Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Economía

(Ampliación) Reforma laboral. CEOE afirma que el despido en España sigue siendo peor para el empresario que en los grandes países europeos

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 15 de febrero de 2012, 18:21 h (CET)
- No obstante, valora la reforma como "positiva, bien orientada y en la buena dirección"

MADRID, 15 (SERVIMEDIA)



El presidente de CEOE, Juan Rosell, afirmó este miércoles que, a pesar de las mejoras que introduce la reforma laboral, las condiciones de despido en los principales países europeos siguen siendo "más favorables para el empresario" que en España.

En rueda de prensa, Rosell señaló que los cambios introducidos por la reforma en materia de despido "va en línea con Europa", al fijar causas objetivas "claras y concretas" y con "importes parecidos" a los del resto de países del continente.

Sin embargo, agregó que todavía hay "muchos países", entre los que se incluyen "los cuatro grandes países de Europa", en los que "la salida del empleo son mucho más favorables para los empresarios".

No obstante, para el responsable de la organización empresarial era "urgente" que el Gobierno acometiera una "reforma de este calado", que "en su conjunto es positiva, está bien orientada y va en la buena dirección".

El presidente de CEOE afirmó que la situación de la economía española es de "total emergencia" por lo que "requiere medidas y acciones para combatir el primer problema del país, que es la destrucción de empleo".

Ante esta situación "tan alarmante", Rosell defendió que se puede mantener una postura "complaciente y no hacer nada", lo que sería una "absoluta y tremenda irresponsabilidad"; o se podía "coger el toro por los cuernos", como, en su opinión, ha hecho el Gobierno.

VIENTOS FAVORABLES

A pesar de valorar la reforma, el presidente de CEOE admitió que "no va a crear empleo mañana por la mañana, pero sí cuando los vientos para la creación de sean favorables", y añadió que los empresarios habrían "ido más allá" en algunos temas, principalmente los ligados a la flexibilidad y a la negociación colectiva.

En una línea similar, el presidente de Cepyme, Jesús Terciado, añadió que hay "algunos elementos mejorables", como el "excesivo" tiempo que en su opinión se da en la aplicación de los convenios colectivos tras concluir su vigencia (dos años), o lo referido al arbitraje en caso de conflicto con los trabajadores. En este último caso, defendió que es mejor el modelo pactado en el acuerdo de negociación colectiva con las organizaciones sindicales.

Sí que subrayó Rosell que en opinión de la patronal no hay elementos inconstitucionales en la reforma, algo que sí que denuncian los sindicatos.

De esta forma, apuntó que los empresario "tenemos un conjunto de cosas que queremos aclarar" en el trámite parlamentario de la reforma, con el objetivo de que "todo quede claro para todos, incluidos los jueces" que son los que tendrán que decidir en caso de discrepancias con los trabajadores.

NO ES UN TRAJE A MEDIDA

Otro aspecto que la patronal echa en falta, aunque según Rosell no es una reivindicación "de bandera" de la patronal, es una rebaja de cotizaciones, lo que, en su opinión, demuestra que la reforma no es un "traje a medida" de los empresarios.

En cuanto a los aspectos en los que la reforma puede entrar en conflicto con el acuerdo sobre negociación colectiva alcanzado con los sindicatos, Rosell aseguró que "cumpliremos lo que firmamos", aunque añadió que "tendremos que adaptarnos" a lo establecido por el Gobierno. "Habrá que buscar un equilibrio", dijo.

Por otro lado apuntó que a los empresarios "no nos gustan las bonificaciones" a la contratación, pero añadió que "es una apuesta del Gobierno".

Sobre la posibilidad que introduce la reforma de que los empresarios se bonifiquen el 50% de la prestación por desempleo que le quede al parado cuando lo contratan, Rosell defendió que "no es un invento del Gobierno español, sino que existe en Europa".

No obstante, admitió que habrá algunos (los parados que aún tienen prestación) "que estarán más beneficiados, sin duda", pero añadió que "lo importante es crear empleo".

Por último, se refirió a la ley que regula las huelgas en España, que data del año 1979. Para Rosell es necesario reformarla "lo más rápidamente posible, pero tranquilamente" en lo referido a los servicios públicos, ya que no puede ser que "por defender los derechos de algunos machaquemos los derechos de muchos".

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris