Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Autonomías

Madrid. Denuncian redadas policiales inconstitucionales y racistas contra inmigrantes en Madrid

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 27 de julio de 2011, 13:31 h (CET)
- Las Brigadas Vecinales de Observación de los Derechos Humanos estudian acudir a los tribunales

MADRID, 27 (SERVIMEDIA)



Las denominadas Brigadas Vecinales de Observación de los Derechos Humanos denunciaron este miércoles la existencia de controles de identidad "inconstitucionales, racistas, xenófobos y clasistas" por parte de la policía a ciudadanos extranjeros en Madrid.

Así lo ponen de manifiesto en el informe "Controles de identidad racistas en Madrid 2010-2011", que presentaron en rueda de prensa y en el que realizan un exhaustivo análisis de este tipo de prácticas.

Según estas brigadas vecinales, a pesar de la continua negación por parte de los poderes públicos de que esto suceda, lo cierto es que en la capital madrileña la policía realiza "controles sistemáticos discriminatorios, clasistas, ilegales y xenófobos" sobre la población extranjera.

El informe destaca que se está produciendo una constante persecución de inmigrantes en situación administrativa irregular y que el tipo de redada más habitual no implica un gran despliegue policial, sino que se caracteriza por una especial discreción y una escasa visibilidad, lo que singifica que los agentes suelen ir de paisano para buscar el factor sorpresa y la impunidad ante lo inconstitucional de su actividad.

El estudio explica también que las redadas tienen lugar en espacios de tránsito de personas como las inmediaciones de los transportes (entradas y salidas del Metro, intercambiadores, estaciones, etcétera), aunque también en la vía pública y en lugares de encuentro.

DETENCIONES PREVENTIVAS

Denuncia igualmente el informe que estos controles suelen derivar en detenciones preventivas y traslados a dependencias policiales de personas con la documentación en regla que no habían cometido ningún delito en el momento de su identificación.

Los responsables del estudio sostienen que este tipo de prácticas generan un estado de sospecha en relación con el inmigrante, así como su estigmatización. Apuntan que la justificación para realizar las redadas es que los agentes reciben órdenes de sus superiores y que se trata de prevenir la comisión de delitos.

Según el informe, estos controles de identidad tienen una importante influencia en la vida cotidiana de los ciudadanos, ya que afectan al espacio público y a todas las personas que lo habitan, así como a sus desplazamientos, además de truncar los proyectos de vida de muchas personas y familias extranjeras.

En este sentido, sus autores indicaron que las redadas acaban por producir sobre determinadas personas una cierta interiorización del miedo a ser interceptados por la policía, haciendo que muchos ciudadanos se vean obligados a desarrollar tácticas para evitarlas mediante la fuga o el escapismo.

Tras señalar que en muchas ocasiones se ha obstaculizado la labor de las brigadas vecinales, manifestaron que en estos momentos están estudiando la posibilidad de emprender acciones jurídicas contra dichas prácticas policiales, que, insisten, son ilegales y atentan contra los derechos fundamentales de las personas.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris