Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

Rajoy se queja de que con Zapatero no había escraches pero sí desahucios

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 3 de abril de 2013, 14:37 h (CET)
MADRID, 03 (SERVIMEDIA)



El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se quejó este miércoles de que cuando gobernaba el socialista José Luis Rodríguez Zapatero se registraron 78.000 desahucios en su último año de mandato pero entonces no había escraches a dirigentes políticos.

Rajoy lanzó este mensaje en un discurso de casi una hora ante la Junta Directiva Nacional del Partido Popular, reunida por primera vez desde julio del año pasado para analizar la situación económica del país y los problemas internos que ha atravesado el partido en los últimos meses a raíz del caso Bárcenas.

El líder de los populares tuvo palabras especiales para los cargos políticos de su partido que han sufrido ataques en las últimas semanas por parte de las plataformas antidesahucio, como los diputados Esteban González Pons, Antonio Gallego o Carmen Rodríguez Maniega.

"La intimidación no puede ser una forma de participar en la vida pública porque es contrario a la democracia", dijo. "Nadie merece ser acosado o denigrado y mucho menos si su pecado es haber sido elegido por la mayoría de los ciudadanos".

Rajoy condenó el acoso a sus cargos políticos y exigió al resto de los partidos políticos que los rechacen igualmente con total contundencia, ya que no considera tolerable ningún tipo de "ejercicio de intimidación o violencia verbal".

El presidente de Gobierno expreso su solidaridad con el "drama" de todos los afectados por desahucios pero recordó que no se trata de un problema nuevo. Como ejemplo, cito que en el año 2011, el último de Zapatero en La Moncloa, se registraron en España unos 78.000 desahucios. "No es nuevo por lo tanto, lo que sí es nuevo es que aquí hay un gobierno que se ha planteado cambiarlas leyes", dijo. "Antes nadie hizo nada y nadie protestaba. Pero es igual".

Por su parte, la secretaria general del PP, María dolores de Cospedal, afirmó previamente en un discurso a puerta cerrada que la dirección del partido está dispuesta a defender a sus dirigente "si atacan a uno de los nuestros, sea quien sea".

"Hay que devolvernos el orgullo de ser del PP. El PP es un partido fuerte y sólido que se ha bregado en la dificultad", subrayó la número dos de los populares. "Si estamos unidos seguiremos siendo un partido fuerte y sólido".

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris