Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

Una escritora ciega publica con Destino su primera novela, una historia de amor "nada convencional"

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 3 de julio de 2013, 12:58 h (CET)
- 'Un refugio para Clara' narra la relación amorosa de un hombre con discapacidad auditiva y una mujer en busca de paz

MADRID, 03 (SERVIMEDIA)



"No pienso renunciar a la literatura tanto si puedo vivir de ella como si no". Así de convencida se muestra Marta Estrada, una escritora ciega cuya primera novela, 'Un refugio para Clara', acaba de ser publicada por Destino.

'Un refugio para Clara' es una historia de amor, la de Éric y Clara, él con una discapacidad auditiva, ella tratando de superar un matrimonio desafortunado y el accidente que ha dejado parapléjica a su hija de seis años, quienes debido a una casualidad fortuita se conocen y acaban viviendo una historia de amor "nada convencional", según apunta la reseña del libro.

Marta Estrada, que perdió la vista definitivamente a los 11 años por un problema de retina, asegura a Servimedia que el deseo de escribir le viene desde muy pequeña, si bien no lo hizo nunca hasta quedarse ciega.

"Mi padre empezó a leerme libros cuando estaba en el hospital y ahí descubrí la literatura, yo antes no leía. Fue descubrir los libros, aprender a escribir en braille y ya me disparé. Yo creo que lo llevaba dentro, pero no brotó hasta entonces", relata esta escritora nacida en Esplugues de Llobregat (Barcelona), en 1967.

A partir de los 13 años empezó a escribir "novelitas" y durante una época daba forma a historias de manera compulsiva, hasta llegar a 'Un refugio para Clara', la obra que publica ahora Destino, surgió de una idea que se quedó estancada porque "no tiraba de mí". En palabras de la autora, la novela "se estaba convirtiendo en una historia de amor sin más que yo no quería escribir".

Pero pasaron unos meses, ocurrieron cosas en su vida y, al dar a leer los primeros capítulos del libro a un amigo, éste le dijo que estaban muy bien y que debía seguir escribiendo.

"Entonces fue cuando esos dos personajes que en principio estaban vacíos los llené con una historia que fue la que realmente tiró de mí, porque me di cuenta que quería transmitir un mensaje con esta novela", explica Marta.

La escritora cree que el hecho de que el protagonista masculino de la novela, Éric, tenga una discapacidad auditiva no es casual. "Realmente surgió porque yo había tenido un cierto contacto con personas sordas y me llamaba mucho la atención indagar en ellas. Cuando me encontré con mi propia historia, sentí que Éric tenía que ser una persona sorda porque realmente es lo que le da todo el sentido a su historia. Sin eso no había historia", aduce.

Añade que es posible que si ella no fuese ciega no hubiera creado este personaje, pero el hecho de que no pueda oír no guarda relación con su propia discapacidad.

Marta asegura que 'un refugio para Clara' no es, en cualquier caso, una historia de amor convencional, algo de lo que se ha cuidado mucho durante su proceso de escritura.

"Lo que pienso que la diferencia es esa carga de sentimientos. Quienes la han leído me dicen que expreso los sentimientos de una manera muy especial. No es una historia de amor que empieza cuando empieza el libro, es algo que va surgiendo pero a través de lo que ellos están compartiendo, que es muy duro", relata.

Subraya que los elementos eróticos de la novela son inherentes a la trama y se ha enfrentado a ellos con la naturalidad con que espera que lo hagan los lectores. "La historia lo pedía de alguna manera", indica.

Respecto a sus referentes literarios, la autora dice que ha leído miles de libros de temática muy diversa, pero recuerda especialmente 'Éxodo', la novela de Leon Uris sobre la creación del Estado de Israel que posteriormente llevaría al cine Otto Preminger con Paul Newoman como protagonista.

"Fue un libro que me impactó muchísimo porque me lo leyeron cuando tenía 13 o 14 años. Es un libro muy duro y muy lleno de dolor y sentimientos. Ese fue uno de los que más me marcó", cuenta.

Marta, que compagina su trabajo como vendedora del Cupón de la ONCE con su dedicación literaria, asegura que no piensa renunciar a la literatura tanto si puede vivir de ella como si no. "Es algo que va conmigo y ahora mucho más todavía. Es algo que quiero compartir", expresa.

En cuanto a sus nuevos proyectos, dice que tiene tres ideas en la cabeza de las cuales no sabe por cuál se decidirá finalmente. Una sigue la misma línea de su primera obra, aunque asegura que se ve capaz de probar otros géneros.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris