Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

Educación. Wert escuchará la propuesta de becas de los rectores, pero no promete nada

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 20 de junio de 2013, 21:40 h (CET)
- No piensa rebajar la exigencia en las notas

MADRID, 20 (SERVIMEDIA)



El ministro de Educación, José Ignacio Wert, se comprometió este jueves a estudiar la propuesta alternativa al real decreto de becas para el curso 2013-2014 que los rectores le harán llegar el próximo jueves, aunque recalcó su intención de mantener “el espíritu” y “los puntos fundamentales” del borrador elaborado por su departamento.

“Por cortesía”, el ministro no quiso excluir ninguna idea hasta ver el texto de los rectores, aunque advirtió de que su intención es respetar el decreto actual en sus líneas principales, como la exigencia de “resultados académicos” y la subordinación de la cuantía final a una parte variable donde cuenten las calificaciones del alumno.

En rueda de prensa tras el Consejo de Universidades, Wert indicó que las críticas de los rectores ante el endurecimiento en las notas de acceso a una beca universitaria “no se pueden comparar” con las aportaciones que ayer hicieron algunas comunidades autónomas respecto a que pedir un 6 en ESO para la beca de Bachillerato contravendría “un objetivo general de la política educativa como es la lucha contra el abandono escolar”.

“Esto no se aplica en el caso de las universidades”, prosiguió, y subrayó que, de hecho, España ya supera el objetivo de la UE en cuanto a porcentaje de población con estudios superiores (algo que no sucede en el primer caso).

“Estamos totalmente abiertos al diálogo y no vamos a excluir nada de la negociación a priori”, afirmó, pero destacó que este “no es un proceso colegislativo” y que en última instancia la decisión depende del Ministerio.

El actual borrador de real decreto exige una media de 6,5 en la nota de acceso a la universidad para disfrutar de beca en 1º (ahora era de 5,5), y pide que se apruebe el 100% de los créditos matriculados en el curso a fin de renovarla (salvo en las carreras técnicas, donde habrá que superar el 85%). Este curso la exigencia era del 90% en todos los grados y licenciaturas y del 80% en las ingenierías.

Para la presidenta de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE), Adelaida de la Calle, tal idea atentaría contra “el principio constitucional de igualdad de oportunidades”, pues supone que el que no tenga recursos deba ser “más listo que el resto”.

La CRUE pidió de hecho la retirada del real decreto y se comprometió a elaborar un texto alternativo que presentará al ministro el próximo jueves.

Según Wert, no se trata de una cuestión “de excelencia”, sino de hacer que “la ingente inversión de recursos en la educación universitaria” mejore su eficacia “en cuanto a rendimiento y en cuanto a titulaciones”.

LIGAR PARTE DE LA CUANTÍA A LA NOTA

Wert defendió asimismo la nueva estructura de las becas basada en una parte fija, que depende de la renta, y en otra variable, donde se tendrán en cuenta la nota del alumno, su nivel de ingresos, las calificaciones de los demás solicitantes con derecho a beca en su rama de estudios y la disponibilidad presupuestaria.

En la propuesta del Ministerio desaparecen las becas salario y las ayudas compensatorias, por transporte y compra de material (que pasan a integrarse en el cálculo variable), algo que, según los rectores, impedirá que muchos estudiantes puedan “calcular de cuánta beca van a disponer” y organizar sus recursos.

A juicio del ministro, “se puede criticar lo que se quiera”, pero esta inseguridad “es resultado obvio de un sistema con una parte variable que prima el rendimiento académico”.

Los alumnos becarios podrán hacerse una idea según su nivel de renta y sus notas, apuntó, y sugirió que esta nueva arquitectura es fundamental en la propuesta.

El real decreto contempla cuatro únicos conceptos de subvención: renta, residencia, abono de la matrícula y prima variable. Además, propone tres únicos umbrales de ingresos, de forma que los que se encuentren por debajo de los dos primeros percibirán las ayudas por renta (1.500); residencia (otros 1.500) si les corresponde, y el abono de su matrícula. Los becarios por debajo del umbral más alto solo se beneficiarán del pago de su matrícula.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris