Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Autonomías

El abogado del conductor del autobús de Tornadizos dice que “no hay un dato razonable para imputarle la responsabilidad”

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 10 de julio de 2013, 19:12 h (CET)
- Asegura que no se quedó dormido

ÁVILA, 10 (SERVIMEDIA/ICAL)



El abogado del conductor del autobús siniestrado el pasado lunes en Tornadizos de Ávila, Juan Antonio González Agüero, afirmó hoy que “no hay un dato razonable para imputar la responsabilidad al chófer”, dado que ni estaba bajo la influencia de bebidas alcohólicas u otras sustancias, ni incumplió ninguna normativa en cuanto al exceso de velocidad pues circulaba a “menos de 80 kilómetros por hora”, según ha demostrado el tacógrafo.

El letrado aseguró a Ical que Ramón G.S. “no se quedó dormido” y así consta en su declaración ante la juez; un testimonio que para González Agüero es la “verdadera declaración”. Además, precisó que el conductor no declaró en las dependencias de la Guardia Civil de Ávila, siguiendo su consejo, y que el único testimonio que prestó a agentes de la Benemérita fue en el mismo lugar del accidente.

Las informaciones que se sucedieron sobre la posibilidad de que el propio chófer hubiera reconocido que se quedó dormido responden a lo que en el argot de la Guardia Civil se denomina “manifestación voluntaria”. Para el abogado, Ramón G.S. respondió “sí” a una “insinuación” de alguno de los agentes sobre si quizá se había quedado dormido.

“Desde mi punto de vista eso no tiene validez jurídica alguna porque no se hace en presencia de un abogado, sino en el mismo lugar de los hechos”, aseveró. “Delante de mí nunca dijo eso”, subrayó González Agüero para alegar que aquello fue una declaración “sin garantías de defensa, en un momento de abatimiento y nerviosismo” y estando en estado de shock. “Podría haber respondido cualquier cosa”, insistió.

Por ello, el letrado apunta la necesidad de “no descartar nada”, tampoco la posibilidad de que la causa del accidente que costó la vida a nueve personas y dejó 22 heridos fuera un fallo mecánico. Por ello, valoró la decisión tomada hoy por la juez de custodiar el autobús en una nave para que pueda ser examinado por los peritos y se evite la destrucción o la manipulación de pruebas.

González Agüero explicó que el propio conductor en su declaración reconoció haber escuchado un “fuerte golpe” en la parte de atrás del autobús, al que sucedió el descontrol del vehículo. Un golpe que también escuchó “algún testigo que otro”, dijo el letrado. Asimismo, reiteró que también se deben tener en cuenta otros detalles como “cualquier cuestión meteorológica”, ya que “le estaba dando el sol de cara”, o incluso el desnivel de la calzada o el arcén.

El letrado explicó que Ramón G.S. está “totalmente hundido” e insistió en que “no es una persona irresponsable” como demuestra que conducía cumpliendo la normativa. Además, destacó que se trata de un hombre “muy querido en Serranillos”, su localidad de residencia.

(SERVIMEDIA) 10-JUL-13 R/gja
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris