Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

Clos propone "ensanches planificados masivos" en las ciudades para acabar con el chabolismo

Agencias
@DiarioSigloXXI
lunes, 1 de julio de 2013, 12:30 h (CET)
MADRID, 01 (SERVIMEDIA)



Joan Clos, director ejecutivo de ONU Habitat, abogó este lunes, en el 'SmartCity. Foro de la Nueva Ciudad', por la construcción de "ensanches planificados" de tamaño masivo en las ciudades para poner coto al fenómeno del chabolismo.

En el encuentro informativo, organizado por Nueva Economía Fórum, Clos sentenció que el chabolismo es un problema muy grave, pues se trata de un fenómeno que va a afectar en el futuro a 2.000 millones de personas, y los gobiernos no pueden luchar contra él.

A su juicio, es importante tomar ejemplo de lo que se ha hecho en el pasado y ha servido para combatirlo, teniendo en cuenta también que Europa es quien más luchó contra el chabolismo en el siglo XIX.

Asimismo, el responsable de la ONU dijo que debe tenerse en cuenta que la ciudad no es algo estático, sino un organismo vivo que evoluciona con el tiempo, y apostó por la creación de "ensanches planificados de tamaño masivo", tal y como se hizo en el pasado cuando fue necesario, generalizando la vivienda asequible.

Por otro lado, Clos indicó que las ciudades deberían diseñarse de manera tal que si ocurre un desastre su capacidad de reacción sea rápida, "igual que los juncos, que se doblan, pero que rápidamente se recuperan y vuelven a funcionar".

Añadió que así disminuiría de forma exponencial el número de víctimas ante las inundaciones, cuyo impacto se minimizaría si las ciudades contaran con alcantarillado adecuado para recoger el agua de lluvia.

El hecho de que no sea así hace, insistió, que las urbes cuenten con un modelo bastante primitivo y poco funcional en la actualidad y que, por ejemplo, ninguna ciudad subsahariana disponga de un plan de alcantarillado bien hecho. Recalcó que no hay un modelo de negocio para las alcantarillas y nadie está dispuesto a pagar un recibo por las mismas.

En su opinión, el problema no es la precariedad, sino el sistema que hace funcionar el alcantarillado, la falta de capacidad de reacción para hacer sostenible esa actividad.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris