma que presentó previamente la defensa de la familia de Payá contra el auto del 23 de septiembre que declaraba que este órgano judicial no es competente para volver a juzgar un hecho, el accidente de tráfico del 22 de julio de 2012, que ya fue juzgado en Cuba.

La defensa, que no puede contradecir que esos hechos ya fueron juzgados en Cuba, aunque desde su punto de vista de una forma totalmente fraudulento, intentará que la Audiencia Nacional acepte investigarlo de nuevo enmarcándolo dentro de un contexto de persecución sistemática.

Esta persecución sistemática sería la que el régimen cubano realiza contra un grupo de la población civil de un país, el Movimiento de Liberación Cristiano de Cuba, compuesto por mil miembros y capaz de recoger 25.000 firmas. Muchos de los hechos concretos de esta persecución no han sido ni siquiera investigados en Cuba, y por lo tanto podrían serlo en España.

SEPARACIÓN DE PODERES

Andújar explicó también que, aunque el Gobierno español firmó su conformidad con el proceso judicial que condenó al español Ángel Carromero, conductor del vehículo, por “homicidio imprudente” como condición para que aquél cumpliera su condena en España, esa circunstancia no vincularía al poder judicial, sino sólo al Ejecutivo.

Por tanto, la defensa solicitará a la Audiencia Nacional que inicie una investigación, en principio contra el teniente coronel Águilas y el coronel Llanos que, según Carromero, le indicaron lo que tenía que decir durante el juicio que le condenó en Cuba a cuatro años de prisión, si bien ahora se le ha concedido el tercer grado el España.

En dicha investigación, la defensa de la familia de Payá confía en que se podrá acreditar que las pruebas periciales practicadas durante el juicio a Carromero no son fiables, y en que se enjuiciará otro buen número de encarcelamientos y arrestos injustificados, acosos y palizas a miembros del Movimiento de Liberación Cristiano, incluido el intento de atentado que sufrieron Payá y Acevedo un mes antes de la muerte del primero.

Para estos hechos, Carromero actuaría sólo como un testigo más de los 13 que espera aportar la defensa, entre ellos Ofelia, su hija Rosa María Payá y el ciudadano sueco que acompañaba a Oswaldo, Carromero y Cepero en el coche accidentado, que a las 20.46 horas del día del siniestro escribió un sms diciendo que Carromero aseguraba que otro coche los había embestido, si bien al llegar a Suecia dijo que no recordaba nada.

Acevedo, a quien el último Consejo de Ministros concedió la nacionalidad española junto a dos de los hijos que tuvo con Payá, dio cuenta además en la rueda de prensa de los contactos realizados en Estrasburgo con motivo del homenaje que el pasado 10 de septiembre hizo a su marido el Parlamento Europeo. Allí, aseguró, recibió el apoyo de miembros de todos los grupos parlamentarios, que le mostraron su certeza de que la muerte de Oayá fue un asesinato organizado por el régimen cubano; también eurodiputados socialistas, aunque no del PSOE.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris