Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Economía

Desahucios. Economía espera que la nueva ley esté en vigor a primeros de mayo y no introducirá más novedades

Agencias
@DiarioSigloXXI
viernes, 12 de abril de 2013, 12:52 h (CET)
MADRID, 12 (SERVIMEDIA)



El Ministerio de Economía y Competitividad estima que la ley de los deudores hipotecarios, de reestructuración de la deuda y del alquiler social esté en vigor a finales de abril o principios de mayo, y no prevé introducir más cambios en la norma.

En este texto, que se tramita ahora en el Congreso de los Diputados y es fruto de la unión del decreto para paralizar desahucios y la iniciativa legislativa popular sobre dación en pago, se han introducido enmiendas del PP y unas 50 propuestas de los grupos de la oposición.

El Gobierno considera que la norma es "la más equilibrada y sostenible" posible, que se le han dado “muchas vueltas” a la norma y el texto está casi cerrado, indicaron fuentes del Ministerio.

Desde Economía apuntaron que la norma es “conforme” a la normativa comunitaria y el contenido se ha consultado con la Comisión Europea, después de la reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Desde el Ministerio descartaron la dación en pago general y retroactiva. “No la vamos a implantar, no vamos a correr el riesgo de que pase como en Irlanda”, se “dispare” la morosidad, se resienta el sistema financiero y posterior impacto en la economía y el coste de la deuda pública.

“Perjudicar al sistema financiero no es cualquier cosa”, señalaron desde Economía, para agregar que no se trata de “los banqueros”, sino de los ahorradores y los depositantes.

Fuentes ministeriales subrayaron que “el postulado del que partimos es que la deuda es la deuda” y es “de justicia que quien ha recibido un dinero lo devuelva con los intereses que haya pactado”.

Ello no quiere decir que en el sistema hubiera errores, por ejemplo, en la ejecución de las garantías, los intereses de demora y en los procedimientos de ejecución.

Así, se prevé una regla de imputación de pagos si tras la ejecución hipotecaria esta resultase insuficiente para saldar la deuda, la cantidad de la adjudicación del bien se imputará por mandato legal en este orden: intereses remuneratorios, principal, intereses moratorios y costas.

Por otra parte, si el banco vende la vivienda con plusvalías en un plazo de 10 años desde la adjudicación, la mitad de la misma se destinará a reducir la deuda pendiente.

Respecto a las subastas, el Gobierno ha establecido que la vivienda no pueda vender por menos del 75% del valor de tasación, y que en el caso de que ésta quedara desierta, el valor de adjudicación al banco no será inferior al 70% del de la subasta.

De esta manera, el banco no se podrá hacer con la vivienda por menos del 52,5% del valor de tasación.

Otra medidas adoptadas son, con el fin de reducir el importe debido, además de la limitación del interés de demora a 3 veces el interés legal, se ha incluido la limitación del devengo de los mismos. También, se limitan las costas del procedimiento de ejecución hipotecaria de vivienda habitual a, como máximo, el 5% del total reclamado.

Además, el sistema de quitas (reducción del 35% si se paga la deuda en 5 años y del 20% en 10 años) se aplica retroactivamente a las adjudicaciones de vivienda habitual hipotecadas anteriores a la eventual entrada en vigor de la ley.

Así por ejemplo, para una persona que hubiera pedido un préstamo de 138.000 euros para una vivienda tasada en 194.000 y dejara de pagar las cuotas pasado un año (habría abonado unos 8.000 euros), antes de la reforma la cantidad pendiente de pago una vez celebrada la subasta (dos años después del primer impago) sería de unos 115.140 euros.

Tras los cambios introducidos en aspectos como la subasta, los intereses de demora o las costas, la cantidad pendiente sería de 44.400 euros.

Si a este supuesto se le aplicara el sistema de quitas, en el caso de que el deudor pagara en un plazo de cinco años desde que se ejecuta la garantía, se liberaría abonando el 65%, es decir, unos 34.630 euros.

Si la quita fuera del 20% por pagar en 10 años (se liberaría abonando el 80%), la cuantía sería de unos 49.400 euros.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris