Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

España pedirá que Andalucía, Castilla-La Mancha y Galicia perciban el 66% de los fondos europeos recibidos hasta 2013

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 29 de febrero de 2012, 19:09 h (CET)
MADRID, 29 (SERVIMEDIA)



El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, anunció hoy que España pedirá a la UE que las regiones que dejen de ser objetivo de convergencia en el período 2014-2020 (Andalucia, Castilla-La Mancha y Galicia) perciban en él el 66% de lo recibido en el sexenio anterior.

García-Margallo hizo este anuncio en su comparecencia ante la Comisión Mixta del Congreso de los Diputados y el Senado para la Unión Europea, donde refirió las discusiones en marcha sobre el Marco Financiero hasta 2020.

Allí dio por hecho "inevitable" que España vea reducido su saldo financiero con la UE, pero explicitó esta demanda de pérdida gradual de fondos para las tres comunidades que han superado el 75% de PIB respecto a la media de la Unión y por tanto han dejado de ser objetivo de convergencia. También anunció que tratará de defender una Política Agraria Común "fuerte y bien dotada".

En su comparecencia, García-Margallo desgranó, más que sus propósitos en la materia, el pasado, el presente y las perspectivas de la UE ante la crisis económica.

Declarándose convencido de que el destino final de Europa es la unión política, interpreta que la crisis actual de la UE es precisamente política, no económica, por cuanto que presenta mejores cifras económicas que EEUU o Japón y, sin embargo, los inversores acuden a esos países porque no se fían de la voluntad de los europeos de salvaguardar su unidad y su moneda.

EL PECADO DE MAASTRICHT

Según su diagnóstico, a la UE la ha ido bien cada vez que ha aplicado el manual avanzando hacia la unidad de mercado y mal cada vez que se ha escapado del mismo, por antonomasia cuando la unión monetaria no llevó aparejada una unión económica y fiscal; éste sería, a su juicio, el "pecado capital" del Tratado de Maastricht.

García-Margallo pasó revista a las diversas estrategias adoptadas por la UE para hacer frente a la crisis, desde el Pacto Fiscal exigiendo el equilibrio presupuestario a sus estados miembros hasta el Mecanismo Europeo de Estabilidad, sobre cuya potencia de disuasión a los mercados expresó sus dudas y al que reprochó ser demasiado intergubernamental.

Sobre estos dos instrumentos, recordó a Irlanda "y otros países" que aquéllos que no ratifiquen el Pacto Fiscal no podrán acudir al Mecanismo Europeo de Estabilidad, advirtiendo a Dublín del peligro de someter a referéndum el primero de estos consensos.

Respecto a terceros países, el ministro dijo que España seguirá apoyando el acercamiento de Turquía y la adhesión de Serbia, reiteró que no puede reconocer la declaración unilateral de independencia de Kosovo y apostó por reforzar la integración con los países vecinos de la UE y firmar acuerdos comerciales con América Latina.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris