Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Autonomías

((AVISO: esta información sustituye a la facilitada hoy con el titular "Madrid. 20.000 euros para el hijo de un paciente que murió por mala atención del 112")) Madrid. 20.000 euros para e

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 13 de enero de 2011, 13:08 h (CET)
MADRID, 13 (SERVIMEDIA)



El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha condenado al Servicio Madrileño de Salud (Sermas) al pago de una indemnización de 20.000 euros al hijo de un hombre que falleció como consecuencia de la deficiente asistencia sanitaria que le prestó el Summa, según informó en una nota la Asociación El Defensor del Paciente.

Según la citada asociación, el 17 de octubre de 2006, a las 08.00 horas y estando en su domicilio, F. O., de 87 años de edad, sufrió un cuadro de vómitos, pérdida del habla y agitación. Su hijo se apresuró a avisar telefónicamente al 112 para pedir asistencia médica domiciliaria y ambulancia, siendo derivado el caso al Summa.

El Summa dio por finalizada la conversación en mitad de la misma, y a las 08.46 horas, viendo que el estado de salud del hombre empeoraba progresivamente, su hijo decidió reiterar la solicitud de auxilio al 112.

En esta ocasión, el responsable del Summa que atendió la llamada le comunicó que a partir de las 08.30 horas no disponían de unidades para desplazarse al domicilio, por lo que debían dirigir su solicitud al centro de salud. Desde el ambulatorio se le indicó al hijo de F. O. que el médico llegaría cuando lo estimase conveniente, razón por la que decidió contactar de nuevo con el 112 a las 09.11 horas para pedir una ambulancia.

A las 09.30 acudió el médico del centro de salud, el cual, tras examinar al paciente, manifestó su sorpresa y disconformidad, por entender que eran los servicios de urgencia a quienes correspondía hacerse cargo del enfermo. Señaló, además, que temía haber llegado demasiado tarde, pues el hombre presentaba todos los signos y síntomas de un infarto cerebral.

En consecuencia, el facultativo contactó con el 112, solicitando urgentemente una ambulancia para el traslado del paciente a un centro hospitalario. A las 10.23 horas se volvió a reiterar la llamada de auxilio, dado el tiempo transcurrido sin que llegara la ambulancia.

Finalmente, a las 10.46, el vehículo llegó al domicilio del enfermo e inició el traslado de éste, que ingresó en el hospital en estado muy grave y falleció a las pocas horas debido a un infarto cerebral por hemorragia.

La sentencia concluye que "las circunstancias del caso ponen de manifiesto la incorrecta atención suministrada por el servicio de recepción de llamadas del Summa 112" y añade que, además, "el tiempo de respuesta del servicio de ambulancias fue excesivo, más aún cuando la asistencia debía prestarse en una zona céntrica de fácil acceso".

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris