Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

(Ampliación) Rubalcaba garantiza a Rajoy “voluntad de colaborar” contra la crisis

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 15 de febrero de 2012, 19:17 h (CET)
- Constata discrepancias “muy profundas” sobre la reforma laboral y ambos se dan de plazo hasta verano para renovar órganos constitucionales

MADRID, 15 (SERVIMEDIA)



El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, garantizó este miércoles al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, su “voluntad de colaborar” contra la crisis económica y ambos acordaron trabajar en los asuntos en los que puede haber aproximación, como la Ley de Estabilidad, aunque en otros se limitaron a constatar discrepancias “muy profundas”, como en la reforma laboral.

Cuatro horas de reunión con comida incluida entre el presidente del Gobierno y el líder de la oposición no arrojaron ningún acuerdo concreto, aunque Rubalcaba subrayó en rueda de prensa que el mero hecho de esa conversación “franca” y a “a fondo” es en sí mismo una buena noticia para los ciudadanos.

Rubalcaba insistió con Rajoy en la necesidad de que la Unión Europea “revise” el calendario del ajuste ante la constatación de que las economías se están parando, algunas han entrado ya en recesión, y los recortes por sí solos únicamente entorpecerán la recuperación.

No quiso desvelar lo que Rajoy piensa al respecto pero aseguró que el presidente escuchó “atentamente” sus reflexiones y se mostró convencido de que esa revisión se abrirá paso.

Hay “coincidencia total”, eso sí lo reconoció, en la “urgencia” para garantizar la solvencia de Grecia y que ese país permanezca en el euro, porque las dudas pesan “como una losa” sobre las demás economías, particularmente sobre la española.

Desde el Gobierno explicaban después que Rajoy trasladó a Rubalcaba su preocupación por la situación de la economía española y la perspectiva de decrecimiento de la zona euro.

La competitividad y la equidad son los dos objetivos con los que el PSOE quiere luchar contra la crisis y que Rubalcaba defendió ante Rajoy, con un tono constructivo en el que quiso plasmar su oposición “útil” y sin siquiera entrar en la polémica por las supuestas sospechas de la Comisión Europea respecto a los datos de déficit de 2011.

La superación de la crisis es el gran objetivo y, junto a ello, ambos reafirmaron la consideración de las políticas exterior, de defensa y antiterrorista como “de Estado” y por tanto objeto de acuerdo. “Es la firme voluntad que ambos tenemos”, afirmó.

En política antiterrorista, la posición de los dos es clara. No hay violencia pero ETA sigue “existiendo” y el objetivo del Estado, del Gobierno y de la oposición, es que “desaparezca”. “Quedan pasos por dar y estamos dispuestos a darlos junto al Gobierno”, dijo Rubalcaba.

PACTO DE ESTABILIDAD Y SISTEMA FINANCIERO

El PSOE mantiene “objeciones” al texto con el que el Gobierno ha redactado el proyecto de Ley de Estabilidad Presupuestaria por entender que no respeta el acuerdo alcanzado en la pasada legislatura pero ambos se comprometieron a trabajar para que aquel pacto no se rompa.

También trabajarán conjuntamente en la reforma del sistema financiero, y de hecho Rubalcaba confirmó a Rajoy el respaldo del PSOE al decreto que se convalidará en el Parlamento.

Rajoy aceptó la propuesta de Rubalcaba de crear un grupo de trabajo entre el Gobierno y el PSOE para preservar la ciencia y la innovación de las “inclemencias presupuestarias” bajo la convicción de que son determinantes para el futuro de la economía española.

El asunto más espinoso sobre la mesa fue la reforma laboral, donde no pudieron más que constatar la “muy profunda” discrepancia expresada ya en público, y ante la que el PSOE presentará una enmienda a la totalidad.

El PSOE no renuncia a presentar alternativas e intentar cambiar el texto en su trámite parlamentario, pero las posiciones son “enormemente distantes” y el margen de acuerdo es casi nulo. “No se pueden poner paños calientes”, reconoció Rubalcaba.

Rubalcaba le expresó, además, su desacuerdo con las reformas anunciadas por varios ministros y que el PSOE entiende como retrocesos en derechos y libertades, y en esos ámbitos le garantizó que los socialistas lucharán “con uñas y dientes” por mantener los avances.

Otro de los asuntos que quedaba pendiente, la renovación de órganos constitucionales, volvió a quedar para más adelante, esta vez con el compromiso de cerrarlo antes del final de este periodo de sesiones, es decir, junio, para que puedan funcionar a partir de ahí “a pleno rendimiento”.

Se trata del Tribunal Constitucional, del Consejo de RTVE, del Tribunal de Cuentas y del Defensor del Pueblo, y Rubalcaba aseguró que no se pusieron nombres sobre la mesa. “Ya lo haremos”.

Desde el Gobierno apuntan que la negociación no es un bloque y que el acuerdo es más fácil en unos casos y más difícil en otros, por lo que no tendrían por qué cerrarse al mismo tiempo. La intención de los dos es llevar personalmente esa negociación, sin perjuicio de que puedan delegar en sus colaboradores algunos contactos.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris