Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

Posada decide no cerrar las puertas del hemiciclo durante las votaciones

Agencias
@DiarioSigloXXI
martes, 21 de febrero de 2012, 12:46 h (CET)
MADRID, 21 (SERVIMEDIA)



El presidente del Congreso, Jesús Posada, ha comunicado hoy a la Junta de Portavoces de la Cámara Baja su decisión de que a partir de ahora no se cierren las puertas del hemiciclo durante las votaciones, según indicaron a Servimedia fuentes parlamentarias.

Tradicionalmente, el presidente del Congreso ordenaba a los ujieres el cierre de las puertas de acceso antes del inicio de la votación, de manera que los diputados que llegaban tarde no podían acceder al Pleno.

La orden de cierre venía precedida de unos minutos durante los cuales se hacía sonar un timbre audible desde todos los rincones de la Cámara Baja, que era la señal para que los parlamentarios que se encontraban en sus despachos ocuparan sus escaños.

Esta norma ha sido fuente de no pocas fricciones entre la Presidencia y los grupos parlamentarios, cuando sus miembros llegaban tarde y se quedaban a las puertas del hemiciclo sin poder votar.

Ahora, Posada flexibiliza esta norma, de manera que las puertas no se cerrarán físicamente, sino que serán los ujieres los que indicarán a los parlamentarios la imposibilidad de entrar mientras una votación esté en curso.

En cambio, les permitirán el acceso al hemiciclo en los momentos que haya entre una y otra votación cuando hay varias seguidas.

Uno de los incidentes más recordados es el que el 16 de diciembre de 2010 protagonizó el entonces presidente de la Cámara, José Bono, quien acabó abroncando a los diputados rezagados que no pudieron votar en aquel Pleno.

Bono regañó a sus señorías por no asistir a los debates en su momento, les leyó el Reglamento para recordarles que su deber es estar en las sesiones y les dijo que "si asistieran, no tendrían que llamar a golpes a las puertas".

El tenso momento se vivió cuando el Congreso se disponía a votar la prórroga del estado de alarma por la crisis de los controladores aéreos, que finalmente salió adelante sin el apoyo del PP.

Las puertas del hemiciclo se cerraron cuando aún permanecían en los pasillos más de una decena de diputados "tardones", la mayoría del PP, que aporrearon las puertas mientras se quejaban a voz en grito.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris