Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Autonomías

La crecida de los ríos Arga y Aragón no genera inundaciones graves en la Zona Media y la Ribera Alta de Navarra

Agencias
@DiarioSigloXXI
lunes, 10 de junio de 2013, 11:26 h (CET)
MADRID/PAMPLONA, 10 (SERVIMEDIA)



La crecida de los ríos Arga y Aragón, como consecuencia de las intensas lluvias registradas durante el fin de semana en la mitad norte de Navarra, no ha generado inundaciones graves en la Zona Media y Ribera Alta, limitándose las afecciones a cortes intermitentes de carreteras y tierras de cultivo anegadas. Los desbordamientos no han ocasionado problemas en los cascos urbanos de las poblaciones y no ha sido necesario realizar desalojos, según informa la Comunidad Foral.

A primera hora del día, la punta de la crecida del Arga llega a Funes, donde el río alcanza una altura de 5,48 metros y un caudal de 925 m3/s, tras sobrepasar otras localidades sin generar daños como los ocasionados el domingo en Pamplona y localidades de su entorno.

El Gobierno de Navarra activó este domingo la alerta por inundaciones para las poblaciones situadas aguas debajo de Pamplona. No obstante, en las próximas horas podría ser retirada dicha alarma al haber desaparecido las adversas circunstancias meteorológicas que la justificaron.

En cuanto al Ebro no se esperan inundaciones extraordinarias en las localidades vecinas al río como Castejón o Tudela, porque su caudal no se ha visto incrementado de forma apreciable en la cabecera o por las aportaciones de los afluentes anteriores a los ríos navarros. Por este motivo se prevé que el aumento del nivel del Ebro no alcance la magnitud de la avenida registrada el pasado mes de enero.

En cuanto a los pantanos, Eugi sigue desembalsando menos agua de la que llega al vaso, y también se producen desembalses en Yesa e Itoiz, por lo que durante los próximos días se mantendrán caudales relativamente altos en los ríos Arga, Aragón e Irati.

Ocultar el resto de la noticia

El Gobierno de Navarra mantiene la recomendación a los conductores de que circulen con precaución por la red de carreteras de la Comunidad Foral ante la posible presencia de balsas de agua y barro en la calzada.

En la red principal de carreteras está cortada en ambos sentidos la carretera que une Pamplona con Behobia (N-121-A) a la altura de los túneles de Belate por desprendimientos. La circulación se ha desviado por la carretera del Puerto de Belate (NA-1210) y se recomienda a los vehículos pesados que tomen la Autovía de Leitzaran (A-15) para llegar a Guipúzcoa o Francia. Asimismo, en dicha carretera (N-121-A) hay balsas de agua señalizadas en los pk 11 y 16. Cabe recordar también que el sentido sur de la Ronda de Pamplona (PA-30) continúa cerrado entre las rotondas de Oricain y Arre por desprendimientos.

Por su parte, en la red secundaria de carreteras destacan los cortes por inundación de las carreteras que unen Tafalla con Miranda de Arga (NA-6140), a partir del pk 13; y la que va de Lerín a Berbinzana (NA-6120), entre los pk 7,3 y 9,8.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris