Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

La Audiencia Nacional condena a 18 meses de cárcel a un internauta por amenazar de muerte a Jiménez Becerril

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 29 de febrero de 2012, 14:55 h (CET)
MADRID, 29 (SERVIMEDIA)



La Audiencia Nacional ha condenado a 18 meses de cárcel a Joseba Andoni Ullibarri por insultar y amenazar de muerte, a través de un mensaje de Internet, a la eurodiputada del PP Teresa Jiménez Becerril, hermana del concejal Alberto Jiménez Becerril, asesinado por ETA en 1998.

El acusado dejó un mensaje en la página de Internet de Jiménez Becerril el 29 de junio de 2010 en el que decía: "A ver si con un poco de suerte te pegan un tiro antes de la tregua definitiva y así te reúnes con los tuyos, so zorra, un besito".

Los magistrados de la Sección Tercera de la Penal han encontrado a Ullibarri responsable de un delito de humillación a las víctimas del terrorismo. Además de los 18 meses de cárcel, el tribunal le ha impuesto la prohibición de comunicarse o acercarse a Jiménez Becerril por un periodo de cinco años.

Los tres jueces del tribunal, presididos por Alfonso Guevara, consideran probado que Ullibarri atacó a Jiménez Becerril después de que la eurodiputada expresara públicamente su oposición a que se financiara con fondos públicos de la Junta de Andalucía el tratamiento de fertilización de la exmiembro del "comando Barcelona" de ETA Nerea Bengoa, presa en la cárcel de Córdoba, con la que el acusado, según reconoció en la vista oral, mantiene una relación de amistad.

También se considera probado que el origen del mensaje amenazador fue el ordenador de la casa de Vitoria en la que convivían Ullibarri y su compañera, Eva Montoya, quienes fueron detenidos el 15 de diciembre de 2010. El estudio del historial de navegación contenido en el disco duro del ordenador portátil que había en el domicilio ha demostrado que el autor material del mensaje fue el procesado.

La sentencia dictada hoy señala que Ullibarri, tras visitar en su ordenador una noticia que daba cuenta de la oposición de Jiménez Becerril al tratamiento de fertilidad de la etarra Bengoa, accedió a la página en Internet de la eurodiputada y, a través de la cuenta de correo electrónico “kakakulo@gmail.com”, le dejó el citado mensaje.

“Las conclusiones periciales llevan a la Sala a tener por acreditado que el mensaje humillante hacia la persona de Teresa Jiménez Becerril se remitió desde el domicilio del acusado y a través de uno de sus ordenadores portátiles, siendo dicho acusado la persona que realizó el contacto vía internet”, concluyen los magistrados.

En el juicio, que tuvo lugar la semana pasada, Jiménez Becerril explicó que la amenaza de muerte que recibió le hizo temer por su seguridad y la de su familia. “Para nosotros llueve sobre mojado, en mi casa eso está a flor de piel”, dijo.

El acusado, por su parte, negó los hechos y dijo sentir “respeto” por la hermana del concejal Alberto Jiménez Becerril, asesinado por ETA en 1998. “Jamás se me ocurriría ofender a una persona como Jiménez Becerril, que ha tenido la desgracia de perder a unos familiares”, señaló.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris