Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

El Supremo ratifica la condena a 50 años de prisión para el etarra Preciado por el atentado contra la sede de Iberdrola

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 12 de junio de 2013, 13:50 h (CET)
MADRID, 12 (SERVIMEDIA)



El Tribunal Supremo ha ratificado la condena de 50 años de cárcel impuesta por la Audiencia Nacional al etarra Jon Kepa Preciado por participar en el intento de atentado con un coche-bomba contra la sede de Iberdrola en Bilbao en 2003.

Según la sentencia hecha pública este miércoles, el Supremo ha desestimado el recurso de casación interpuesto por el terrorista.

La Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional condenó a Jon Kepa como autor de dos delitos de asesinato terrorista en grado de tentativa, además de delitos de estragos, robo con fuerza y falsedad de placas de matrículas. La Ertzaintza se valió de una carta de amor que Preciado envió a su novia, Ziortza Fernández Larrazabal, para determinar que se trataba del autor del cartel que se encontró bajo el artefacto explosivo con la inscripción de “comeros ésta, cabrones”. El cotejo caligráfico entre ambos textos fue una de las pruebas que los magistrados utilizaron para condenarle.

En el recurso de casación, Preciado denunció que se habían vulnerado algunos de sus derechos fundamentales como la presunción de inocencia o la tutela judicial efectiva. El condenado alega que el tribunal dio más validez a las declaraciones policiales previas a la instrucción del otro etarra que participó con él, Gorka Martínez, y de su novia que a las efectuadas por los mismos en el juicio, donde el primero no mantuvo su versión y la segunda se negó a declarar. El Supremo afirma que las declaraciones policiales no son “objeto” de prueba, pero sí “medio” para comenzar una investigación. Jon Kepa denunció, asimismo, que no se constató la certeza de la prueba caligráfica. Los magistrados del Supremo defiende en la sentencia hecha pública hoy que ante la negativa de realizar una prueba caligráfica en el juicio, se utilizaron otros medios para la investigación y concluyen que ambos textos “presentan características coincidentes y similitudes morfológicas”.

Ante esto, el Tribunal Supremo ratifica la condena de la Audiencia Nacional de 50 años de cárcel para Jon Kepa.

La resolución del Supremo ha contado con el voto particular de Luciano Varela, uno de los cinco magistrados que han formado el tribunal, quien considera que debería haberse absuelto al etarra por falta de pruebas.



Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris