Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Economía

Greenpeace tacha de “suicida” la posibilidad de que Garoña retome su actividad

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 10 de julio de 2013, 14:12 h (CET)
- Recuerda que en Fukushima la catástrofe continúa y la radiactividad no cesa

MADRID, 10 (SERVIMEDIA)



La organización ecologista Greenpeace considera "suicida" la posibilidad apuntada por el Gobierno de que la central nuclear de Santa María de Garoña pueda ser reabierta en el futuro, ya que accidentes como el de Fukushima, en Japón, demuestran que la industria nuclear no es capaz de controlar las consecuencias de estas catástrofes.

Greenpeace lanzó esta advertencia con motivo de la presentación de los resultados de una investigación radiológica realizada sobre el marisco de la zona afectada por el accidentes de Fukushima.

Para realizar este estudio se han analizado muestras tomadas en cinco puertos diferentes de la prefectura de Fukushima, donde la pesca ha sido suspendida y los pescadores locales se enfrentan a un futuro incierto. Según la organización ecologista, la contaminación del agua subterránea es otro ejemplo de que las consecuencias de la catástrofe nuclear están lejos de desaparecer.

"La industria nuclear es incapaz de manejar las consecuencias del desastre de Fukushima, y es vergonzoso que sigan intentando instalar centrales nucleares en otros países", declaró Raquel Montón, responsable de la Campaña Nuclear de Greenpeace. "En España es suicida que se pretenda resucitar una central nuclear idéntica al reactor número 1 de Fukushima, como la de Garoña".

En las muestras tomadas en el puerto de Tomioka, situado a unos 10 kilómetros al sur de la planta nuclear de Fukushima, se detectaron niveles de 91 bequerelios por kilo de cesio radiactivo. Asimismo, las altas concentraciones de material radiactivo en los pozos situados al lado del mar en la central nuclear siguen siendo elevadas.

Greenpeace recuerda que han pasado más de dos años desde que el agua contaminada radiactiva se vertiera al mar tras el accidente de la central de Fukushima y todavía se sigue detectando radiactividad en los organismos marinos.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris