Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Autonomías

Madrid. Más de 182 millones para garantizar más de 4.000 plazas para personas con enfermedad mental

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 10 de octubre de 2013, 15:54 h (CET)
MADRID, 10 (SERVIMEDIA)



La Comunidad de Madrid dio hoy, coincidiendo con la celebración del Día Mundial de la Salud Mental, el visto bueno a una inversión de 182 millones y medio de euros para garantizar 4.016 plazas para personas con enfermedad mental grave y duradera los próximos cuatro años, anunció su portavoz, Salvador Victoria.

Dijo que la totalidad de los recursos dirigidos a las personas con enfermedad mental se ha licitado y adjudicado en seis acuerdos marco, uno por cada tipo de gestión (centros de día de soporte social, centros de rehabilitación laboral, centros de rehabilitación psicosocial, equipos de apoyo social residencial y pisos supervisados y plazas de alojamiento en pensiones) con el propósito de homogenizar las condiciones y precios en este nuevo modelo de gestión que unificará todos los contratos de las 4.016 plazas concertadas con la Administración.

La Red de Atención Social a personas con enfermedad mental grave y duradera de la Comunidad cuenta con un total de 5.734 plazas, de las que 4.016 son concertadas y el resto, 1.718, son centros de la Comunidad de

Madrid.

“En los últimos años, la Red de Atención Social para estas personas ha multiplicado por cinco el número de plazas, pasando de las 1.269 plazas que existían en el año 2003 a las 5.734 plazas con las que cuenta actualmente”, dijo Victoria, quien destacó que “esto supone la creación de 4.465 nuevas plazas”.

Explicó que a finales de 2013 se van a adjudicar los contratos derivados de los seis acuerdos marco, por un plazo de ejecución de 14 meses, porque van desde el 1 de noviembre de 2013 hasta el 31 de diciembre de 2014.

A partir de 2015, añadió, se formalizarán cada año, por un periodo de vigencia anual y con la duración prevista de cuatro años.

“La adjudicación anual se realizará de forma simplificada y sin necesidad de someterlos a un nuevo concurso. Con esta fórmula se logra la continuidad del servicio y la atención, y además, se garantiza la igualdad en la prestación a los usuarios y una mayor optimización del sistema desde el punto de vista económico y administrativo, estableciendo condiciones idénticas para una misma prestación, dando a todas las plazas disponibles el mismo tratamiento en cuanto a la contratación, seguimiento de los contratos, precios y condiciones”, expuso Victoria.

Afirmó que este primer acuerdo marco consta de 26 contratos con diez entidades distintas por un importe de 12.175.881 euros para garantizar 864 plazas.

En estos centros se da atención diurna especializada, se ofrecen programas y actividades de apoyo y soporte social, para ayudar a las personas con enfermedad mental severa y persistente con mayores niveles de dificultades de funcionamiento, aislamiento y dependencia, a alcanzar un mínimo de autonomía y apoyar su mantenimiento en la comunidad en las mejores condiciones posibles y a sus familias.

En este caso se realizarán 13 contratos para garantizar 670 plazas con un gasto de 7.119.148 euros.

Los usuarios de estas plazas serán personas con enfermedad mental crónica, con un nivel mínimo de autonomía personal y social, así como de motivación respecto a la integración laboral.

Estos centros ofrecen programas de rehabilitación laboral para ayudar a estas personas que han alcanzado un buen nivel de autonomía, a aprender o recuperar los hábitos y capacidades laborales necesarias para acceder al mundo laboral y apoyar su integración y mantenimiento en el mismo.



“El año pasado se obtuvieron muy buenos resultados en el área de inserción laboral, y de los 1.313 usuarios de los centros de rehabilitación laboral, 602 se integraron en el mercado laboral”, destacó Victoria.

El Consejo de Gobierno autorizó también 12 contratos para garantizar 788 plazas por un importe de 7.312.842 euros. Estos centros ofrecen programas individualizados de rehabilitación psicosocial y apoyo a la integración y actividades de apoyo social, para ayudar a las personas con enfermedad mental severa y persistente a recuperar el máximo grado de autonomía personal y social, mejorar su funcionamiento psicosocial y promover su mantenimiento e integración en la comunidad.

Además, ofrecen psicoeducación, asesoramiento y apoyo a las familias.

Este servicio, que se realizará a través de 17 contratos y garantizará 441 plazas con un gasto de 17.026.011 euros, consiste en la atención en residencia de estas personas, que son derivadas por los servicios de Salud Mental de Sanidad.

“Esta coordinación sociosanitaria es vital para el buen

funcionamiento de los servicios y para asegurar una adecuada atención integral a las distintas necesidades de estas personas por derivación de los Servicios de Salud Mental”, manifestó Victoria.

Los pisos supervisados de la Comunidad de Madrid son un recurso de alojamiento comunitario organizado en pisos o viviendas normales en los que pueden residir entre tres y cinco personas con enfermedades mentales severas y persistentes.

Se han formalizado 9 contratos para garantizar 203 plazas con un importe de 2.448.494 euros.

Los Equipos de Apoyo Social Comunitario (EASC) se han desarrollado como una nueva iniciativa que viene a completar la red de centros que funcionan de un modo integrado y coordinado con los programas de rehabilitación y continuidad de cuidados de los Servicios de Salud Mental de cada distrito.

En este caso se han hecho 35 contratos para garantizar 1.050 plazas por un importe de 6.771.368 euros.

Estos equipos permiten ofrecer atención social domiciliaria y en el propio entorno a aquellas personas con enfermedad mental severa con dificultades y necesidad de apoyo social para poder mantenerse en su entorno familiar y comunitario.

La Comunidad de Madrid cuenta con 198 centros y recursos especializados y más de 5.700 plazas especializadas para atender a las personas con enfermedad mental de la región.

En ellos trabajan 1.260 profesionales, entre psicólogos, trabajadores sociales, terapeutas ocupacionales, educadores o maestros de taller, entre otros, que ofrecen a los usuarios una atención individualizada y ajustada a las circunstancias de cada persona.

Durante el 2012, los profesionales atendieron a un total de 7.416 personas, lo que supone un incremento del 3,1% respecto a 2011.

La Comunidad garantiza este servicio a través de las más de 21.000 plazas especializadas que conforman la red, tanto en residencias como en centros de día: 13.100 plazas corresponden a discapacidad intelectual, física y sensorial y 5.734 a personas con enfermedad mental grave y duradera.

A estas plazas, hay que sumar las 2.343 de los Centros de Atención Temprana.







Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris