Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

El Supremo condena a 3 años de prisión al dueño de un pub por ruidos

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 6 de junio de 2013, 14:18 h (CET)
MADRID, 06 (SERVIMEDIA)



El Tribunal Supremo ha condenado al dueño de un pub de Valencia a tres años de cárcel por sobrepasar de forma reiterada los límites de ruido permitidos y causar lesiones a los vecinos colindantes.

La sentencia hecha pública este jueves por la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo confirma la decisión tomada por la Audiencia Provincial de Valencia. Los magistrados consideran que los límites de ruido eran superiores a los permitidos por la ley, algo constatado en un escrito del Jefe de la Policía Local que comprobó 'in situ' la superación del límite acústico, otro del técnico municipal y el informe médico de los vecinos perjudicados que manifiestan daños y lesiones tales como estrés y ansiedad.

El recurrente, Vicente José García Tornero, dueño del pub ‘El Álamo’, fue condenado a dos años de prisión por contaminación acústica y un año por daños y lesiones a los vecinos que compartían pared con el pub, Vicente López y Salvadora Vega, así como una indemnización de cerca de 12.000 euros para cada uno de ellos.

Tras varias denuncias de los perjudicados que constataron que el ruido estaba perjudicando su salud con un informe médico, el pub cerró en diversas ocasiones. El Ayuntamiento permitió su apertura de nuevo con la condición de la colocación de un limitador de sonido pero el dueño lo instaló manipulado. Se solicitó de nuevo el cierre de 'El Álamo' y García, finalmente, traspasó el pub.

Frente a la sentencia de la Audiencia Provincial, el dueño del pub interpuso recurso de casación al Tribunal Supremo donde denunció la vulneración de su derecho a la presunción de inocencia, así como un error en la apreciación de la prueba. En este recurso, García alegó que “después de la colocación del limitador no se ha realizado medición sonométrica alguna” y niega que éste "fuese manipulado”.

Sin embargo, el Supremo ratifica la sentencia anterior de la Audiencia Porvincial de Valencia que le condenó por delitos contra el medio ambiente y lesiones y da la razón a los vecinos a tres años de prisión.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris