Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sociedad
    

Greenpeace pedirá mañana a Medio Ambiente el cierre acelerado de las nucleares

Agencias
@DiarioSigloXXI
domingo, 7 de abril de 2013, 17:22 h (CET)
MADRID, 07 (SERVIMEDIA)



Greenpeace se reunirá mañana, lunes, con el secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, a quien expondrá una serie de medidas para flexibilizar el sistema eléctrico español y aprovechar así toda la energía renovable disponible en el país, para lo que será necesario el cierre progresivo pero acelerado de todas las plantas atómicas que aún permanecen en funcionamiento en España.

Greenpeace considera que la rigidez e insostenibilidad del sistema eléctrico español han alcanzado un nivel "insoportable". "España consume menos energía por la crisis, pero se mantiene la rigidez de las nucleares y no se han dejado de instalar térmicas de gas, lo que hace más difícil integrar toda la producción renovable disponible; cada vez sobra más electricidad y nos cuesta más por la sobrecapacidad", declara José Luis García, responsable del área de Cambio Climático y Energía de Greenpeace.

En su opinión, "estamos ante una disyuntiva política clave: hay que decidir qué energía sobra, es decir, qué sistema energético queremos, y lo que se decida ahora condiciona el futuro".

El planteamiento de Greenpeace coincide con el que marca la hoja de ruta europea aprobada para 2050, que prevé un sistema energético dominado por las renovables.

Para ello, indica García, España partía de una situación muy buena, ya que el sistema eléctrico ha sido capaz de integrar cada vez más energía renovable: un tercio de la electricidad española es de origen renovable desde hace tres años, y en 2013 ha subido a casi la mitad.

Sin embargo, la organización señala que el crecimiento de las renovables se enfrenta a una política deliberadamente regresiva del Gobierno, tal como exigen las grandes compañías eléctricas. Greenpeace denuncia que las verdaderas razones de la campaña de freno a las renovables no son su coste (ya que el beneficio que proporcionan al país supera ampliamente lo que se gasta en apoyarlas, según la ONG), sino el conflicto de intereses con las centrales de generación de las grandes empresas eléctricas, térmicas y nucleares.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris