Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

Los programas especiales de armamento volverán a requerir financiación extrapresupuestaria en 2014

Agencias
@DiarioSigloXXI
lunes, 7 de octubre de 2013, 17:48 h (CET)
MADRID, 07 (SERVIMEDIA)



Los programas especiales de armamento (PEA) necesitarán de nuevo en 2014 una financiación adicional a la prevista en el presupuesto del Ministerio de Defensa, según reconoció hoy el secretario de Estado, Pedro Argüelles, al revelar la partida de 443,801 millones que se reserva al capítulo seis, el de “inversiones reales”, que desciende un 8,43% respecto a 2013.

Argüelles presentó ante la comisión del ramo del Congreso de los Diputados el presupuesto de su departamento para el año próximo, que asciende a 5.745,769 millones, un 3,22% menos que la cuantía que asignaron a Defensa las cuentas públicas del año en curso.

Por capítulos, el de gastos de personal absorberá 4.421 millones de euros, un 1,8% menos que en 2013, para un tope de efectivos de 79.000; el de gastos corrientes, bienes y servicios 682 millones (un 7,77% menos); el de transferencias corrientes 170,8 millones, descendiendo un 6,64%; el de transferencias de capital 23,7 millones (un 2,09% más) y el de activos financieros 2,83 millones, igual que en 2013.

Argüelles defendió la política económica general del Gobierno para corregir los desequilibrios heredadados, que aseguró ya está mostrando algunos resultados esperanzadores, aunque “se tiene que seguir trabajando” para lograr el crecimiento económico, y por eso estos presupuestos se encaminan hacia la reducción del déficit.

Respecto a Defensa, desde 2008 el presupuesto se ha reducido un 30%, y en concreto en los capítulos de personal e inversiones reales ha bajado un 37% y un 78%, respectivamente. En cuanto al personal, pese a haberse reducido desde entonces en 16.500 efectivos, 12.000 militares, pero aun así sigue suponiendo más de tres cuartas partes del presupuesto total, lo que recorta el margen de maniobra del Ministerio, según reconoció Argüelles.

La cuantía que ha esperimentado un mayor ascenso es la destinada al Estado Mayor de la Defensa, con un 16% más, por el traslado de su sede al antiguo cuartel de la OTAN en Retamares y la puesta en marcha del Mando de Ciberderfensa.

El aumento de las transferencias de capital se debe a que organismos autónomos como el INTA incorporan aquí sus operaciones comerciales, cosa que no sucedía hasta el momento. Argüelles destacó que la inversión en investigación e innovación en las distintas partidas se incrementa también un 37%, y que la UME recibirá en 2014 136 millones, uno más que este año.

El sedef, y luego el portavoz del PP en la comisión, Vicente Ferrer, justificaron que los PEA y el gasto de las operaciones militares en el extranjero se saquen de los presupuestos, pues el pago de los primeros se va acomodando según las variables macroeconómicas y la negociación con el sector industrial, y la evolución de las segundas es imprevisible. Con todo, subrayó que se priorizará cumplir con los compromisos internacionales y no obstaculizar a la industria militar en este periodo de transición en que ha de volcarse hacia la exportación.

Subrayó la necesidad de retomar “lo antes posible” nuevos programas de armamento, cuando se recupere la economía y para ello se ha de tratar de no perjudicar al sector hasta entonces. Así, por ejemplo, menciónó la inversión de 60 millones en el programa de 12 helicópteros EC-135 (Ecocharlie), para mantener los puestos de trabajo de la fábrica de Eurocopter en Albacete. Sobre el déficit de financiación de los PEA, Argüelles aseguró que este es un Gobierno “que paga sus deudas”

El sedef también puso en valor el esfuerzo del Gobierno al reducir a la mitad el numero de órganos de adquisición de material, al enajenar una serie de propiedades del Ministerio de Defensa para su posterior subasta en el plan Propidef, y al racionalizar el sector público empresarial. Admitió que no es la situación que nos gustaría, pero insistió en que la reforma de las cuentas públicas “está dando poco a poco sus frutos”.

GRUPOS PARLAMENTARIOS

Entre los grupos parlamentarios, el portavoz del PSOE, Víctor Morlán, criticó las disfunciones entre lo que se presupuesta y lo que se ejecuta, que el crédito extraordinario que tendrá que completar la financiación de los PEA ya podía preverse y que el único fin de los presupuestos es la reducción de déficit, a costa de la operatividad de las Fuerzas Armadas.

Desde Izquierda Plural, José Luis Centella dijo que, si no se presupuestara lo imprevisible, como justificaron Argüelles y Ferrer la no inclusión del importe de los PEA, no habría presupuestos. Según denunció, se ocultan porque el Gobierno no quiere decir a la ciudadanía lo que se gasta realmente en Defensa y en su sumisión a la OTAN.

La portavoz de UPyD, Irene Lozano, vio en los presupuestos un "ejercicio de cinismo" y"tomadura de pelo", por ser absolutamente "ficticios", redujo a 12% el descenso del presupuesto de Defensa desde 2008 si se le incorporan el resto de gastos consolidados relacionados con este ámbito incorporados a otros ministerios y criticó que al término del año el gasto siempre se incrementa un 24% sobre lo presupuestado tirando del Fondo de Contingencia, más difícil de fiscalizar.

Sobre la renegociación de los PEA, Lozano criticó que el Gobierno lo único que hace es política industrial en favor del sector, y al final cada unidad le está resultando más cara al erario público, cargando los contribuyentes con todas las pérdidas y no causando ninguna a la industria militar.

Argüelles respondió al PSOE que no hizo nada durante su Gobierno para corregir los problemas presupuestarios de Defensa y en general de las cuentas públicas, que “se veían venir”, y que la industria militar agradece ahora la política “previsible” del PP. También recordó que en su comparecencia de hace meses señaló que en 2014 se dedicarán unos 900 millones a los PEA y que sólo quedan 8.000 millones de satisfacer, no 30.000.

A Centella le contestó que, naturalmente, el Gobierno escucha lo que dicen la Unión Europea y la Alianza Atlántica, porque lo contrario sería "el suicidio". Y a Lozano que sus presupuestos son "claros" y "transparentes" y que la OTAN pide siempre a España que gaste más en Defensa, incluyendo el presupuesto ejecutado más operaciones y PEA.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris