Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

Un neurocirujano defiende que la consciencia continúa después de la muerte

Agencias
@DiarioSigloXXI
domingo, 2 de junio de 2013, 11:23 h (CET)
MADRID, 02 (SERVIMEDIA)



El neurocirujano estadounidense Eben Alexander considera que la consciencia humana continúa operativa después de la muerte. Así lo afirma en 'La prueba del cielo', editado por Zenith, donde narra su experiencia al borde de la muerte como consecuencia de un coma.

“Lo que me reveló mi experiencia es que la muerte del cuerpo y del cerebro no supone el fin de la consciencia, que la experiencia humana continúa más allá de la tumba”, escribe el doctor. Después del éxito que ha cosechado en Estados Unidos, 'La prueba del cielo' llegará este año a otros 24 países, entre ellos España.

En sus páginas, el doctor Eben Alexander habla de cómo cambió su idea de la muerte el 8 de noviembre de 2008. “Me desperté con un terrible dolor de cabeza que en apenas dos horas desembocó en un derrame cerebral. Caí en un coma profundo, y durante siete días permanecí en ese estado, durante el cual viví una experiencia increíble y fuera de este mundo. El lugar en el que estuve es un sitio maravilloso, reconfortante y lleno de amor. No tengo miedo a morir porque ahora sé que no es el final”, comenta.

LÓGICA CIENTÍFICA

Aquella experiencia hizo que se replantease su lógica científica, ya que jamás había dado crédito a las experiencias cercanas a la muerte. Su conclusión es que Dios y el alma existen.

Eben Alexander es un neurocirujano que se graduó en Ciencias Químicas en la Universidad de Carolina del Norte. El título de Medicina lo obtuvo en la Universidad de Duke y se especializó en Neuroendocrinología en centros hospitalarios de Massachusetts y Harvard.

“Como neurocirujano ejerciente con varias décadas de experiencia en investigación y de trabajo en el quirófano, estaba en una posición privilegiada para juzgar no sólo la veracidad de lo que me estaba sucediendo, sino también todas sus implicaciones”, indica este especialista.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris