Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

(Ampliación) Caso Bárcenas. Rubalcaba anuncia una moción de censura si Rajoy no comparece

Agencias
@DiarioSigloXXI
martes, 16 de julio de 2013, 14:00 h (CET)
MADRID, 16 (SERVIMEDIA)



El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró este martes que impulsará una moción de censura en caso de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se niegue a comparecer en el Congreso de los Diputados por el “caso Bárcenas”.

En la reunión del Grupo Parlamentario Socialista reunido en el Senado, Rubalcaba expuso la cronología del “caso Bárcenas” y su convicción de que la oposición debe “buscar una salida” a la situación de “bloqueo” generada por la negativa de Rajoy a comparecer.

Denunció que los escenarios actuales de la crisis política “insoportable” que vive España son la Audiencia Nacional y la cárcel de Soto del Real, la sede del PP y el Palacio de La Moncloa, y con ello “la imagen de España está irremediablemente contaminada por este escándalo”.

Recordó que ya en febrero pidió la dimisión del presidente porque el escándalo le iba a “perseguir” toda la legislatura, “le iba a quitar autonomía política, algo que un presidente del Gobierno no puede perder nunca”.

Después de las últimas novedades, la reacción del PP fue la “atolondrada” intervención del portavoz del PP, Alfonso Alonso, el pasado jueves en la Diputación Permanente del Congreso de los Diputados, que “pasará a la historia de los disparates parlamentarios” y que “sólo se explica por la desesperación”.

Aquel día, aseguró, Alonso pronunció dos palabras “muy imprudentes” a la vista de lo que se publicó el domingo. Habló de Bárcenas como “delincuente, sin presunto”, y acusó a la oposición de “apadrinamiento” de su estrategia de defensa.

A la vista de los mensajes intercambiados por Rajoy y Bárcenas, esas palabras de Alonso son “las que mejor describen la relación” entre ambos, “el apadrinamiento de un delincuente” por parte de un presidente del Gobierno.

Rubalcaba subrayó además que el tono “de cariño, de protección y de ánimo” con el que Rajoy se dirige a Bárcenas en esos mensajes “no forma parte de la manera en la que un presidente del Gobierno debe dirigirse a un delincuente”, sino más bien de la forma en que alguien se dirige “a su socio, a un socio que puede acabar poniéndole en apuros”.

Cree que la dimisión de Rajoy comenzó siendo una “exigencia democrática” pero ahora ya es “un imperativo ético ineludible” porque sin ella es “imposible mantener un nivel de relaciones noramles con este Gobierno”.

Considera que el presidente “no está capacitado” para dirigir el país contra la crisis, representarlo en Europa, hablar con el resto de fuerzas políticas e interlocutores sociales, y por eso los socialistas “hemos pasado de pedir su dimisión a actuar para conseguir que dimita”.

Rubalcaba subrayó que en su respuesta a las últimas novedades sobre el “caso Bárcenas” el presidente “admitió un chantaje y se ufanó de haberlo resistido”, pero ese es el problema, que reconoce “que puede ser chantajeado” por quien fue su tesorero durante veinte años.

“Por cierto, peculiar forma de resistir” ese chantaje decirle a Bárcenas “hacemos lo que podemos, sé fuerte, Luis”.

Alertó además al PP de que no es el Estado quien está siendo chantajeado por Bárcenas, sino el presidente del Gobierno, y que democráticamente es “insoportable” decir, como dijo la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, que la prueba de que no se cedió al chantaje es que Bárcenas está en prisión.

Son los jueces quienes envían y sacan a los delincuentes de prisión, subrayó, no el Gobierno, y se preguntó “qué concepción del Estado de Derecho” destila de esa reflexión de Sáenz de Santamaría.

Rajoy apela continuamente a la necesidad de estabilidad política para que España pueda superar la crisis, y Rubalcaba aseguró que su continuidad es “fuente de permanente inestabilidad”, por lo que el PSOE pedirá, por octava vez, su comparecencia ante el Congreso de los Diputados.

Si el Grupo Popular vuelve a rechazar esa petición, “presentaré una moción de censura” que en realidad, explicó, es para defender “la dignidad de está Cámara”, para que pueda debatir y votar.

“No quiero sustituir al presidente”, aseguró, “sé que no tenemos diputados suficientes”, sino forzarle a acudir a la Cámara para evitar que, “en su huida hacia delante” el presidente “se lleve por delante la dignidad de la soberanía popular”.

Reconoce que la presentación de una moción de censura con ese objetivo está “en los límites” del Reglamento del Congreso de los Diputados, pero aseguró que el PP no deja otra alternativa.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris