Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

Del Burgo acudió a un notario tras aparecer vinculado a ‘los papeles de Bárcenas’

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 18 de abril de 2013, 19:27 h (CET)
- Acreditó que el dinero que recibió del PP se lo entregó a una edil víctima de ETA



MADRID, 18 (SERVIMEDIA)



El exdiputado del PP Jaime Ignacio del Burgo acudió el pasado 14 de marzo ante un notario de Pamplona para acreditar que el dinero que recibió del PP en julio de 2001, una entrega que aparece reflejada en los conocidos como ‘los papeles de Bárcenas’, fue utilizado en realidad para que una edil de UPN que había sufrido un atentado de ETA pudiera alquilar una vivienda.



Del Burgo acudió al notario en compañía de la edil, Elena Murillo, quien a su vez corroboró la versión de los hechos ofrecida por el exdiputado popular. Al inicio del acta de declaración, levantada por el notario Javier Cilveti, se señala que “en los denominados ‘papeles de Bárcenas’, que contienen una supuesta contabilidad B del PP, figura la anotación a nombre de Del Burgo de una entrega de 500.000 pesetas (3.000 euros) de fecha 28 de julio de 2001”.

El antiguo dirigente popular comenzó su declaración ante notario señalando que el día 15 de abril de 2001 ETA colocó un artefacto explosivo en el domicilio de Elena Murillo, concejala de UPN en Villaba (Navarra), “que se había caracterizado por su valerosa denuncia contra el terror abertzale”. “La explosión de la bomba dañó gravemente el inmueble, viéndose obligada a abandonar la vivienda y refugiándose en un camping próximo a la espera de una solución definitiva”, dio.

Del Burgo continuó relatando que, a principios de julio de ese año, la concejal le visitó en su despacho de Pamplona y le hizo partícipe “de la angustiosa situación en que se encontraba”. Explicó además que unos días antes ETA había asesinado al concejal de UPN en Leiza José Javier Múgica, al que anteriormente le habían quemado su furgoneta de trabajo.

Murillo le dijo que para ella era imposible “asumir, de forma inmediata, el abono de la fianza y el alquiler de una vivienda” y confesó que “había recurrido con anterioridad al secretario general de UPN y no había tenido ninguna acogida”. Del Burgo le contestó a la concejal, según dijo ante notario, que “haría todo lo posible por ayudarla guardando la máxima discreción para no poner en evidencia a su propio partido”.

“Me consta que la citada concejal, para poder hacer frente al abono de las cuotas de alquiler, tuvo que poner en venta la que había sido hasta el atentado su hogar, al que ya nunca pudo regresar, permaneciendo en régimen de alquiler durante los prácticamente dos años posteriores al atentado, ya que ni las agencias inmobiliarias ni ningún vecino de Villaba deseaban adquirir dicho inmueble”, indicó el que en 2001 era diputado por Navarra y portavoz adjunto del PP en el Congreso.

AMISTAD CON LAPUERTA

Del Burgo explicó ante notario que su escaño estaba “situado junto al de Álvaro Lapuerta, tesorero del PP”, con el que dijo mantener “una gran amistad”. Fue por eso que recurrió a Lapuerta y le explicó la situación de Murillo. “No tardé en obtener una respuesta positiva, el PP ayudaría a Murillo con la cantidad de 500.000 pesetas, que me serían entregadas en la gerencia nacional, como así ocurrió el 28 de julio de 2001”, dijo.

Del Burgo continuó con su relato y dijo que, una vez de vuelta en Pamplona, convocó a la edil en su despacho y le entregó el dinero, por el que Murillo firmó el correspondiente ‘recibí’. Del Burgo aportó una copia de este recibo, que dice textualmente: “he recibido la cantidad de 500.000 pesetas como ayuda para alquilar una vivienda, con motivo del atentado del ETA del 15 de abril de 2001 en Villaba”.

El exdiputado popular dijo por último “sentirse especialmente orgulloso de haber podido ayudar a Murillo, víctima del terror de ETA, y también del PP por la sensibilidad que demostró al socorrerla en un trance tan difícil”.

Murillo declaró por su parte ante el notario que el relato de los hechos realizado por Del Burgo se ajustó “fielmente a la realidad de lo ocurrido”.

Del Burgo había señalado al principio de la declaración que decidió de acudir a un notario ante la previsión de que se le citase a declarar como testigo en la Audiencia Nacional y por su deseo de “colaborar en todo momento con la justicia”.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris