Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Nacional
    

El Pleno debate mañana una proposición de Amaiur, ERC y BNG sobre el derecho de autodeterminación

Agencias
@DiarioSigloXXI
lunes, 7 de octubre de 2013, 17:46 h (CET)
MADRID, 07 (SERVIMEDIA)



El Pleno del Congreso de los Diputados debatirá mañana, martes, una proposición no de ley del Grupo Parlamentario Mixto e impulsada por Amaiur, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y BNG “para permitir el Derecho de Autodeterminación de los Pueblos” y que insta al Gobierno a “respetar la convocatoria y el ejercicio de referéndum de autodeterminación nacional sobre la constitución de un Estado independiente”.

La iniciativa será defendida en la tribuna por los portavoces de las tres formaciones citadas, según informaron a Servimedia fuentes parlamentarias. En la exposición de motivos, la proposición señala que “la libertad y la igualdad no se piden, se poseen”.

“Puesto que todas las personas nacen libres e iguales en dignidad y derechos, la obligación de las y los legisladores consiste en afianzar y en hacer prosperar ambas condiciones innatas. La democracia debe ofrecer garantías para la libre expresión de las personas pero también de los colectivos; para la igualdad de oportunidades entre personas pero también entre los pueblos; y para la mayor libertad de las personas pero también para las comunidades que así lo persigan”, añade el texto.

Asimismo, Amaiur, ERC y BNG sostienen que “la misión del Estado de derecho no consiste en coartar e impedir el ejercicio de tales anhelos, sino en todo lo contrario: Garantizar su desarrollo y facilitar su ejercicio”.

Además, recuerda que España ha ratificado o reconocido como válidos toda una serie de convenios, tratados, cartas y resoluciones internacionales donde se reconoce el derecho a la autodeterminación, como son el Convenio Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidas, la Carta Internacional de los Derechos Humanos (1966), la Declaración de Principios de la Ley internacional sobre Relaciones Amistosas entre Estados (1970), o la resolución de la Conferencia de Seguridad y Cooperación en Europa.

La iniciativa busca que el Congreso de los Diputados inste al Gobierno a “trasponer al ordenamiento jurídico español el derecho a la libre determinación de las naciones, reconocido por la legalidad internacional y por el Estado español con la ratificación de diversos Tratados Internacionales”.

RESPETO

Asimismo, propone “respetar el ejercicio del derecho de libre determinación de las naciones que conforman el Estado español: Euskal Herria (con los cuatro territorios forales), Països Catalans y Galiza, así como todas las que lo definan en su Estatuto de Autonomía o que así lo apruebe su Parlamento en base a sus derechos históricos, su sentimiento nacional o su voluntad democrática”.

“En el caso de las naciones conformadas por más de una comunidad autónoma, corresponderá a los Parlamentos de cada una de ellas la adopción de los mecanismos democráticos necesarios para hacer valer en todo caso la voluntad democrática de sus ciudadanos para el ejercicio del derecho a libre determinación”, añade el texto.

Asimismo, quiere que se reconozca y respete “que, en virtud del derecho a la libre determinación, las naciones tienen el derecho de determinar libremente su estatus político, las competencias que ostentan y/o que ceden, así como las relaciones de cooperación y/o dependencia que establecen con otras estructuras u organizaciones supranacionales”.

Asimismo, propone que se reconozca que “las naciones tienen el derecho de disponer libremente de sus riquezas y recursos naturales”. “En este sentido, serán los Parlamentos de las naciones del Estado español, como representantes legítimos de la soberanía popular, quienes podrán decidir y ejercer libremente sobre estos derechos”, añade la iniciativa.

Otro de los puntos de la iniciativa insta al Gobierno a “respetar la convocatoria y el ejercicio de referéndum de autodeterminación nacional sobre la constitución de un Estado independiente”.

Dicho referéndum de autodeterminación debe ser “convocado por el o los Gobiernos autónomos, a instancia propia, del Parlamento o del 20% del censo electoral de las últimas elecciones municipales mediante el mismo proceso establecido para la iniciativa legislativa popular en su territorio”.

QUIÉN PUEDE VOTAR

En dicho referéndum tendrán derecho a voto los ciudadanos con derecho a sufragio en las elecciones municipales en la fecha de convocatoria de la consulta. El resultado del mismo, continúa la iniciativa, se considerará válido si la participación supera el 50% del censo electoral.

“En caso de que más del 50% de los votos emitidos en el referéndum de autodeterminación sea favorable a la independencia respecto del Estado español, el Gobierno autónomo proclamará la independencia de su nación”, propone la iniciativa.

Para el caso de que no se consigan los porcentajes establecidos en los dos puntos anteriores, “la nación que ha ejercido el referéndum de autodeterminación continuará formando parte del Estado español con los derechos y deberes que libremente decida”.

Asimismo, insta a “fijar legalmente las bases del proceso para una transición hacia la independencia nacional de los territorios que decidan libremente en referéndum constituirse como Estado independiente”.

En cualquier caso, la proposición no de ley insta a reconocer que “una vez proclamada la independencia, se iniciará la negociación para establecer los derechos y deberes de cada cual en un proceso de transición para el pleno traspaso de poderes y recursos”.

“El proceso de transición deberá permitir una transición progresiva y no traumática para garantizar la eficiencia en el traspaso de poderes y su gestión, así como la estabilidad institucional y económica”, añade el texto, que propone también que “el Estado español, en el proceso de transición, promoverá y facilitará el reconocimiento internacional del nuevo Estado, y especialmente por parte de la Unión Europea”.

Asimismo, señala que en el caso de que hubiera “discrepancias que obstaculicen el proceso de transición, cualquiera de las dos partes podrá solicitar la mediación de las Naciones Unidas”.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris